Hoy vamos a darle fin a la serie de predicaciones que les he traído en las últimas semanas, acerca de las profecías bíblicas. La realidad es que hemos tratado temas bastante profundos, los cuales he simplificado en mi intento de enseñarles acerca de ellos.

Pero antes de proceder, deseo que quede bien claro que lo que les voy a exponer está basado en el estudio de una de las profecías que encontramos en la Biblia.  También deseo que quede bien claro que con lo que vamos a estudiar hoy, yo no estoy diciendo ni implicando que yo soy un profeta, un gran teólogo, o un erudito de la Palabra; pero, como he dicho en otras ocasiones, sé leer.

Una cosa que estos tipos de predicaciones causan, es que nos fuerzan a examinar nuestra condición espiritual. Y examinar y ajustar nuestra condición espiritual es algo que siempre debemos hacer [1], pero la realidad de todo es que raramente lo hacemos.

Digo que es algo que hacemos raramente, porque la mayoría de nosotros estamos convencidos de que estamos bien con Dios, o estamos satisfechos en mantener una relación a medias con Él. Pero la realidad de todo es que desarrollar ese tipo de actitud o ese nivel de satisfacción, nos conduce a que desatendamos nuestra condición espiritual, y ha que quedemos cómodamente dormidos a la verdad de Dios.

Anuncios

Pero a pesar de que podamos estar completamente dormidos, o ignorando lo que la Palabra de Dios nos revela, las profecías bíblicas continúan cumpliéndose. Lo único que tenemos que hacer para encontrar evidencia de esto, es prestar atención a lo que está sucediendo en Europa con todos los actos de terrorismo, y en el Medio Oriente. ¿Qué está sucediendo en el Medio Oriente?

Lo que estamos viendo suceder en el Medio Oriente, es que se está tratando de establecer un gobierno califato mundial. Para los que no estén familiarizados con este término, el califato es un gobierno islámico tradicional, presidido por un califa [príncipe], ya sea designado o elegido, quien es considerado el líder político de todos los musulmanes.

Seguramente que algunos ya están pensando que este sistema nunca ocurrirá en este país; pero, ¿sabían ustedes que recientemente salió a la luz que desde hace ya mucho tiempo Liberty High School en Frisco, Texas, ha dedicado un salón de clases para los estudiantes que practican el Islam para que recen? [2]. ¿Qué interesante todo esto, verdad?

Lo que está aconteciendo en el Medio Oriente, y alrededor del mundo son cosas muy interesantes, así que hoy vamos a explorar un tema bien interesante también. Hoy vamos a explorar el tema de la profecía, específicamente el tema del rapto de la iglesia.

Pero antes de proceder deseo que quede bien claro que con lo que vamos a explorar hoy, yo no estoy diciendo ni implicando que soy un profeta, o que pretendo conocer la fecha cuando el rapto ocurrirá. Pero de lo que si estoy seguro es que sucederá [3], y que los eventos que estamos viendo suceder alrededor del mundo nos sugieren que con cada día que pasa, el tiempo se acerca [4].  Manteniendo estas cosas en mente continuemos ahora con nuestro estudio.

1 Tesalonicenses 4:16-17 – Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. 17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.

Anuncios

La realidad es que existe una gran controversia referente al rapto de la iglesia, y esta controversia ha causado división en el pueblo de Dios. Digo esto porque algunos han determinado que el rapto no sucederá, y basan su doctrina en que el concepto del rapto no fue conocido por la iglesia antigua, pero esto no es verdad. Pero según algunos teólogos, el concepto del rapto es algo completamente falso.

Ellos indican que ésta doctrina fue introducida en la iglesia cristiana por John Nelson Darby alrededor del 1830, y que fue hecha popular con la publicación de la Biblia de Referencia Scofield alrededor del 1909. Además, ellos también justifican su creencia, basado en que la palabra “rapto” no puede ser encontrada en el libro de Apocalipsis.

Les puedo decir con toda confianza que ellos tienen la razón hasta cierto punto; es decir, la enseñanza acerca del rapto no se hizo popular en la iglesia hasta después del 1909; sin embargo, como hemos podido apreciar en los versículos que estamos estudiando hoy, el mismo Apóstol Pablo enseño acerca del rapto [5]. También existen todos aquellos que dicen que el rapto no puede existir, ya que la palabra rapto no aparece en la biblia.  (Nota: La palabra Trinidad tampoco puede ser encontrada en la biblia, pero todos creemos en: Padre, Hijo, y Espíritu Santo).

Pero aunque la palabra “rapto” no puede ser encontrada en el libro de Apocalipsis, también debemos notar que la palabra “iglesia” desaparece del libro de Apocalipsis después del capítulo tres, y no es encontrada nuevamente hasta el capitulo veintidós. ¿Por qué desaparece la palabra iglesia del libro de Apocalipsis después del capítulo tres? La palabra “iglesia” desaparece después del capítulo tres, porque en el capitulo cuatro es donde el Señor comienza a describir lo que sucederá en el mundo.

En otras palabras comenzando en el capitulo cuatro, encontramos un derrame sin precedentes de la ira de Dios, y Dios ha escogido que la iglesia no comparta en el periodo de la Gran Tribulación.  Fíjense bien como esto es algo que queda bien ilustrado en 1 Tesalonicenses 5:9-10 cuando leemos: “…Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo, 10 quien murió por nosotros para que ya sea que velemos, o que durmamos, vivamos juntamente con él…”

También queda muy bien declarado en la carta del Señor a la iglesia en Filadelfia, (cuál fue la única iglesia que Dios no tuvo queja de ella), cuando leemos: “…Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra…” (Apocalipsis 3:10). Manteniendo estos breves detalles en mente, ahora debemos preguntarnos: ¿cuándo sucederá el rapto?

Anuncios

La realidad de todo, es que no existe una persona que pueda contestar esta pregunta correctamente. No existe una persona que pueda contestar esta pregunta correctamente, porque solo Dios sabe la fecha y el día exacto de este evento.

Esto es algo que el Señor nos deja saber claramente en Mateo 24:36-37 cuando leemos: “…Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre. 37 Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre…” Así que todo el que profese conocer cuando será el regreso de nuestro Señor es un farsante; un falso profeta.

La palabra de Dios nos dice que no conoceremos el día ni la hora cuando regresara nuestro Señor por Su iglesia, pero de lo que si podemos estar muy seguros es que sucederá. Cuando esto suceda, en ese momento el mundo caerá en un estado de caos, y el pánico cundirá las calles.  Quiero que usemos nuestra imaginación por un breve momento.