Suscripcion Gratis

Reciba la predicacion de la semana en su casilla de correo electrónico.
 

 

Su Email:

Ofrecido por: FeedBurner

 

Depues de confirmar en pantalla, recibirá un email de confirmación. Clic el hiper-vinculo para terminar el proceso de suscripción.

Enfrentando los gigantes

AddThis Social Bookmark Button

cuando leemos los versículos del 12-37, vemos que alguien finalmente tuvo el valor para enfrentarse a éste tirano. Dile a la persona que tienes a tu lado: David dio el paso al frente. Pero quiero que nos fijemos bien en lo que sucedió cuando él dio ese pasó al frente.

1 Samuel 17:38-39-Y Saúl vistió a David con sus ropas, y puso sobre su cabeza un casco de bronce, y le armó de coraza. 39Y ciñó David su espada sobre sus vestidos, y probó a andar, porque nunca había hecho la prueba. Y dijo David a Saúl: Yo no puedo andar con esto, porque nunca lo practiqué. Y David echó de sí aquellas cosas.

¿Se pueden imaginar la sorpresa del rey en ésta situación? Estoy seguro que el rey se quedo completamente sorprendió al ver como solamente éste joven estaba dispuesto a enfrentar al gigante. Pensemos en esto por un breve momento. El rey tenía un ejército de soldados, pero ninguno de ellos tuvo el valor de aceptar el reto. Pero no solo no tuvieron el valor de aceptar el reto, sino que cuando leemos la historia completa de éste acontecimiento encontramos que ellos trataron de convencer a David de que no lo hiciera. Trataron, pero no pudieron. ¿Saben por qué no pudieron? No pudieron porque David tenía algo que ellos no tenían. David tenía fe y una confianza absoluta en Dios, y al ver que no podían convencerle de que abandonara el reto, ellos le vistieron con la mejor armadura que tenían para que se enfrentase al combate.  Ahora pregunto: ¿le suena algo de esto conocido a alguien aquí? En realidad esto es algo que nos debe sonar conocido a todos.

Digo que lo que aconteció nos debe sonar conocido a todos porque la realidad del caso es que muchos de nosotros actuamos de la misma manera que actúo el rey en éste instante. En otras palabras, al enfrentarnos a esos gigantes, tratamos de pelear con nuestra propia fuerza, y nos cubrimos con nuestra propia armadura. ¿De qué armadura les hablo? Les hablo de nuestra fuerza de voluntad, determinación, y orgullo. Nos ponemos ésta armadura que NO nos sirve. No nos sirve porque sin el poder de Dios, nosotros nunca podremos derrotar la obra del enemigo en nuestra vida. Sin la asistencia de Dios, nunca podremos derrotar a esos gigantes que tratan de separarnos de las bendiciones de Dios. Y es por eso que les digo en el día de hoy que como cristianos genuinos, es hora de comenzar a seguir el ejemplo de David. Es hora de quitarnos esa armadura que NO nos sirve, esa armadura que nos limita y NO permite que nos podamos mover libremente. Como fieles seguidores de Cristo tenemos que aprender a confiar en la voluntad y poder de Dios. Como les dije hace un instante, nosotros no peleamos una guerra física, sino una guerra espiritual, lo que quiere decir que las armas que tenemos que emplear para defendernos y conquistar no pueden ser carnales. La realidad de todo es que todo tipo de solución humana simplemente no funciona. Todo tipo de solución humana no derrota a los gigantes que se levantan en contra de nosotros en nuestra vida, y es por eso que Dios nos indica a que actuemos completamente diferente. ¿Cómo desea Dios que actuemos? Para contestar ésta pregunta examinemos lo que sucedió a continuación.

1 Samuel 17:40- Y tomó su cayado en su mano, y escogió cinco piedras lisas del arroyo, y las puso en el saco pastoril, en el zurrón que traía, y tomó su honda en su mano, y se fue hacia el filisteo.

Cuando comenzamos con nuestro estudio vimos que el gigante había desmoralizado al ejército de Israel. Él les había intimidado y había causado gran temor entre ellos, pero como podemos ver, las cosas estaban a punto de cambiar drásticamente. Digo esto porque cuando leemos los versículos del 41-44vemos que ahora el gigante era quien había sido desmoralizado. Vemos que ahora el gigante era quien estaba insultado.  Pensemos en como esto sucedió.

El ejército de Israel estaba acampado cerca del ejército de los filisteos, y contenía un buen número de hombres. Pero ninguno de los hombres de guerra salio a confrontar al gigante. Ellos enviaron a un joven, pero no solo habían enviado a un joven, sino que le habían enviado al combate con solo una vara de pastor y una honda. David no tenía en sus manos una espada; él no tenía un escudo; David no tenía puesto ninguna armadura. Esto causo gran indignación en los ojos del gigante, después de todo, ¿cómo se atrevían ellos a enviar a un niño a hacer el trabajo de un guerrero? La indignación que el gigante sintió fue tan grande causo que no se diera cuenta de que David no tenia necesidad de ningún arma forjada por el hombre. El gigante no se dio cuenta de que David ejercía el arma más poderosa que existe en el universo. David tenía la unción de Dios. El gigante trato de insultarle, de intimidarle, pero David le dijo: “…Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado. 46Jehová te entregará hoy en mi mano, y yo te venceré, y te cortaré la cabeza, y daré hoy los cuerpos de los filisteos a las aves del cielo y a las bestias de la tierra; y toda la tierra sabrá que hay Dios en Israel. 47Y sabrá toda esta congregación que Jehová no salva con espada y con lanza; porque de Jehová es la batalla, y él os entregará en nuestras manos. (1 Samuel 17:45-47).

¿Vieron que fantástico esto? Con esto aquí, David le dijo cuatro cosas bien importantes. David  le dijo: "el tiempo de hablar se acabo;" "no habrá ningún tipo de negociación;” “no me rendiré y no correré;" "tu no me puedes intimidar." ¿Qué sucedió cuando David le dijo estas cosas al gigante? Fíjense bien: “…Y aconteció que cuando el filisteo se levantó y echó a andar para ir al encuentro de David, David se dio prisa, y corrió a la línea de batalla contra el filisteo. 49Y metiendo David su mano en la bolsa, tomó de allí una piedra, y la tiró con la honda, e hirió al filisteo en la frente; y la piedra quedó clavada en la frente, y cayó sobre su rostro en tierra. (1 Samuel 17:48-49).  Lo que sucedió fue absolutamente magnifico. Y quiero que notemos que David no camino o trato de emplear una táctica militar para enfrentar al gigante; David corrió hacia él. Dile a la persona que tienes a tu lado: David le fue de frente. ¿Por qué pudo David irle de frente al gigante? David pudo irle de frente porque él había depositado toda su confianza en Dios. Hermanos, la fe genuina es agresiva; la fe genuina es activa; la fe genuina es actuar en base de confiar en Dios absolutamente y estar seguros que Él vencerá cualquier situación.

Para concluir. Estoy seguro que algunos se deben estar preguntando: ¿si David tenía tanta fe entonces por qué recogió cinco piedras en vez de solo una? Pero la razón por la que algunos hacen esa pregunta es porque desconocen que Goliat tenia cuatro hermanos (2 Samuel 21:15-22) y si era necesario, David les mataría a ellos también. Esto es lo que nosotros tenemos que estar listos para hacer. Podemos estar frente a un gigante, problemas que aparentan ser invencibles, enfermedades, personas, circunstancias, vicios, o cualquier otra cosa. Pero tenemos que estar listos para pelear. Recordemos que se nos ha garantizado la victoria, y todo lo que tenemos que hacer es tomarla. Tenemos que movernos en oposición a los gigantes, no importa lo que sea. Tenemos que confiar que Dios los derribara, y que nos moveremos a través de cualquier situación a un lugar de victoria.

Aviso Legal

Todo material encontrado en este directorio cristiano está protegido por las leyes de Derechos de Autor (Copyright). Usted puede usar todas las predicaciones cristianas, bosquejos, estudios bíblicos, y mensajes cristianos encontrado en nuestro índice para predicar, y o enseñar en su iglesia o congregación. Copiar y reproducir los mensajes cristianos, predicaciones cristianas, y estudios bíblicos, sea imprimido o de forma electrónica (publicación en otros sitios en el Internet) está completamente prohibido. Copiar y reproducir el material encontrado en nuestro índice es plagio, y el plagio es robo. No permita que Satanás le mienta y le convierta en ladrón.

 

“…¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios…” 1 Corintios 6:9-10

Usuarios en Línea

Usuarios en línea

Buscador



Le invitamos a que nos visite

El Nuevo Pacto
50 W 29 Street
Hialeah, Florida
Para más información llamar a: (305) 885-6534

Servicio: Domingo - 11:00 a.m.

Top 5 Hosting Review