Jóvenes a un paso del objetivo

Jóvenes a un paso del objetivo

Entendiendo que el tiempo es corto y nuestras fuerzas alcanzaran el ocaso en algún momento, sabremos apreciar que por mas espinas que tenga el camino, si no lo atravesamos hoy no sabremos si podremos mañana. Por ello debemos tomarnos las cosas en serio, tomar aire y levantarnos de la cama que nos acogió por este tiempo de pandemia.

Jóvenes – ¿Cansancio y pereza?

En cualquier punto de nuestra vida llegan periodos de agotamiento. Las causas son muy comunes, trabajo, estudios, necesidad, compromisos, familia. Pero lo más terrible puede ser el creer que caminamos solo. Toda esa responsabilidad en nuestros hombros puede ocasionar que nos rindamos teniendo la victoria a un paso de nosotros.

Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansarMateo 11:28

El Señor sabe que puedes lograrlo, que puedes culminar lo que empezaste, no pondrá nunca una carga que no puedas llevar. El cansancio no te hace un perdedor, no tienes porque rendirte. Solo tienes que aprender a descansar en Él, a entregar cargas, a soltar, liberar toda presión requiere solo una oración al Padre, solo debes creerle.

Con respecto a los perezosos podemos decir que es un comportamiento inapropiado, dicha expresión, refleja a una persona conformista, cómoda con lo que tiene, quizás tenga planes y sueños, pero, “mañana inicia con ellos”.  ¿Quién puede depositar una responsabilidad mayor en una persona así?

La pereza hace caer en profundo sueño, y el alma negligente padecerá hambreProverbios 19:15

No seamos negligentes, hagamos todo con amor, con ánimos, como para el Señor, da lo mejor de ti en cada paso, en cada prueba. Dios tiene su mirada en ti, quiere depositar cosas grandes para tu vida, pero con esos ánimos de derrotado no podrás proyectar que estas listo para más.

Ningún inversionista deposita capital en un negocio que no refleje una ganancia segura. Ningún padre le entrega su auto a un hijo que no sabe manejar. Dios quiere entregarnos algo pero debemos prepararnos, el tiempo se agota. Debemos levantarnos, cambiar nuestros hábitos, esforzarnos por más y todo empezará a fluir, tendrás resistencia, no será fácil, pero lo lograras.

Jóvenes ¿Confianza exagerada o Incredibilidad?

En ocasiones sucede que somos tan buenos en realizar ciertas actividades, que no tomamos enserio cuando se presentan las oportunidades o cuando nos envían a caminar en fe, estamos tan confiados en el dominio de nuestras habilidades que optamos por no prepararnos adecuadamente, ¿Por qué hacerlo si ya hice eso un millón de veces?

Es bueno tener seguridad, es sano creer en nosotros mismos. Pero recordemos que toda actividad que realicemos esta siendo vista por Dios, a Él no solo le interesa el producto final.

Él se fija en cada detalle, por ello es tan importante que desde el momento que decides emprender hasta su finalización, des el todo por el todo, con respeto, con práctica, con estudio y con el corazón.

No todas las personas toman las situaciones de la misma forma, cuando avanzamos luego de haber dicho ¡Si! En ocasiones aceptamos compromisos con ganas de lograrlo, pero con temor, ya sea por tu realidad o la grandeza del problema, es normal sentir miedo y que nos falten las agallas para continuar por donde sabemos que habrá dificultad tras dificultad.

El día de hoy quiero darte ánimos, no te rindas, sigue caminando, quien te envió va contigo, te dará las herramientas en el momento justo, no antes ni después, parece algo temerario, pero no es así, desde el inicio hasta el fin Dios tendrá el control, pero debemos confiar en El y dejarlo hacer mientras que nosotros caminamos bajo su dirección.

Conclusión

Dios creo a la humanidad con un propósito. Jóvenes, podemos ser libres, podemos ser felices. Pero vendrán etapas y dificultades que tendremos que atravesar para lograr ese plan maravillo del Señor, el cual terminara en bendición para nosotros y los que nos rodean. Es por ello que debemos prepararnos y caminar en fe siguiendo la dirección entregada a nosotros. Jóvenes, por mas imposible que parezca debemos hacerlo.

Recuerdo cuando fue abierto el mar para que Moisés lo cruzara en seco, no fue hasta que Moisés entro al agua que se dividió el agua. Jóvenes, tenemos que dar ese paso de fe, aunque todo se vea humanamente perdido. Creemos en un Dios que no ha perdido ninguna batalla, Él es real y va contigo. ¡Camina hasta el fin, no te rinda!

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

El Nuevo Pacto … Bosquejos Bíblicos

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *