Predicas en Audio

Una gran realidad es que ninguno de nosotros podemos detener lo que está aconteciendo en el mundo.  Las guerras, los conflictos armados, la violencia, la depravación moral, la destrucción de los principios familiares, el desamor a Dios, la apostasía, y todas las otras demás cosas que están aconteciendo son cosas que se nos han advertido que sucederán [7].

Y como todos sabemos, por mucho que algunos de nosotros tratemos, ninguno podrá detener la palabra de Dios [8].  Esto es algo que el Señor nos dice claramente en Mateo 24:35 cuando leemos: “…El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán…”

Pero si no existe nada que podamos hacer para cambiar, y/o detener lo que está aconteciendo, ¿qué podemos hacer nosotros?  Continuemos ahora con nuestro estudio de hoy para descubrir la respuesta.

 

Anuncios