Bendecir

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos Prédica de Hoy: Bendecir

Predica de Hoy Texto Bíblico: Proverbios 16:24

Bendecir – Introducción

Recordando años atrás, mi esposa y yo nos mudamos a otra casa, y revisando la caja de fotos y cartas familiares que guardé durante más de 15 años, pude observar y darme cuenta del valor de lo que ahora está frente a mis ojos.

Pude leer cartas, recordatorios, felicitaciones por cumpleaños, etc. Pero lo que más me llegó al corazón fue las cantidades de cartas y detalles con escritos como: “qué bueno contar contigo, eres un apoyo incondicional”; “eres importante para toda la familia”; “hoy lo hiciste genial felicidades”; «gracias por estar allí”. ¿Qué palabras tan hermosas verdad?

Fueron detalles de algunos familiares y amigos muy queridos, pero lo mas valioso fue recordar que ellos hicieron ese gesto conmigo en un día cualquiera, no esperaron a mi cumpleaños, ni en ninguna graduación, ni en fiesta alguna.

Ellos decidieron hacerme saber lo importante que era para ellos no importando que fecha fuese, porque cuando amamos a alguien se lo hacemos saber en cualquier día y hora. Tristemente hoy en día es difícil ver estos valores humanos tan importantes como el cariño, el apoyo, la amistad, sabiendo que una de las necesidades humanas más profundas es el deseo de aceptación y aprobación de nuestros seres amados.

Por muchos años hemos escuchado de la boca de profesionales en el área de la salud emocional y espiritual decir que las palabras dulces, de afirmación y de amor hacia las otras personas traen alivio y sanidad al alma.

Y eso es precisamente lo que dice la palabra de Dios en Proverbios 16:24. Y es que Cristo mismo nuestro amado Salvador nos dio el mejor de los ejemplos cuando hablaba con amor y compasión a todos los que le rodeaban.

El apóstol Pablo dijo en Filipenses 2:3 que no hagamos nada por pelea ni vanagloria, sino que lo hagamos con todo la humildad estimando a los demás como mayores en honor que nosotros mismos. El bendecir trae buenos resultados a nuestra vida y a la de quienes nos rodean. (Romanos 12:14)

La palabra bendecir

La palabra bendecir está compuesta: Ben-decir = «hablar bien de». Es decir, cuando Cristo dijo que bendijéramos a nuestros enemigos, realmente nos decía: no hablen mal de ellos, más bien; hablen bien. Y si Cristo lo demandó a nosotros es porque hay poder en esa acción.

Cuando Ud. es un hijo de Dios que habla bien y declara la palabra en un lugar o en la personas, usted está haciendo usado por el Señor. En el Antiguo Testamento los padres de familia llamaban a sus hijos y les daban su bendición mediante las palabras salidas de su boca, y dicha bendición marcaba el presente y futuro de ése hijo durante toda su vida. (Números 6:24-26)

También dice en Proverbios 18:21 que la vida y la muerte está en poder de la lengua. Es decir; que lo que hablamos puede producir vida o muerte. Es por eso que sabemos de tantas personas que están marcadas desde hace muchísimos años en su niñez por una palabra de maldición de la boca de sus padres, de sus tíos o abuelos, o de sus profesores.

Cuando Ud. le dice a sus hijos que serán fracasados Ud. tiene poder sobre esa palabra de maldición que dijo. Pero usted y yo fuimos llamados para hablar vida, para sanar a los enfermos declarando la palabra poderosa de Dios, para libertar a los oprimidos por demonios, para romper las cadenas de maldad, todo declarando la palabra de Dios.

Bendecir – Reflejando a Cristo

Ud. tiene que reflejar a Cristo en todo lo que hable, si palabras deshonestas, sin chistes de doble sentido, sin mala intención, etc. Porque el Señor habita dentro de nosotros. (Efesios 4:29-32)

Mire a su familia y ore por ella, por su esposa, por sus hijos. Ponga la mano sobre ellos y declare la palabra de Dios, dígales que serán hombre y mujeres de Dios útiles en su obra y en la sociedad, que marcarán la diferencia entre los hijos de Dios y los del mundo, que triunfaran y serán armas poderosas de Dios. Amén.

Siempre recuerdo cuando era un niño que en las madrugadas mi padre orando fervientemente por todos sus hijos y poniendo la mano sobre todos, por su esposa por su familia. Eso despertó en mi más amor por el Señor y que Él es un Dios de promesas.

Conclusión

Sea Ud. una persona con quién valga la pena vivir, que tenga palabras de vida en su boca, hable con cariño, con humildad, con exhortación del Señor, con firmeza. Sea cercano con los suyos, recuerda las fechas importantes de tus seres amados, felicitarlos por sus logros, recuérdales lo importantes que son para ti. Porque también allí Dios se glorifica y envía bendición y vida eterna.

Abre tu boca y bendice a Dios, y bendice a los que te rodean.

Dios te bendiga y te guarde. Buenos días y bendiciones.

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

El Nuevo Pacto … Mensajes Cristianos

Publicaciones Similares