Sermones Audibles

Como cristianos fieles, tenemos que seguir el ejemplo de Noé en nuestro vivir cristiano. Noé no permitió que las cosas del mundo interrumpieran su obediencia a Dios. Noé no permitió que las cosas de este mundo influenciaran de la manera que actuaba y se comportaba. Noé persevero en caminar en justicia, a pesar de vivir en un mundo de maldad. Noé no se desanimo, sino que hizo la voluntad de Dios. Noé hizo lo que Dios le había instruido sin dudar o titubear.

Aún no había comenzado a llover, Noé no estaba cerca de un puerto o del océano, pero Noé construyó el arca sin dudar ni un segundo.

Noé se mantuvo justo ante los ojos de Dios