Orar sin desmayar

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos Prédica de Hoy: La oración – Orar sin desmayar

Mensajes Cristianos Texto bíblico: Lucas 18:1

Introducción

Por muchos años hemos escuchado de la boca de múltiples predicadores, hombres y mujeres de Dios, y hasta de nuestros padres que: la oración es hablar con Dios, que es un arma poderosa, que la oración es súper importante en la vida cristiana de Fé.

¿Por qué es tan difícil para tantos cristianos orar?

Sí, así como me lee; una vida de oración no es fácil de establecerla, porque tener una vida de oración es algo para toda la vida, no es algo que lo aprendiste y ya. Eso es algo de todos los días, dónde cada vez nos hacemos dependientes de Dios a medida que oramos más y más.

Otros se limitan nada más a expresar que la oración es sólo hablar con Dios. Hasta allí se limitan, pero una vida de oración es mucho más que un concepto superficial.

En el capítulo 18 del libro de Lucas, Cristo hizo énfasis una vez más en la necesidad que tenemos los seres humanos en orar y no desmayar. Si Jesús lo enfatizó, es porque es sumamente importante y vital. Pero, ¿qué quiso decir Cristo realmente?

En otras palabras le dijo: Ustedes siempre van a necesitar una comunicación con el padre celestial, porque de Él viene su fuerza para vivir, entonces deben aprender a comunicarse directamente con el padre a través de la oración, sin importar lo que pase para que no se desanimen.

El modelo de la oración

Luego en los versículos que siguen en el mismo capítulo Él enseña el modelo de la oración y dice: «padre nuestro que estás en el cielo». En ésa primera frase nos muestra que es a Dios a quien debemos dirigirnos primeramente, y que está en los cielos que es el lugar de dónde pertenecemos, es decir; si yo voy a hacer una oración, yo me dirijo al padre, me dirijo a mi nación, porque en mi nación (el cielo) está lo que yo necesito.

Expongo ésta realidad como un extranjero que tiene un problema en un país ajeno al de él, ése extranjero se dirige a la embajada que representa su nación, y allí se dirige para pedir ayuda porque sabe que allí lo atenderán.

Así mismo debemos hacer nosotros hermanos, nos tenemos que dirigir a Dios que está en los cielos, nuestra fuente, nuestra nación celestial, el Dios que nos va a socorrer. (Colosenses 3:1)

Ahora bien, Jesús afirma que debemos ser perseverantes en la oración, es decir; ser constantes en ella, porque a través de la misma depende nuestra relación con el Señor. La oración tiene poder, muchas veces el Señor quiere hablarnos y revelarnos algo, bendecirnos, advertirnos, pero no nos damos cuenta porque no oramos.

¿Por qué estoy en depresión, angustiado, estresado, con miedo?

Estamos así porque no oramos, cuando Ud. ora, Ud. tiene poder. (Mateo 21:22) cuando la iglesia se une en oración ferviente al Señor , nada podrá detenerla, ¿Por qué? Ferviente significa acción Con fervor, con ánimo pronto, con fuego.

Si Ud. cultiva la oración en su vida, Ud. tendrá visión espiritual, Ud. no se dejará llevar por las vicisitudes de la vida, porque los hombres y mujeres de Dios son como el monte de Sion que no se mueven, sinó; que son firmes para siempre. (Salmos 125:1).

Dios quiere que tengas esa relación con Él a través de la oración, y también que seas un intercesor, porque a través de una vida de oración nos convertimos en la boca de Dios para bendición y exhortación a otros.

La oración en su boca puede salvar la vida de personas

En el libro de los hechos describen que a Pedro el discípulo de Cristo lo metieron preso y mataron a Jacobo a causa de Cristo, en ésa situación tan crítica en vez de llorar y tener por sus vidas, ellos que representan la iglesia se unieron en oración ferviente, y Dios libró a Pedro de la muerte y lo sacó de la cárcel. Gracias a ¿Qué? Gracias a la oración de los justos. (Salmos 34:17)

Si Ud. ora sin desmayar , Ud. siempre va a estar alerta a la voz de Dios. Si Ud. ora sin desmayar, Ud. va echar para atrás a las tinieblas que quieran causar daño a su familia y ministerio. Si Ud. ora, Ud. siempre va a escuchar la voz de Dios en su vida.

Conclusión

Si te sientes sin ánimos de orar, pídele perdón al Señor y comprométete de que vas a tener una vida de oración. No necesitas orar 2 horas, sólo basta con empezar y el Espíritu Santo te va a ir ejercitándose paso por paso hasta que vivas las 24 horas del día en completa comunión con Él.

Dios quiere que vivamos plenamente en su presencia y que tengamos vida de oración. ¡Levántate! ¡Sacúdete, cobra ánimo que el Señor te está esperando!

Dios te bendiga y te guarde. Buenos días y bendiciones.

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

El Nuevo Pacto .. Mensajes Cristianos

Publicaciones Similares