Como todos sabemos en aproximadamente dos semanas, en este país se estará celebrando el día de acción de gracias (Thanksgiving). Y en realidad es un día muy bonito ya que esta tradición fue establecida por los peregrinos de la colonia establecida en Plymouth, Massachussets, con un solo propósito; el propósito de este día de celebración fue para darle gracias a Dios por las bendiciones que ellos habían recibido y continuaban recibiendo.

Aunque al principio todos celebraban este día en diferentes fechas, eventualmente el día de acción de gracias (Thanksgiving) fue establecido como el último jueves de noviembre. Pero el problema que existe es que a través del tiempo, el significado original de este día ha ido perdiendo su valor.

En actualidad la mayor parte de las personas solo ven este día como un día menos de trabajo, lo ven como un día para una fiesta o reunión familiar, y nada más.

Como todos sabemos, nosotros hoy aquí celebraremos el día de acción de gracias (Thanksgiving) como iglesia; después del servicio nos reuniremos y compartiremos una deliciosa cena. Pero antes deseo que reflexionemos en el significado tan bello de este día, así que pasemos ahora a la Palabra de Dios.

Salmos 96:6-8Alabanza y magnificencia delante de él; Poder y gloria en su santuario. 7 Tributad a Jehová, oh familias de los pueblos, Dad a Jehová la gloria y el poder. 8 Dad a Jehová la honra debida a su nombre; Traed ofrendas, y venid a sus atrios.

Anuncios

Para poder tener un mejor entendimiento del mensaje que Dios tiene para nosotros en el día de hoy, nos será necesario enfocarnos en la definición de la palabra “tributad”. Esta palabra origina de la palabra “tributar” que es definida como:

1. Entregar el vasallo al señor en reconocimiento del señorío, o el súbdito al Estado para las cargas y atenciones públicas, cierta cantidad en dinero o en especie.

2. fig. Ofrecer o manifestar veneración como prueba de agradecimiento o admiración.

3. Ar. Dar a treudo [1].

¿Por qué debemos enfocarnos en la definición de esta palabra? La razón por la que debemos concentrarnos en la definición de esta palabra es porque generalmente, cuando las personas piensan en tributar, inmediatamente asocian esta palabra con el dinero o algún tipo de pago monetario, pero como podemos ver, esta palabra aunque puede ser usada para describir lo monetario, para el creyente esta palabra tiene un significado mucho superior a esto.

Anuncios

Digo que tiene un significado mucho superior, porque la realidad de todo es que Dios no esta mirando cuanto ofrendas o dejas de ofrendar; lo que Dios esta mirando es tu corazón. Esto es algo que se nos dice bien claro en Proverbios 20:27 cuando leemos: “…Lámpara de Jehová es el espíritu del hombre, La cual escudriña lo más profundo del corazón…”

¿Qué es lo que Dios busca de Su pueblo? Dios no esta buscando tu dinero, Dios esta buscando que confiemos en Él en todo momento. En otras palabras, Él está buscando que fortalezcamos nuestra fe. Dios está buscando que hagamos lo correcto ante Sus ojos, Dios está buscando que demostremos el poder de Su grandeza produciendo buenos frutos. Habiendo establecido estos breves detalles, mantengamos el significado de esta palabra en mente, y continuemos ahora con nuestro estudio de hoy.

Lo primero que encontramos aquí es que se nos dice: “…Alabanza y magnificencia delante de él; Poder y gloria en su santuario…” Yo sé que existe un buen número de personas, que piensan que no tienen nada por que dar gracias. Sé que existe un buen número de personas, que se encuentran atravesando por situaciones difíciles; especialmente en estos tiempos de incertidumbre por la que está atravesando esta nación, pero a pesar de cualquier dificultad por la que podamos estar atravesando, siempre existe algo por lo que debemos dar gracias a Dios, y alabar Su santo y divino nombre. Reflexionemos en esto por un momento, y determinemos si lo que les digo tiene sentido. ¿Qué tenemos que agradecerle nosotros a Dios?

Sé que lo que les voy a decir lo he repetido en numerosas ocasiones, pero el hecho de que estemos aquí es una razón para darle gracias a Dios. ¿Por qué? Porque la realidad es que existen numerosas personas en este mundo, que quisieran poder reunirse en un lugar para alabar a Dios y no pueden. Digan conmigo: ¡Gracias a ti mi Dios por este lugar!

El hecho de que podamos escuchar estas alabanzas que acabamos de escuchar, es una razón para darle gracias a Dios. ¿Por qué? Porque la realidad es que existen numerosas personas en este mundo, que no puede oír, quienes desean escuchar alabanzas a Dios pero no pueden. Digan conmigo: ¡Gracias a ti mi Dios porque puedo oír!

Anuncios

El hecho de que podamos expresarnos, cantar y alabar libremente, es una razón por la que tenemos que darle gracias a Dios. ¿Por qué? Porque la realidad es que existen numerosas personas en este mundo, que viven en países donde la libertad que nosotros tenemos no existe. Digan conmigo: ¡Gracias a ti mi Dios por la libertad que tu nos has dado!

El hecho de que hayamos abiertos nuestros ojos hoy es una razón por la que debemos darle gracias a Dios. ¿Por qué? Porque esto quiere decir que Dios nos ha bendecido con un día más de vida, de esa forma proporcionándonos una nueva oportunidad para acercarnos más a Él; proporcionándonos otra oportunidad de arrepentirnos de nuestras faltas y pecados. Digan conmigo: ¡Gracias a ti mi Dios por un día mas de vida!

El hecho de que compartiremos de una exquisita cena al terminar el servicio, es una razón por la que debemos darle gracias a Dios. ¿Por qué? Porque Dios nos ha bendecido abundantemente para que podamos disfrutar de esta cena. Digan conmigo: ¡Gracias a ti mi Dios por los alimentos y las bendiciones que tu nos has proporcionado!

Pages: 1 2