Predicas Cristianas en Audio

En esta era moderna en que vivimos, yo diría que el tiempo es una comodidad muy valiosa.  Es por eso que cuando pedimos algo de alguien, no es fuera de lo común escuchar “no puedo porque no me alcanza el tiempo.”

Estoy seguro que esto es algo que muchos de nosotros, sino todos, hemos dicho en cierta situación.  Yo les puedo decir que yo lo he dicho no en una o dos ocasiones, sino en numerosas ocasiones.

Una cosa interesante acerca del tiempo es que ninguno de nosotros podemos hacer tiempo; en otras palabras, ninguno de nosotros podemos añadir ni un segundo a un minuto, ¿verdad?  Y quizás esto mismo es lo que nos frustra en ocasiones, porque todos quisiéramos tener más tiempo, pero como les acabo de decir, el tiempo es de Dios y ninguno de nosotros podemos ni tan siquiera añadir un milésimo de segundo a nuestra vida [1].

Anuncios