|

Avivamiento – Moisés y la presencia de Dios

Bosquejos Bíblicos de Hoy: Avivamiento: Moisés y la presencia de Dios

© José R. Hernández, Pastor
El Nuevo Pacto, Hialeah, FL. (1999-2019)

Bosquejos Bíblicos

Bosquejos para Predicar Texto Bíblico: Éxodo 33: 12-23

Introducción:

A través de la biblia hemos conocido la historia de hombres y mujeres comunes y corrientes que han llegado hacer proezas con grandes señales y prodigios, la gran mayoría de esos hechos fueron tan poderosos que marcaron la historia general e individual del pueblo de Israel para siempre. ¡Qué asombro! ¿Verdad?.

Pero cabe destacar que detrás de éstas grandes obras hay un hombre y una mujer que decidió obedecer a Dios y a serle fiel. Por lo tanto Dios les prometió su presencia en cada etapa de su vida… en éste caso hablaremos de Moisés.

Hoy, quiero que veas que Dios no nos niega Su presencia, pero anhela mostrarse a nosotros y a los demás. Realmente, Dios quiere que experimentes Su presencia y Él está ahí para que lo pidas.

1. ¿Qué es un avivamiento o despertar?

Un despertar o un avivamiento es un momento en que los cristianos somnolientos se despiertan …cuando los cristianos nominales se convierten a Cristo … E incluso cuando los no cristianos llegan a la fe en Cristo.

Hoy, miramos la rica presencia de Dios tal como se la dio a conocer a Moisés en Éxodo 33. Es evidente que Moisés ha sido despertado. Ha sido conmovido y quiere más presencia de Dios. Hay una gran audacia en sus oraciones: “Moisés dijo:” Por favor, muéstrame tu gloria “. (Éxodo 33:18)

Es importante que veas esto: Moisés tiene hambre de más presencia de Dios. Moisés nos enseña el valor de experimentar la presencia de Dios. Y Moisés nos enseña el valor de la oración extraordinaria para experimentar un despertar personal.

El avivamiento es un momento en que Dios envía una lluvia celestial.

Esencialmente, esta experiencia es simplemente la repetición de lo que ves en el libro de los Hechos. Y esto es exactamente lo que vemos a Moisés suplicando a Dios en la historia de hoy: la presencia misma de Dios.

Ahora bien, es cierto que la Biblia enseña que nadie puede ver a Dios: “… que habita en una luz inaccesible, a quien nadie ha visto ni puede ver …” (1 Timoteo 6: 16b). Nuevamente en el pasaje de hoy, Moisés cita a Dios diciendo: “… no puedes ver mi rostro, porque el hombre no me verá y vivirá”. … 23 Entonces quitaré mi mano, y verás mi espalda, pero mi rostro no se verá. (Éxodo 33: 20ª, 23). Por eso, aunque nadie puede ver a Dios plenamente como veremos en el cielo, Dios nos muestra formas de sí mismo para mostrar que está cerca de nosotros.

Entonces, un despertar es Dios visitando a su pueblo. Es el momento en que Dios se acerca. El avivamiento es cuando la gloria de Dios se ve, se siente y se disfruta. El avivamiento es cuando experimentas la presencia misma de Dios pasando a tu lado.

2. ¿Por qué necesito un avivamiento o despertar?

Necesitamos un despertar espiritual urgente porque Dios es santo y quiere moverse en su entorno
Moisés descubrió que el pueblo de Israel necesitaba un despertar.

En Éxodo 32 donde el pueblo de Dios adora un becerro de oro. Moisés se encuentra escondido en el monte Sinaí recibiendo los Diez Mandamientos. Mientras él estaba fuera, el pueblo de Israel hizo un becerro de oro para adorar.

Es aquí donde la acción de nuestra historia se mueve rápidamente. Dios informa a Moisés sobre lo que está sucediendo con Su pueblo y Moisés baja de la montaña para evitar que suceda esta terrible cosa. De hecho, Moisés dice: “¿Quién está del lado del Señor?” (Éxodo 32:26). Tan pronto como dice esto, todos los levitas se unen a Moisés. Los levitas recorrieron el campamento averiguando quién tenía la intención de abandonar la adoración de ídolos.

En esencia, están preguntando a todos los involucrados, “¿Fue esto una sola vez o tienes la intención de seguir adorando ídolos?” Aquellos que estaban comprometidos a continuar con la idolatría tenían que ser asesinados o de lo contrario podrían arruinar a todo el pueblo. Así que es en medio de todo esto que Dios le dice a Moisés en esencia: “Lo he tenido con esta gente rebelde. Enviaré un ángel para que te acompañe, pero mi presencia ya no permanecerá contigo.»

La respuesta de Moisés

Mire atentamente la respuesta de Moisés: “Si tu presencia no va conmigo, no nos saques de aquí. Porque, ¿cómo se conocerá que he hallado gracia ante tus ojos? ¿No es por el hecho de que vayas con nosotros, para que seamos distintos, yo y tu pueblo, de todos los demás pueblos de la faz de la tierra? (Éxodo 33:15-16)

Cuando piensas en tu vida por un momento, sin Dios todo lo demás se desvanece. Cuando Ud. ama la presencia de Dios, todo el éxito o el dinero que tenga es nada si no lo tienes a Él.

¿Qué tan real fue Dios en tu corazón la semana pasada? ¿Es tu Dios demasiado pequeño? ¿De verdad sientes la presencia del Señor en tu vida en este momento? ¿Te deleitas en Dios?

Amado en el momento en que desvías tu atención de tu relación con Dios es el momento en que tu vida espiritual comienza a decaer.

3. ¿Cómo obtengo un avivamiento?

Sepa esto: los despertares no están orquestados humanamente. No hay una campaña de marketing ni una orquestación humana que provoque un despertar.

Mire la declaración de Dios porque es digna de mención: Dijo más Jehová a Moisés: Yo he visto a este pueblo, que por cierto es pueblo de dura cerviz. Ahora, pues, déjame que se encienda mi ira en ellos, y los consuma; y de ti yo haré una nación grande. (Éxodo 32: 9-10).

En efecto, Dios le está diciendo a Moisés: “A menos que intervengas y comiences a orar, ora de verdad, Mi ira arderá contra Mi pueblo”. Hay una condición constante antes de que un avivamiento personal se encienda en ti: necesitas tener sed de la presencia de Dios.

Necesitas una sed viva del Dios vivo. Si Dios te ofreciera darte todo lo que has soñado – salud, dinero, una gran familia, etc. – todo lo que siempre quisieras pero sin Su presencia en tu vida…… ¿lo tomarías? En efecto, Moisés dijo: “Puedes mantener tu oferta de una vida con dinero, éxito, buena salud y una familia maravillosa. Si no te tengo, no quiero dar un paso más “.

¿Quiere Ud. un avivamiento personal? Ahora, para que su avivamiento personal actúe como un avivamiento de la iglesia, entonces debe funcionar como una avalancha. Cuando algunos cristianos somnolientos se despiertan y se convierten, entonces se produce una avalancha espiritual o un despertar.

Para concluir. 

Todos necesitamos la presencia de Dios en nuestras vidas. ¿Cómo vamos a impactar al mundo para que conozca a Dios, si estamos dormidos? Dios quiere manifestarse en su vida, quiere usarte, necesitamos despertar y reconocer que todas nuestras habilidades y talentos son nada sin la presencia de Dios. Él necesita una iglesia llena del fuego del Espíritu Santo para que al hablar podamos tocar el corazón de los inconversos y éstos lleguen al arrepentimiento…!

Buenos días y Bendiciones.

© José R. Hernández. todos los derechos reservados.

El Nuevo Pacto .. Bosquejos Bíblicos.

Este Bosquejo Bíblico ha sido plagiado por: Pastor Freddy Parada en Faithlife Sermons

Publicaciones Similares