Hijos de Dios

Bosquejos Bíblicos

Prédica de Hoy: Hijos de Dios – La voluntad de Dios es hacernos sus hijos

Predicas Cristianas Texto Bíblico: Efesios 1:4-9

Introducción

Todos somos creación de Dios, pero ser hijos de Dios es otra cosa. Ser hijos de Dios es creerle a través de la fe, obedecerle según su palabra, y amarle a través de un corazón limpio y humillado. Hasta los demonios creen y tiemblan, con solo creer no basta (Santiago 2:19). Lo que el Señor requiere de sus hijos es el arrepentimiento, el rechazo al viejo hombre, al pecado, solicita aceptar su Divina Existencia.

Dios demanda nuestra obediencia y el cumplimiento de la gran comisión. Hablarle a los no creyentes de las grandes maravillas del reino. Es necesario ser los colaboradores del Señor en buscar almas para así lograr el crecimiento de la familia de Dios, y la salvación de millones de almas para Su gloria.

Hijos de Dios, Él puede hacerlo, pero debemos dar el paso (Isaías 6:8)

Dios es Todopoderoso, Él puede decirles a las piedras que obedezcan, y éstas lo harán. Sin embargo, demanda que sus hijos asuman el compromiso de cumplir la comisión que nos dejo el Señor Jesús cuando ascendió (Mateo 28:16-20).  Además, amar a Dios implica hacer las cosas a Su manera, lo que nos exige fe, sacrificio, es la demanda del hijo de Dios.

Hacer la oración de fe es un gran paso para emprender este gran camino. Nosotros aceptamos ser sus hijos, sin embargo, esto no termina allí. Luego será necesario iniciar un camino consientes de la decisión que tomamos. Llegará el momento donde tengamos que atravesar la senda estrecha que nos lleva a la salvación y la vida eterna (Mateo 7:14).

Desde el principio de los tiempos Dios ha demandado ofrendas por parte de sus hijos. Recordemos que cuando el Señor vio con agrado la ofrenda de Abel, que implicó la entrega de lo más hermoso que tenía en sacrificio, en la actualidad nuestra vida representa esa ofrenda. Es de nuestra parte que podamos convertir lo que tenemos en algo puro y agradable ante los pies del Señor.

El Apóstol Pablo en su Carta a los Efesios, habla de cómo ocurre la transición del viejo hombre al nuevo hombre. Cuando escuchamos el mensaje de salvación y aceptamos menguar dejando que Cristo Crezca en nosotros, un cambio inicia en todo creyente que acepta este mensaje para su vida, pasando a ser salvos por Su gracia, juntamente recibiremos las fuerzas necesarias para dar ese paso día tras día.

Hijos de Dios – El enemigo busca separarnos de nuestra herencia prometida

El hecho de que las santas escrituras nos digan que ahora somos hijos de Dios, que pertenecemos a la familia del Rey de reyes y Señor de señores, es impactante para cualquier cristiano que ame a Dios, decidiendo seguirle cada día, honrándole con su obediencia. Pero inevitablemente tenemos un enemigo que desde la creación del mundo ha buscado la separación del Padre con sus hijos.

Existe un enemigo que hará cualquier tipo de trabajo sucio para lograr que nuestras almas se pierdan. El es padre de la mentira (Juan 8:44);  buscara las maneras de que olvidemos la palabra de Dios, de que no creamos en ella. Golpeara nuestra fe junto con nuestra autoestima, logrando que olvidemos nuestra herencia prometida por la gracia de Jesús para con todos lo que decidieron creerle.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.