MP3 Cristianos

Agradezcamos a Dios la nueva identidad que Él nos ha dado. Agradezcamos a Dios los títulos que ahora tenemos, títulos que no nos merecíamos.

Seamos agradecidos a Dios por todo y en todo [12], pero especialmente por habernos entregado nuestra nueva identidad.

Una identidad que no merecíamos, sino que solo la pudimos obtener por gracia. Los títulos y nombres que recibimos en Cristo Jesús, son los mejores títulos o profesión que alguno pueda recibir. Así que proclamemos la verdad de Dios y el evangelio de Jesucristo a otros.