La Bondad Puede Cambiar el Mundo

La Bondad Puede Cambiar el Mundo

Bosquejos Bíblicos Prédica de Hoy: La Bondad Puede Cambiar el Mundo

© José R. Hernández, Pastor
El Nuevo Pacto, Hialeah, FL. (1999-2019)

Bosquejos Bíblicos

Bosquejos Bíblicos Lectura Bíblica: Mateo 25:35-45

Introduction

¿Han notado cómo pequeños actos de bondad pueden cambiar el día de alguien? Ser benignos es como una luz que brilla en la oscuridad, un gesto que no cuesta nada pero vale mucho. Hoy, nos enfocaremos en cómo mostrar benignidad refleja el corazón de Cristo.

Según la declaración del Señor, cada acto de bondad que hacemos a los demás, lo hacemos a Cristo mismo. ¿Recuerdan cómo se sintieron la última vez que alguien les mostró bondad inesperadamente?

Ese calor que sintieron es el amor de Dios en acción. Dios nos llama a ser reflejos de su amor y misericordia en el mundo. En este sermón, exploraremos cómo podemos vivir diariamente este llamado divino.

¿Están listos para descubrir cómo pueden servir a Cristo a través de ser benignos? Les invito a abrir sus corazones y escuchar cómo podemos ser agentes de cambio en el mundo. Ahora, profundicemos en cómo la Escritura nos guía en este camino de benignidad.

I. La bondad como servicio a Cristo (vers. 40)

Ser benignos no es solo un acto; es un servicio a nuestro Señor. Cada vez que ayudamos a alguien, estamos sirviendo a Cristo directamente. ¿Pueden creer que algo tan simple como una sonrisa puede ser un servicio a Dios? Este punto nos enseña a ver más allá de las acciones.

a. Reconocer a Cristo en los demás

Ser benignos nos permite ver a Cristo en cada persona que encontramos.

  • Tratar a todos con respeto (Mateo 7:12)
  • Ofrecer ayuda sin esperar nada a cambio (Lucas 6:35)
  • Escuchar con empatía (Santiago 1:19)
  • Compartir palabras de aliento (1 Tesalonicenses 5:11)

b. Actos de bondad cotidianos

Los pequeños gestos pueden tener un gran impacto en la vida de las personas.

  • Sonreír a los demás (Proverbios 15:30)
  • Dar gracias diariamente (Colosenses 3:15)
  • Ofrecer asiento a alguien en necesidad (Hebreos 13:16)
  • Ayudar a alguien con su carga (Gálatas 6:2)

c. La bondad como forma de adoración

Cuando somos benignos es como una ofrenda agradable a Dios.

  • Servir a los demás con alegría (Romanos 12:11)
  • Compartir recursos con quien lo necesite (Hebreos 13:16)
  • Invitar a alguien a comer (Lucas 14:13-14)
  • Cuidar de los enfermos (Mateo 25:36)

II. Cultivar la bondad en la vida diaria (Gálatas 5:22)

Ser benignos es un fruto del Espíritu que debemos cultivar todos los días. ¿Cómo podemos hacer crecer este fruto en nuestras vidas? Vamos a ver algunas maneras prácticas.

a. Educación en la bondad

Aprender a ser benignos, es un proceso continuo.

  • Participar en grupos de estudio bíblico (Hechos 2:42)
  • Escuchar testimonios de actos de benignidad (Apocalipsis 12:11)
  • Pedir sabiduría en oración (Santiago 1:5)

b. Práctica diaria de la bondad

La benignidad se fortalece con la práctica.

  • Compartir con los vecinos (Lucas 10:34)
  • Voluntariado regular (1 Pedro 4:10)
  • Actuar con generosidad (2 Corintios 9:7)
  • Perdonar a los demás (Colosenses 3:13)

c. Superación de barreras para la benignidad

A veces, enfrentamos desafíos al tratar de ser benignos.

  • Superar el egoísmo (Filipenses 2:3)
  • Resistir al juicio hacia los demás (Mateo 7:1)
  • Vencer el miedo al rechazo (2 Timoteo 1:7)
  • Trabajar en la paciencia (Colosenses 1:11)

III. Tomar la iniciativa para mostrar bondad (1 Juan 3:18)

La benignidad requiere acción, no solo buenas intenciones. Debemos tomar la iniciativa para ser verdaderamente benignos.

a. Ser proactivo en la benignidad

No esperemos a que otros den el primer paso.

  • Iniciar proyectos de ayuda (Santiago 2:15-16)
  • Ofrecer tiempo a causas benéficas (Efesios 5:16)
  • Motivar a otros a ser benignos (Hebreos 10:24)
  • Ser un ejemplo de benignidad (Tito 2:7)

b. Enfrentar la indiferencia con bondad

La indiferencia puede ser un gran obstáculo para la benignidad.

  • Escuchar activamente (Santiago 1:19)
  • Entender las necesidades ajenas (Filipenses 2:4)
  • Actuar sin esperar reconocimiento (Mateo 6:1)
  • Promover la inclusión y la aceptación (Romanos 15:7)

c. Bondad en tiempos difíciles

Mostrar benignidad incluso cuando es difícil.

  • Consolar en tiempos de tristeza (2 Corintios 1:4)
  • Mantener la integridad bajo presión (1 Pedro 3:16)
  • Dar sin esperar retorno (Lucas 14:12-14)
  • Apoyar a los que sufren injusticia (Proverbios 31:8-9)

Applicación

Hoy hemos explorado varias formas en que podemos mostrar bondad en nuestra vida diaria. Les animo a tomar una decisión hoy para ser más benignos. ¿Cómo pueden empezar esta semana a practicar estos actos de bondad? Recuerden, cada pequeño gesto cuenta y tiene el poder de cambiar el mundo a nuestro alrededor.

Conclusion

En resumen, la bondad es una parte esencial de nuestra fe y un reflejo directo del amor de Dios. A través de los actos de bondad, servimos a Cristo, cultivamos el fruto del Espíritu y tomamos la iniciativa para hacer del mundo un lugar mejor. Espero que este mensaje les inspire a llevar la benignidad a todas partes que vayan. Que Dios los bendiga en su camino para convertirse en seres más benignos.

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *