La realidad es que todos aquí hemos desarrollado una zona de comodidad en nuestra creencia, y en la iglesia donde nos sentimos seguros. Y en muchas ocasiones esta comodidad ha conducido a muchos a que no estén dispuestos a avanzar más allá.

La mayoría de los cristianos han desarrollado una zona de confort en asistir a los cultos de la iglesia, han desarrollado un área se seguridad al participar en las actividades, pero cuando llega el momento de cumplir con el mandato que el Señor nos ha entregado, existen muy pocos que están dispuestos a abandonar nuestra zona de seguridad, y asumir nuestra posición en el campo de batalla. Y es por eso que hoy te llamo a que reflexiones.

Si encuentras que no estás dispuesto a asumir tu posición en el campo de batalla, recuerda que Dios no te ha llamado a atrincherarte para defender la fe, sino que te ha llamado a que asumas tu posición en el campo de batalla, y que ataques las fuerzas del enemigo.

Haga clic para iniciar el audio. El audio puede tardar unos segundos en cargar, todo depende de la velocidad de su conexión.

Anuncios