Comunicación asertiva cristiana

II. Ser asertivos para hablar

«Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes» Efesios 4:29

Necesitamos aprender a medir nuestras palabras para lograr una comunicación asertiva. Así como no debemos escuchar a cualquiera, tampoco podemos decir cualquier cosa.

Anuncios

Nuestras palabras deben ser guiadas por el Señor, debemos estar confiados en que sus mensajes son los nuestros .

Sí queremos decir mensajes asertivos, debemos procurar que nuestros sentipensares sean iguales. Jesús nos enseña que las palabras son un reflejo de lo que llevamos dentro.

No hay «truco» para decir la verdad. Ella habla por sí sola, nosotros solo somos un vehículo. Lo que podemos hacer para que esto sea posible es llenar nuestro corazón de Dios.

Anuncios

«¡Generación de víboras! ¿Cómo podéis hablar lo bueno, siendo malos? Porque de la abundancia del corazón habla la boca»  Mateo 12:34

III. El poder de la comunicación asertiva

«Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado»  Mateo 12:37

Las palabras tienen poder de bendición o maldición. es por eso que es tan importante hablar con prudencia. Es poderoso para la obra de Dios que logremos tener una comunicación asertiva. Sí desatamos bendición sobre nuestros hermanos y ellos en la fe se vuelven a Cristo, hemos entendido correctamente Su misión.

Anuncios

Nuestra voz contiene un poder enorme, no lo desperdiciemos hablando cosas necias. Dios nos dio la capacidad de comunicarnos para usarla en Su servicio.

IV. ¿Cómo desarrollar una comunicación asertiva?

» Porque yo os daré palabra y sabiduría, la cual no podrán resistir ni contradecir todos los que opongan»  Lucas 21:15

Creer que por sí solos tenemos algo para decir, es un error. Las ideas maravillosas que habitan en nosotros no nos pertenecen. Ellas existen porque Dios lo permite, debemos aprender a comunicarlas de manera asertiva.

Anuncios

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *