Texto Biblico: Daniel 1:8-15

Introducción

Si decimos que somos cristianos, entonces tenemos que ser muy diferentes de quien una vez fuimos; nuestra vida tiene que cambiar por completo, pero esto en ocasiones puede producir sufrimientos y adversidades. Esto sucede porque nosotros formamos parte de una sociedad conformista.

En otras palabras, la mayoría de las personas se conforman a lo que sucede a su alrededor y esperan que nosotros también así lo hagamos, pero nosotros no estamos llamados a conformarnos a las cosas del mundo, nosotros estamos llamados a seguir a Cristo.

Anuncios

Nosotros no fuimos creados para permanecer en la presencia del pecado, nosotros fuimos creados para permanecer ante la presencia de nuestro Dios. Pero no obstante esto, existen muchos que se rinden ante la presión que ejercita este mundo.

Existen muchos que no se atreven a ser diferente. Éste es el tema que estaremos estudiando en el día de hoy; hoy estaremos explorando las consecuencias de ser diferentes en éste mundo de maldad.

I. No conformarnos al mundo (verss. 8-9)

a. Daniel no estaba dispuesto a olvidarse de quien él era (Deuteronomio 7:6)
b. No podemos nunca olvidarnos quien somos (1 Pedro 2:9)
c. No podemos rendirnos a las cosas del mundo (Romanos 12:2; 1 Pedro 1:14)
d. Conformarnos al mundo significa apartarnos de Dios (1 Juan 2:15)
e. Dios está atento a nuestras circunstancias, y derrama Su gracia sobre el fiel (vers. 9)

II. Consecuencias (verss. 10-13)

a. No comprometer nuestra fe producirá consecuencias negativas (vers. 10)
b. Pararnos en oposición al mundo producirá adversidad, pero también bendición (Mateo 10:22)
c. Para vencer la adversidad tenemos que confiar en Dios (Juan 16:33)
d. Daniel confió en Dios (verss. 11-13)
e. Daniel sabia exactamente de donde procedía su fortaleza (Éxodo 15:2)
f. Daniel propuso en su corazón atreverse a ser diferente.

Anuncios

III. Resultado de una fe inquebrantable (verss. 14-15)

a. Dios no defrauda a quien deposita su fe en Él
b. Los jóvenes no solo estaban más saludables que los otros, sino que Dios les bendijo de manera muy especial (Daniel 1:18-20)
c. Una fe inquebrantable tapa la boca de los leones, derrumba obstáculos, y remueve barreras (Hebreos 11:30-34)

Conclusión

Al igual que en el tiempo de Daniel, los poderes del enemigo continúan tratando de separarnos de la presencia de Dios. A través de las cosas de este mundo, el enemigo busca que nos conformemos a éste mundo para de esa forma provocar que perdamos nuestra verdadera identidad.

Nunca nos podemos olvidar lo que encontramos en Romanos 12:2 cuando leemos: “…No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta…”

Los poderes del enemigo buscan cegarnos para que no alcancemos ver el propósito de Dios en nuestra vida, y por eso es que yo te digo hoy, atrévete a ser diferente. Daniel se atrevió a ser diferente, y sus compañeros le siguieron.

Anuncios

Atrévete a ser diferente y pronto encontrarás como otros serán atraídos al Señor por tu fe. Atrévete a ser diferente y a perseverar en la sana doctrina, no permitiendo que las mentiras del diablo te separen de la presencia de Dios.

Si nos llamamos cristianos, entonces tenemos que ser atrevidos. Tenemos que atrevernos a decir “¡NO!”, aun cuando esto pueda causar un momento difícil.

Tenemos que atrevernos a pararnos firmes en las promesas de Dios. Tenemos que atrevernos a confiar en Dios en todo momento. Ahora la pregunta que queda es, ¿te atreverás tu?

Predicado: 10 de febrero del 2008

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.