Los seres humanos no siempre estamos dispuestos a esperar en el tiempo de Dios. La realidad es que esperar en Dios es algo que en ocasiones causa gran frustración. ¿Por qué?

Yo diría que y la razón principal es porque se nos agota la paciencia.

Así que hoy vamos a explorar lo que la palabra nos dice acerca del tiempo de Dios.