Suscripcion Gratis

Reciba la predicacion de la semana en su casilla de correo electrónico.
 

 

Su Email:

Ofrecido por: FeedBurner

 

Depues de confirmar en pantalla, recibirá un email de confirmación. Clic el hiper-vinculo para terminar el proceso de suscripción.

Del corazón de los hombres

AddThis Social Bookmark Button

Deseo iniciar el servicio de hoy haciendo una pregunta: ¿qué es lo más difícil de controlar en nuestra vida? Cuando reflexionamos en ésta pregunta por un momento, creo que todos llegaremos a la conclusión que lo más difícil de controlar en nuestra vida es nuestra mente. Digo esto porque controlar nuestros pensamientos en ocasiones se nos hace muy difícil, sino casi imposible. Esto sucede porque en la mayoría de los casos nosotros nos dejamos controlar por nuestras emociones o impulsos, lo que en casi toda ocasión nos conduce a que le faltemos a Dios. Ahora pregunto: ¿sucede esto por coincidencia? La respuesta en NO. La realidad de todo es que nuestra mente es el campo principal de batalla en la guerra espiritual. Digo esto porque los poderes de las tinieblas trataran de utilizar nuestra mente, sembrando en ella ideas o pensamientos malos que eventualmente nos alejaran de la presencia de Dios. Pensamientos que si no controlamos, reprendemos y remplazamos con pensamientos puros, tarde o temprano, nos conducirán a pecar. Es por eso que hoy deseo que exploremos éste campo de batalla, en el cual muchos caen heridos o muertos en el espíritu. Así que pasemos ahora a la Palabra de Dios..

Marcos 7:20-23 - Pero decía, que lo que del hombre sale, eso contamina al hombre. 21Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, 22los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, la soberbia, la insensatez. 23Todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre..

Lo primero que deseo que notemos en estos versículos es la palabra “corazón.” Ésta palabra es usada en la Biblia para describir éste órgano tan importante en nuestro cuerpo, pero también es usada para describir lo más importante de nosotros. Es usada para describir nuestra manera de pensar, y nuestra manera de ser. En otras palabras nuestra manera de ser internamente, es decir, esos pensamientos e ideas que solo nosotros y Dios conocemos. En estos versículos el Señor nos enseña que el campo principal de batalla es nuestra manera de pensar. Digo esto porque como todos nosotros sabemos, una persona puede pensar de cierta manera, pero actuar completamente diferente. Creo que todos aquí somos más que capaz de engañar a cualquiera, pero les puedo asegurar que nunca podremos engañar a Dios. Y esto es algo que queda claramente declarado en Gálatas 6:7 cuando leemos: “No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.” Dile a la persona que tienes a tu lado: Dios nos puede ser burlado..

Una de las cosas que más confunde al creyente hoy en día es el tema de las pruebas y la  tentación. Les puedo decir que en numerosas ocasiones he escuchado esa pregunta que muchos nos hacemos: ¿cuál es la diferencia? La diferencia es que las pruebas originan de Dios y siempre sirven un propósito. ¿Qué propósitos sirven las pruebas? Las pruebas sirven para edificarnos, enseñarnos y acercarnos más a Dios. Así que podemos concluir confiadamente que las pruebas no nos tientan a pecar. Las pruebas no nos tientan a pecar porque la tentación nunca origina de Dios. Esto es algo que queda claramente declarado en Santiago 1:13 cuando leemos: “ cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie.” Dile a la persona que tienes a tu lado: Dios no tienta a nadie..

Del otro lado de la moneda tenemos la tentación, y esto es algo que origina de nuestro enemigo con solo un propósito, y éste propósito es alejarnos de la presencia de Dios. Esto es algo que queda bien ilustrado en la parábola del sembrador como encontramos en Lucas 8:12 cuando leemos: “Y los de junto al camino son los que oyen, y luego viene el diablo y quita de su corazón la palabra, para que no crean y se salven.” La tentación es algo que llega a nuestra mente, y si no tenemos cuidado hará morada en nuestro corazón. Nosotros somos tentados cuando acaloramos y acogemos esos malos deseos que nos  arrastran y seducen. Esto es algo que queda bien claro en Santiago 1:14 cuando leemos: “…sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido.” El problema que existe es que los deseos son poderosos. Ahora bien, con esto no les estoy diciendo que todos nuestros deseos son malos, pero si les digo que algunos de ellos si lo son.  Y es por eso que si queremos conducir una vida victoriosa entonces tenemos que aprender a reconocer la diferencia..

En estos versículos que estamos estudiando hoy, vemos claramente que Jesús nos advierte que no nos dejemos controlar por los deseos. Y Él nos advierte esto porque la realidad de todo es que una persona no puede ser tentada si el deseo no existe en su corazón. En otras palabras, no podremos ser seducidos al no ser que la lujuria, lascivia, y otros malos pensamientos todavía existan en nuestro corazón.   Es por eso que al presentarse ciertas situaciones siempre debemos analizarlas mirándolas a través de los ojos de Dios y no los nuestros.  Digo esto porque en nuestra propia opinión las cosas pueden aparentar como inofensivas o buenas, pero cuando lo miramos a través de los ojos de Dios entonces descubrimos algo completamente opuesto. Es por esto que en Proverbios 14:12 encontramos que se nos dice: “Hay camino que al hombre le parece derecho; Pero su fin es camino de muerte.” Tenemos que examinar las situaciones cuidadosamente, nunca olvidándonos que Dios no causa la tentación, y recordando que Él si nos ha hecho una promesa sobre ellas. Su promesa la encontramos en 1 Corintios 10:13 cuando leemos: “No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar.”  .

Aviso Legal

Todo material encontrado en este directorio cristiano está protegido por las leyes de Derechos de Autor (Copyright). Usted puede usar todas las predicaciones cristianas, bosquejos, estudios bíblicos, y mensajes cristianos encontrado en nuestro índice para predicar, y o enseñar en su iglesia o congregación. Copiar y reproducir los mensajes cristianos, predicaciones cristianas, y estudios bíblicos, sea imprimido o de forma electrónica (publicación en otros sitios en el Internet) está completamente prohibido. Copiar y reproducir el material encontrado en nuestro índice es plagio, y el plagio es robo. No permita que Satanás le mienta y le convierta en ladrón.

 

“…¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios…” 1 Corintios 6:9-10

Usuarios en Línea

Usuarios en línea

Buscador



Le invitamos a que nos visite

El Nuevo Pacto
50 W 29 Street
Hialeah, Florida
Para más información llamar a: (305) 885-6534

Servicio: Domingo - 11:00 a.m.

Top 5 Hosting Review