A todo cristiano fiel se le ha encargado obrar para el reino de Dios, perseverar en la santidad, no desanimarse, y siempre guardar la sana doctrina. 

Cuando abrimos nuestros ojos espirituales, y tomamos el tiempo de mirar a nuestro alrededor, no es difícil determinar, que la descripción que Pablo utiliza en los versículos que estamos analizando hoy, describe muy bien a muchos hoy en día.

Es más, yo me atrevo a decir que todos nosotros aquí, podemos pensar de por lo menos una persona que queda bien descrito con las palabras de Pablo.

Anuncios