La realidad es que existen numerosas congregaciones cristianas donde los líderes no están completamente unidos, y existe discordia entre los miembros de la congregación.  Y algo completamente real es que el mundo está lleno de falsos maestros, que predican y enseñan herejías.  ¿Por qué les he recordado estas cosas?

La razón principal es porque como les he mencionado en otras ocasiones, queramos admitirlo o no, la mirada del mundo está puesta en cada uno de nosotros.

Todos los cristiano somos personas influénciales en este mundo.

Quizás esto es algo que no deseemos, ya que existe un incontable número de personas que no desean ser el centro de atracción, o líderes, pero de la manera que los cristianos vivimos y actuamos influencian a otras personas.

Anuncios