MP3 Cristianos

Aquí vemos que la palabra nos dice: “…Yo les mostraré a qué es semejante todo aquel que viene a mí y oye mis palabras y las hace. 48 Es semejante a un hombre que, al edificar una casa, cavó profundo y puso los cimientos sobre la roca. Y cuando vino una inundación, el torrente golpeó con ímpetu contra aquella casa y no la pudo mover porque había sido bien construida…” (verss.47-48).

¿Qué nos está tratando de enseñar el Señor con esto? Lo que el Señor nos está enseñando con esto, es que la fundación sobre la que tenemos que edificar es la verdad de Dios; y que nuestra obediencia es lo que solidifica esa fundación.

Digo esto porque como podemos apreciar, el Señor no hizo distinción acerca de las casas. Él no dijo que una casa era de dos plantas, y que la otra era de una, o cosa similar. Esto quiere decir que la apariencia externa de las casas no es la clave, sino que la clave son los cimientos.

Anuncios