La diferencia entre juzgar y reprender la hipocresía

Como todos nosotros sabemos, nosotros vivimos en un mundo donde a lo bueno se le dice malo, y a lo malo se le dice bueno. Y esta es una de las razones, por la cual los cristianos somos hostigados, cuando nos paramos en oposición a muchas de las cosas que están sucediendo en el mundo.

Lo que esta sucediendo, es que los liberales son los primeros en acusarnos de juzgar y condenar a otros, y a través de la presión social, tratan de obligar a que seamos personas políticamente correctas. En otras palabras, que seamos personas que aceptemos lo que va contrario a la palabra de Dios, y nuestra fe, y que no delatemos el error que existe en todo esto. Pero desdichadamente, esto no es algo que se limita al mundo.

La realidad es que alrededor del mundo existen numerosas iglesias y/o congregaciones, donde los líderes y pastores han cedido a la presión social, y por ende han dejado de predicar, y en casos extremos, han dejado de practicar la verdad de Dios. Esto es algo que ha sucedido, y desafortunadamente continuara sucediendo, debido al temor que muchos sienten de ser etiquetados por el mundo como personas intransigentes, personas de mentes cerradas, y/o personas que están fuera de contacto con el mundo de hoy.

Así que, los fundamentalistas bíblicos, es decir, todo siervo y/o sierva que delata la maldad, corrupción, y perversión según la palabra de Dios, son cruelmente acusados de ser personas prejuiciadas, y faltas de amor. En otras palabras, se nos acusa incorrectamente de juzgar y condenar, cuando en realidad lo que estamos haciendo no es más nada que reprender e instruir a las personas, a vivir según los principios divinos establecidos en la palabra de Dios.

Anuncios

Así que en el día de hoy deseo que exploremos el tema de lo que es juzgar, y lo que es reprender. Para hacer esto estaremos explorando lo que sucedió cuando Pablo confrontó a Pedro públicamente, debido a que el comportamiento de Pedro se había apartado de la palabra de Dios. Pasemos ahora a los versículos que estaremos analizando.

Gálatas 2:11-14Pero cuando Pedro vino a Antioquía, le resistí cara a cara, porque era de condenar. 12 Pues antes que viniesen algunos de parte de Jacobo, comía con los gentiles; pero después que vinieron, se retraía y se apartaba, porque tenía miedo de los de la circuncisión. 13 Y en su simulación participaban también los otros judíos, de tal manera que aun Bernabé fue también arrastrado por la hipocresía de ellos. 14 Pero cuando vi que no andaban rectamente conforme a la verdad del evangelio, dije a Pedro delante de todos: Si tú, siendo judío, vives como los gentiles y no como judío, ¿por qué obligas a los gentiles a judaizar?

Ahora bien, como acostumbro a decir, para tener un mejor entendimiento del mensaje que Dios tiene para nosotros hoy, nos será necesario hacer un breve repaso de historia. Lo primero que debemos saber, es que Antioquía en Siria, era un centro de comercio importante en el mundo antiguo. Mayormente poblada por los griegos, eventualmente se convirtió en un fuerte centro cristiano. Fue en Antioquía que los creyentes fueron llamados cristianos por primera vez (Hechos 11:26). Antioquía en Siria se convirtió en la sede de la iglesia gentil, y la base de operaciones de Pablo.

Lo segundo que debemos saber es que la mayoría de los convertidos, y los primeros líderes de la iglesia de antigüedad, eran judíos quienes habían aceptado a Jesucristo como su Mesías. Pero lo que estaba sucediendo es que como cristianos judíos, ellos luchaban contra una doble identidad. Por un lado su judaísmo los obligaba a ser seguidores de la ley, y por otro lado su nueva fe en Cristo los invitaba a celebrar una santa libertad (Gálatas 5:1-8).

Esta controversia fragmentó la iglesia primitiva.

Los judaizantes, (una facción judía extremista dentro de la iglesia), sostenían que los cristianos gentiles tenían que someterse a leyes y tradiciones judías, además de creer en Cristo. Como misionero de los gentiles, Pablo tuvo que enfrentarse a esta cuestión en varias ocasiones.

Anuncios

Por último, debemos saber que los judaizantes trataban de socavar la autoridad de Pablo, y enseñaban un falso evangelio. Los judaizantes acusaron a Pablo de diluir el evangelio para que fuera más fácil para los gentiles de aceptar, mientras que Pablo acusó a los judaizantes de anular la verdad del evangelio, añadiendo condiciones a ella.

Por lo tanto, la epístola a Gálatas fue escrita para refutar a los judaizantes, y llamar a los creyentes al evangelio puro [1]. Manteniendo estos detalles en mente, continuemos ahora con nuestro estudio de hoy.

En el libro de Gálatas, la base de la salvación era la cuestión, ¿era la salvación por medio de Cristo solo, o era a través de Cristo y la adhesión a la ley? El argumento llegó a su fin en los versículos que estamos explorando hoy, cuando Pedro, Pablo, los judaizantes, y algunos cristianos gentiles se reunieron en Antioquía para comer.

Fíjense bien en lo que sucedió; aquí vemos que la palabra de Dios nos dice: “…Pero cuando Pedro vino a Antioquía, le resistí cara a cara, porque era de condenar. 12 Pues antes que viniesen algunos de parte de Jacobo, comía con los gentiles; pero después que vinieron, se retraía y se apartaba, porque tenía miedo de los de la circuncisión…”

Ahora debemos preguntarnos, ¿de qué se trataba este desacuerdo? Este desacuerdo se trataba acerca de lo que Pedro comía, y con quien comía. Permítanme extenderme brevemente en este punto. En Hechos 10 encontramos que Pedro recibió un mensaje especial del Señor, acerca de las restricciones dietaría que él guardaba. En esencia, el Señor le quito las restricciones judaicas cuando le dijo: “…Lo que Dios limpió, no lo llames tú común…” [2].

Anuncios

Esto significa que antes de que llegasen los cristianos judíos a la comida, Pedro se sentaba en la mesa con los cristianos gentiles y comía de todo tipo de comida y/o carne; pero ahora que los cristianos judíos (judaizantes) habían llegado (“…algunos de parte de Jacobo…”), la lucha interna con su doble identidad, venció la verdad del evangelio. ¿Por qué digo esto?

Digo esto porque Pedro probablemente pensó que al distanciarse de los cristianos gentiles, estaba promoviendo la armonía, (él no quería ofender a los amigos de Jacobo [judaizantes]). Pero Pablo reprendió esta acción de Pedro, porque esta acción violaba el verdadero evangelio. ¿Por qué violaba el verdadero evangelio?

Digo que violaba el verdadero evangelio, porque al Pedro unirse a los judaizantes, él estaba apoyando implícitamente la afirmación de ellos, de que Cristo no era suficiente para la salvación. Así que aunque Pedro era un líder de la iglesia, él estaba actuando como un hipócrita. Y la hipocresía nunca puede formar parte de la vida de un verdadero cristiano [3].

La hipocresía es algo que sobreabunda en el mundo de hoy, pero desdichadamente no es algo que se limita al mundo, sino que también abunda en numerosas congregaciones. Grandes números de pastores y líderes han cometido, y/o están cometiendo el mismo error de Pedro.

Pages: 1 2