MP3 Cristianos

Quiero que prestemos mucha atención a esta advertencia que Pablo nos ha dejado aquí.  Como podemos apreciar, esta advertencia nos deja saber claramente de que es imposible que una persona que profese ser cristiana, pueda continuar comportándose de la misma forma que se comportaba antes de aceptar a Jesucristo.  Es completamente imposible y absurdo, pensar que podemos aceptar y participar en las cosas del mundo, y a la misma vez llamarnos cristianos.

Hermanos, sé que lo que les estoy diciendo son palabra fuertes.  Sé que son palabras que muchos pueden mal interpretar. También sé que son palabras que no muchos pastores están dispuestos a predicar, pero es hora de que dejemos de pasarle la mano al pecado, es hora de llamar las cosas por su nombre [4].

Al pecado, hay que llamarle pecado