Un hombre de Dios

Prédica de Hoy: Un hombre de Dios

© José R. Hernández, Pastor
El Nuevo Pacto, Hialeah, FL. (1999-2019)

Bosquejos Bíblicos

Bosquejos para Predicar Texto Bíblico: Efesios 4:13

Introducción:

Hoy me dirijo aquellos seguidores de Cristo que anhelen parecerse cada día mas a Él. Siempre he visto como hombres y mujeres buscan a Dios con corazones humillados, con corazones sensibles y sinceros que solo desean agradar al Señor en todo. Me alegra saber que tu también desees ser mejor persona cada día, esforzarte segundo a segundo por vivir una vida en santidad debe ser el deseo de todo aquel que ame al Señor.

Humanamente suena complicado y hasta imposible pensar que podemos parecernos a Cristo. Pablo en una de sus cartas expresaba su condición de pecador y decía que el mal que no quería hacer lo hacía y el bien que quería hacer no lo hacía. Pero este Apóstol luego dice «Sed imitadores de mí como yo de Cristo» dándonos a entender que aun con sus debilidades humanas era el hombre que Dios deseara que fuera, era un ejemplo para multitudes.

La Biblia nos muestra cómo deben ser las características de un verdadero hombre de Dios. Muchos dicen ser seguidores de Cristo pero sus vidas son desordenadas y llenas de errores garrafales. Yo se que tu quieres ser un hombre íntegro.

Te invito a que con atención veas y aprendas cuales deben ser las características de alguien que ame al Señor y haya decidió seguirle.

I. Características que debe tener un hombre de Dios

1. Obediente:

A. Una persona obediente es aquella que es capaz de seguir preceptos o leyes estipuladas por otro que posea cierta jerarquía.

b. La obediencia va mucho más allá de aquello que queramos hacer o según nuestra cabeza sea lo que nos conviene más. La obediencia demuestra la sujeción que hay en nuestras vidas por El Señor. Cuando obedecemos lo hacemos como un acto de adoración a Dios. Recordando que la obediencia debe ser nuestra mejor adoración.

C. La palabra de Dios nos muestra cuántos hombres y mujeres de Dios fueron obedientes en todo trayendo como resultado la bendición de Dios sobre sus vidas y la de los suyos. Hoy quiero hablarte de uno de ellos. Moisés (Éxodo 7:6-7)

C.1. Moisés al igual que tu y yo tenía muchas fallas pero fue obediente en todo. Dios lo levantó y envió a sacar al pueblo de Israel de la esclavitud egipcia y así lo hizo. Lo logro. En el camino a la tierra prometida se le presentaron innumerables problemas pero siempre fue obediente a Dios. Siempre cumplió con las ordenanzas del padre celestial.

C.2. La vida de este hombre de Dios nos enseña que no importa lo difícil y complejo que pueda ser la tarea que Dios nos manda lo importante es ser obedientes, jamás Dios nos va a delegar algo que no podamos cumplir. Un hombre de Dios debe ser obediente en todo, en lo mucho o en lo poco.

C.3. La vida de este hombre nos muestra los beneficios de ser obediente. Dios le dio muchas veces la victoria y su presencia siempre estuvo con el.

2. Devoción. (Daniel 6:10)

A. Daniel uno de los profetas mas importantes de la biblia no muestra que un hombre de Dios, un líder excelente debe mantenerse siempre en oración ya que la misma nos fortalecerá y nos ayudara a vencer las tentaciones y los dardos del enemigo.

B. Daniel oraba tres veces al día, siempre se mantenía en comunicación con El Padre celestial. Era su medio para hablar con El y Dios le mostrará sus planes para aquellos tiempos. No es hablar por hablar, no es predicar por predicar debemos estar siempre en comunicación con Dios para dar la palabra precisa y eficaz para el momento que estamos viviendo.

C. Un hombre de Dios debe tener hábitos de lectura de la palabra, oración y altar familiar. Una vida en oración nos permitirá aprender a entender la voluntad de nuestro Dios y a tener la mirada puesta en Dios. Muchas veces Daniel estuvo en peligro de muerte. Pero siempre se mantuvo firme y creyendo en Dios orando en todo momento.

3. Integro. Job (Job 1:8)

A. Job según la palabra era considerado por Dios como un hombre intachable que vivía una vida en comunión con Dios. Su vida se vio marcada con una serie de acontecimientos que le arrebataron no solo sus riquezas sino también perdió a todos sus hijos. Pero aun así jamás perdió su integridad y confianza en Dios. Nunca se escucho una palabra mal dicha ni se supo de un hecho contrario a Dios por El. Al contrario siempre se negó a hablar mal de Dios.

B. Muchas personas excusan su falta de integridad o sus fallas por los eventos que le rodean pero no debe ser así. Nada, ninguna situación que podamos estar viviendo nos debe alejar de los preceptos que Dios estipulo. Nunca podemos perder nuestra integridad por nada.

C. Job se mantuvo íntegro hasta el final se su prueba lo que trajo consigo la bendición de Dios. Ya que El Señor le devolvió el doble de todo lo que perdió.

E. Dios quiere que tu y yo vivamos en integridad. Que nunca nadie tenga algo que decir de nosotros viviendo siempre según lo que la palabra nos demanda. ¿Quieres ser bendecido? Vive en integridad sea cual sea el panorama.

4. Fe. Noé (Hebreos 11:7)

A. La Fe en Dios nos hace lograr proezas. La biblias nos enseña que sin Fe es imposible agradar a Dios lo cual hace que esta sea una características necesaria que debe tener un hombre de Dios.

B. Personalmente creo que la Fe nos lleva a lograr cosas que nadie ha podido, cosas que quizás humanamente son imposibles. La Fe nos lleva a orar por un enfermo y que este sea sanado, nos lleva a lograr la construcción de un templo, nos lleva a construir comedores inmensos donde podamos alimentar a niños que están en la calle y a la vez este tiempo nos permita predicar la palabra. La Fe de un hombre de Dios debe ser contagiosa.

C. Noé cumplió el plan de Dios por medio de la Fe. Logró algo que humanamente es difícil por su Fe. Esta lo ayudó a taparse los oídos y no escuchar aquellos que se burlaban de él. Por Fe duró 120 años construyendo un arca que lo salvo a el, a su familia y a dos animales de cada especie.

D. Como hombres y mujeres debemos tener una Fe inquebrantable, una Fe que nos lleve a lo imposible. Este mundo necesita mucha Fe.

5. Amoroso de Dios. David (Salmos 116:1Hechos 13:22)

A. Una de la características que debe tener un hombre de Dios es que debe Amar a Dios con todo su corazón. Recordando que es uno de los mandamientos dejado por nuestro Señor Jesucristo. Siempre he creído que no es difícil amar a Dios. El nos ha dado todo, todo lo que El ha creado es para que podamos disfrutarlo.

B. David fue señalado por Dios como un hombre que era conforme a su corazón. David amaba profundamente a Dios. Sabía cómo mover su corazón y disfrutaba tiempos a solas con El.

C. Cuando leemos los Salmos escritos por El Rey David «que fue el rey mas grande e importante de Israel» nos damos cuenta de su amor por Dios. Es hermoso leer cuánta poesía hay en ellos.

D. David anhelaba hacer un templo para dedicárselo a Dios, el fue el que comenzó a reunir los materiales para construir ese templo que tanto anhelaba para Dios y que más tarde su hijo Salomón lo dio por culminada.

F. David fue un hombre pecador como nosotros que se humilló una y otra vez por alcanzar misericordia de Dios. El Rey de Israel fue más que un Rey. Fue un verdadero adorador que amaba a Dios con todo su corazón.

G. Tu y yo debemos incentivar nuestra vida en comunión con Dios. El le gusta escuchar nuestras voces orando y cantándole. Un hombre de Dios le ama por quien es El y por todo lo que le ha dado.

Conclusión:

A. Sé que tu anhelo es ser un hombre de Dios, un hombre marcado por su poder y presencia. Es necesario que te humilles y le pidas Al Señor que te ayude a tener esas características que tiene un hombre de Dios.

B. La obediencia y sujeción a Dios y aquellos que tienen cierta autoridad sobre ti deben ser notorias para aquellos que te rodean mostrándote siempre como ejemplo.

C. Debes tomar un tiempo de oración y lectura de la palabra al día. Este tiempo te mostrará los deseos que Dios tiene para ti y su voluntad.

D. Sea cual sea la situación que vives debes mantenerte en integridad. No te venzas nunca por el mundo. Recuerda que El que esta contigo es mucho más grande que cualquier situación.

E. Tu Fe en Dios debe ser inquebrantable, que no se rompa por nada viendo siempre al invisible.

F. Amar a Dios con todo tu corazón no debe ser una obligación sino un privilegio.

Dios te bendiga y te guarde. Buenos días y bendiciones.

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

El Nuevo Pacto .. Bosquejos Bíblicos

Publicaciones Similares