Claves para vivir mejor

Mensajes Cristianos: Claves para vivir mejor

© José R. Hernández, Pastor
El Nuevo Pacto, Hialeah, FL. (1999-2019)

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos. Texto Bíblico: «Y dijo Moisés al pueblo: No temáis, pues para probaros ha venido ’Elohim, a fin de que el temor a Él esté ante vosotros, de modo que no pequéis.» Éxodo 20:20

Introducción

No temáis es una de las palabras que encontramos muchas veces en la Biblia. Fue dicho a  Abraham (Génesis 15:1), a Josué (Josué 1:9); se encuentra expresado muchas veces en Isaías (Isaías 12:20 por ejemplo) e incluso lo encontramos expresado en el nuevo testamento (1 Pedro 3:16).

En el contexto de los diez mandamientos también lo encontramos expresado. El Señor le dice al pueblo de Israel que no teman porque eso que les ha indicado es para que no pequen. Es decir, para tener una vida mejor.

Es preciso aclarar, que esta expresión no se da solo en contextos de obediencia. Dios nos dice que no temamos cuando estamos en angustias, cuando no sabemos qué hacer, cuando buscamos un camino de esperanza y, también, cuando descansamos confiadamente en Él a través de la paciencia y la esperanza.

Dios nos dice cada día: no temáis. Esto es así, porque si decidimos entregar nuestro corazón, caminar con Él y ser su servidor. No tenemos nada que temer, el Señor nos protegerá, nos orientará, nos allanará el camino y nos dará la esperanza de la salvación.

Dios expresa «no temáis» en el contexto de los diez mandamientos porque sabe que al seguir sus indicaciones y obedecerle seremos bendecidos. Estas bendiciones se traducen en dos aspectos fundamentales.  A saber, viviremos mejor con Dios y viviremos mejor con los demás seres humanos.

Los diez mandamientos: Claves para vivir mejor

Dios estaba formando las bases políticas, convivenciales, culturales, sanitarias y demás; para el pueblo que estaba formando. En los diez mandamientos Él les está entregando unas pautas que en primera medida les ayudaría a vivir mejor en su presencia.

Cada uno de los cuatro primeros mandamientos fueron dados con ese propósito. Primero, salían de un contexto idolátrico, lleno de otros dioses con diferentes características, en su mayoría negativas. Dios necesitaba mostrarles un camino mejor, un Dios de amor, un sendero que los alejara de la idolatría.

Si analizamos los diez mandamientos, encontramos que los cuatro primeros se centran en el amor a Dios. El Señor buscaba un pueblo que le adorara por sus bondades, que se alejara de la idolatría y que descansara en sus brazos todos los días sin temor. Además, pensando en el descanso les dio también un día de reposo especial.

Los diez mandamientos: señales para vivir mejor con el prójimo

Si dividimos los diez mandamientos en dos partes, la primera serían los del 1 al 4. Por su parte, los mandatos que Dios otorgó del 5 al 10 constituyen una mejor forma de vivir con los demás. Cada una de estas ordenanzas buscaba que los seres humanos se amaran entre ellos.

No codiciar, no matar, amar a los padres y los demás; son claves prácticas para vivir mejor con las personas. Dios buscaba formar una comunidad, por esa razón, los necesitaba unidos, amorosos y seguidores de una camino y bien común.

Cada una de estas normas ayudaría a vivir en armonía. Nadie robaría, ni mataría, ni mentiría; porque amaba a Dios y amaba a su compañero, amigo, compatriota… ¿No te parece que los diez mandamientos fueron dados para tener un mundo mejor?

Conclusión

Cuando analizamos el estado actual de las cosas, sabemos que estamos en un mundo lleno de temor. Tememos por las guerras, las enfermedades, la falta de dinero y muchas cosas más. Queremos buscar la seguridad en los gobiernos, el empleo, los amigos y quizá dejamos en el último lugar a Dios.

El Señor nos ha dado los diez mandamientos para que vivamos mejor. Sin embargo, nosotros preferimos escoger nuestro propio camino y vivir llenos de temor. Es el momento de cambiar esa idea, de retomar el rumbo, de caminar en la bendición de la obediencia.

Si retomamos el camino y obedecemos al Señor cada día contribuiríamos para el bien. Estaríamos comunicando al mundo que hay un Dios al que amamos y nos ama. Además de eso, comunicaríamos a cada paso que es posible vivir mejor amando a los demás.

En Mateo 22:40 Jesús dijo que estas dos acciones, amar a Dios y amar al prójimo, resumían toda la ley. Eso es lo que nos muestran los diez mandamientos: entregar nuestro corazón a Dios y recibir su amor. Luego, comunicar ese amor a todos los demás. Si lo practicas diariamente verás un cambio en tu vida, vivirás sin temor, comenzarás a estar mejor y hacer mejor el mundo para quienes te rodean.

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

El Nuevo Pacto … Mensajes Cristianos

Publicaciones Similares