Texto Biblico:Ahora, pues, Israel, ¿qué pide Jehová tu Dios de ti, sino que temas a Jehová tu Dios, que andes en todos sus caminos, y que lo ames, y sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma; que guardes los mandamientos de Jehová y sus estatutos que yo te prescribo hoy, para que tengas prosperidad?Deuteronomio 10:12-13

Temor a Jehová tu Dios

El Señor nos habla de una manera que le podamos entender claramente. Dios es claro y nos indica que es lo que quiere del ser humano. También Dios es claro en explicarnos cuál es el plan de salvación que Él tiene para nuestra vida. 

Anuncios

Lo primero que Dios nos dice es que quiere que le temamos. He considerado que un cristiano no debe tener miedo de nada, excepto de desagradar a Dios. Dios es juez justo [1] y nuestro temor debe ser el de agradar correctamente.

Pues Dios es nuestro creador y ha proveído para nuestra salvación eterna. Debemos agradarle en todas las cosas, pero siendo humanos cometemos errores. Ese debe ser nuestro temor, el agradarle en todo y hacer las cosas como a Él le agradan . Debemos ser hijos obedientes y tener cuidado de la manera en que nos acercamos ante Su presencia.

Andar en todos sus caminos

Los caminos de Dios no son intolerables. Tal vez antes de conocerle personalmente pensamos que servir a Dios era una vida de reglas estrictas que debíamos cumplir por obligación. Pero al venir a los pies de Dios nos damos cuenta que Dios no obliga a nadie, Él nos da la opción de elegir servirle o no. Pero nos deja claro que nos conviene servirle debido a que sólo en Él está la salvación.

Anuncios

Quiere Dios que andemos en Sus caminos, observando la forma en que Dios quiere que caminemos en ellos. Dios nos enseña la forma en que debemos andar, sin desviarnos a diestra ni a siniestra. En su palabra encontramos ese manual de comportamiento que debemos seguir para agradar a nuestro Dios. 

Jesús nos indicó que Él es el camino que nos lleva al Padre [2]. Debemos seguir a Cristo, imitarlo para alcanzar a Dios, para llegar a nuestro Padre Celestial. Jesús es el único camino por medio del cual alcanzamos la salvación de nuestra alma. 

Debemos amarlo

Ese amor que debemos tener por Dios es motivado por el amor con que Él nos amó primero. El Señor nos ha dado el regalo de la salvación [3]. Dios mismo descendió del cielo y vino a esta tierra de pecado. Dios se hizo hombre y vivió como uno de nosotros. 

Anuncios

Jesús pagó el precio  para que podamos tener el perdón de nuestros pecados, de todos ellos. Solo a través de Su sangre obtenemos la salvación y nuestra alma es limpia de pecado. Pero el precio era alto, Jesús nos compró, el precio fue Su sangre. Cada una de las gotas que Él derramó en la cruz sirvió para redimir a la humanidad de pecado.

Ahora somos libres del pecado, ya no puede llevarnos a condenación por ese sacrificio en la cruz. Debemos pues amar a Dios con el mismo amor que el Señor mostró en la cruz. Ahi Dios nos dio el más grande ejemplo de amor. Su amor es para siempre.