|

Sin temor a iniciar de nuevo

Nuestro inmaduro barco no estaba preparado para esos azotes y comienza a hundirse, No era tan fácil como pensábamos. En ese momento inicia una etapa crucial en la vida, donde los que nos rodean influyen de una manera muy poderosa. Podemos recibir un “levántate hijo, no p9asó nada” pero también puede venir un doloroso “te lo dije, eres un inútil”.

El primer intento, dar ese primer paso adelante puede determinar muchas realidades en tu futuro. Puede ser un camino difícil, pero con el apoyo de seres cercanos o un camino difícil en la soledad, sea cual será tu camino sentirás presión y temor al fracaso.

iniciar de nuevo – Podemos levantarnos o nos quedamos en el suelo

La mayoría de las personas al verse humillados por la derrota, prefieren quedarse en el piso antes que volver a caer, escapar de esas voces de burla, la voz que te critica. Es en ese preciso momento de angustia y quebranto cuando vienen las malas decisiones, la renuncia a nuestros sueños, la huida a un sitio desconocido donde no nos reconozcan para empezar de nuevo.

Es más fácil para muchos escapar de ese sitio donde fracasamos, No queremos mas señalamientos, suficiente es vivir la derrota como para sumarle “el que dirán”. Este aspecto debe ser analizado al detalle en nuestras vidas. Debemos levantarnos en el nombre de Jesús y caminar de nuevo. Cambiar la ruta, pero no la meta.

Levantarse no es fácil, Pedro ya había lanzado la red y no logro pescar nada (Lucas 5:5). Pero hoy el Señor te dice que lo vuelvas a internar. Que vuelvas a lanzar la red pero con un toque distinto. Solo debemos agregar a la fe en la formula, la firme confianza en que Dios ya lo hizo por nosotros. Debemos levantarnos, limpiarnos y seguir.

Tomando ventajas en el terreno (1 Tesalonicenses 5:21-22)

Caer no es una sensación agradable, pero se pueden lograr experiencias que no obtendrías desde la comodidad de tu hogar. Cada situación difícil que se presenta en nuestra vida viene con un propósito. No es el de destruirte claro está, Dios quiere procesarte para que cada día te parezcas más a Él.

El deber es retener lo bueno, desechar lo malo y continuar, podremos ver muchísimos ejemplos de los procesos que tuvieron que pasar muchos hombres de Dios para llegar a cumplir el proyecto para el cual fueron creados.

Alineación de planes (Proverbios 16:9)

La palabra nos dice que el hombre planea su camino, pero Dios dirige sus pasos. Como cristianos debemos entender que ninguna meta o proyecto que te aleje de Dios contará con su bendición y voluntad. El Señor te bendecirá y cumplirá Su promesa en ti, ¡sí!, pero deben coincidir con Su propósito en ti.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Un comentario