Predicaciones en Audio

Existen muchos que no predican la verdad de Dios porque en ocasiones, la verdad de Dios duele.

En ocasiones, la verdad de Dios es difícil de aceptar, y como todos nosotros, y todo cristiano fiel sabe, declarar la verdad de Dios causara que perdamos amistades, y familiares, y hasta puede causar que se vacié una congregación.

Pero no obstante las circunstancias o consecuencias que la verdad de Dios pueda producir, la verdad de Dios tiene que ser predicada, y tiene que prevalecer siempre.

Anuncios