Hombres con propósito

Bosquejos Bíblicos

Prédica de Hoy: Hombres con propósito

Bosquejos Bíblicos Lectura Bíblica: No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé. Juan 15:16

Hombres con propósito – Introducción

Por generaciones la cultura mundial estuvo fundamentada en el sexo masculino, dándole atributos, dominio y poder absoluto al hombre en todos los sentidos sociales. Literalmente la función de la mujer era solo de compañera u ama de casa. Esto trajo consecuencias que aun son causantes de diversas polémicas.

El nacer con privilegios sin una básica enseñanza de responsabilidad puede ocasionar distintos complejos los cuales se desarrollan de manera negativa, afectando ambas partes.

Hoy en día millones de hombres ya no quieren esa responsabilidad de proveedores de recursos y seguridad. Pero también existen millones de mujeres que anhelan la independencia o la autosuficiencia.

Sin una crianza equilibrada, ambos sexos llegaron a sus limites de tolerancia, explotaron en estrés, lo que genero el odio y rechazo en ser aprobados bajo la imagen que Dios aspira de nosotros.

Muchos empezaron a despreciar el diseño divino, adoptando un carácter inapropiado, el cual proviene de todas las presiones que pasaron de generación en generación.

Despropósito (Efesios 5:15-16)

La realidad moderna esta totalmente alejada de los estatutos bíblicos. Su afinidad es hacia el amor por la vida, los sentimientos de la humanidad, el dejar que todos seamos lo que llevamos por dentro sin ser señalados.

Esto, según la era actual, terminara con los problemas de retenciones, ansiedad, odio, dolor y estrés que llevan todos los que no pueden ser quienes “realmente son”.

Este tipo de pensamiento suena muy bonito. Un mundo más abierto, más comprensivo y abierto a diversas posibilidades. Sin embargo, hemos olvidado por completo que es imposible coexistir correctamente sin alguna norma que rija ciertos derechos, compromisos y responsabilidades. Un ejemplo podemos verlo con los diez mandamientos.

Las leyes que fueron entregadas por Dios a Moisés (Éxodo 31:18) vienen para establecer un orden para un pueblo que recientemente fue puesto en libertad, quienes solo conocían una vida de esclavitud en Egipto.

Al no conocer otro estilo de vida fue necesario que el Señor estableciera unas normas mínimas de convivencia. Dichas normas fueron creciendo conforme al crecimiento de la humanidad sin perder su esencia.

Los propósitos de Dios (1 Tesalonicenses 4:7)

Los propósitos de Dios deben estar por encima de cualquier norma establecida por el hombre. Antes de poder integrar cual pensamiento a nuestra sociedad, será vital que se compare a los pensamientos del Señor, con el fin de poder determinar si no están desvalorando la idea original de nuestro Padre para con sus hijos.

No es difícil darnos cuenta que el propósito del mundo es complacer al hombre y sus deleites, los cuales son propios de una carne que se ha posicionado sobre la guía del espíritu.

En todo caso quienes han dejado de un lado la dirección de Dios y le han dado acceso a estos nuevos regímenes que evaden la responsabilidad del hombre y la mujer terminan caminando de espaldas al Señor.

Toda alteración de la verdad tiene consecuencias (Mateo 23:27)

El fundamento para quitar responsabilidades es el factor principal de la decadencia de la sociedad. Si bien es cierto que muchos padres abusaron son el uso de la autoridad, y otros ni siquiera estuvieron presentes para guiarnos.

Ninguno esta exento de responder por cada acción o inacción cometida. Solo Cristo es nuestro defensor en esta situación, pero no limita nuestra responsabilidad individual.

Una sociedad frágil, débil, corrupta, cuyos métodos son fundados bajo ensayo y error, esto es el resultado de años continuos en decadencia moral, vemos como la ausencia de un hombre de familia con principios en Cristo es ahora una leyenda urbana.

Los jóvenes son más rebeldes, quieren todo rápido y fácil. Su conocimiento es casi nulo, no aprenden más que lo que ven en las redes.

La sociedad fue desarmada de profesionales, muchos son los que se gradúan, pero pocos logran ejercer. La gente no persevera, se rinden a mitad de camino. Esto es falta de seguridad en si mismos, ya que por más amor que poseamos de una madre, nunca podrá sustituir la integridad que debería entregar un buen padre. Estamos propensos a perder el equilibrio al haber crecido sin él.

Hombres con propósito (Isaías 43:7)

El hombre de Dios fue creado con propósito; para enseñorearse en la tierra. Su función principal es básicamente proveer a su familia. Automáticamente pensamos en dinero, pero el hombre debe entregar seguridad, amor, confianza, credibilidad, determinación, ser quien lleve a su familia a los pies de Cristo. Su labor es más compleja de lo que nos han hecho creer.

Hay muchos chicos que se comportan de muy mala forma con sus madres, alimentándose de la ausencia del carácter de un padre y aprovechándose del amor desmedido de su madre.

Tienden a tratar a sus mamas como a una esclava porque solo ven en ella un objeto que les sirve de todo lo que pidan. No es hasta que llegan a la adultez que logran comprender el sacrificio que conlleva ser padres.

El odio y el rencor que sienten los jóvenes sin un padre los lleva a vivir malhumorados, de manera asocial, guardan ese vacío muy dentro de ellos, creen en ocasiones que no son entendidos por el resto, culpan en muchos casos a sus madres, sin entender mucho de la realidad.

Un padre ausente es un generador de un posible hombre frustrado. Quizás logre mucho socialmente hablando, pero esa ausencia con dificultad desaparece, puede que se sienta como si no lo necesitase, pero la realidad es que una tormenta de pensamientos negativos puede perseguirle día tras día.

La provisión de consejos de un hombre sabio, las enseñanzas con ejemplo a sus hijos, sus aportes a la sociedad con trabajo y detalles que solo los hombres podemos lograr, somos mas importantes de lo que el mundo actual dice o quiere hacernos creer, por ello debemos dejar las excusas y tomar el lugar que nos corresponde por mandato del Señor, posiciónate y cumple varón.

Conclusión

Cada persona fue creada con un propósito, es nuestra responsabilidad cumplir con lo que Dios nos ha entregado. Ciertamente es complicado vivir plenamente bajo un mundo que cambia constantemente, pero eso no lo hace imposible de lograr. Dios nos ha dotado con herramientas adecuadas para lograr los objetivos marcados.

Debemos creer firmemente que si el Señor nos envió es porque nos respaldara. Ciertamente ahora tenemos libertades para expresar cosas que anteriormente eran mas complicadas de hablar. No somos unos robots.

Tenemos sentimientos, dudas y temores. Pero también tenemos un Padre que nos ama y esta dispuesto para guiarnos en el camino y para prepararnos para guiar a la próxima generación.

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

El Nuevo Pacto … Bosquejos Bíblicos

Publicaciones Similares

Deja una respuesta