Yo no sé cuantos de ustedes están atentos a lo que esta aconteciendo en el mundo, pero de algo que debemos estar muy pendientes es de lo que esta aconteciendo en el área de la religión.  Digo esto porque no es difícil encontrar que casi a diario surgen nuevos grupos, o cultos, que declarando ser cristianos no lo son.  Tampoco es difícil encontrar como congregaciones cristianas adoptan ciertas practicas, y o métodos que para lo único que sirven es para confundir y dividir al pueblo de Dios.

Por ejemplo, en estos días estuve escuchando la radio cristiano, y una cosa que me atrajo mucho la atención es que casi todo predicador se concentraba en la prosperidad.

También tuve la oportunidad de ver algunos predicadores en el televisor, y nuevamente encontré que la mayoría de ellos solo predicaban acerca del dinero, la prosperidad, y el poder de desatar bendiciones con buenos pensamientos.  Muy pocos mencionaron la palabra arrepentimiento, y definitivamente ninguno declaro que el arrepentimiento es algo fundamental para sostener un compromiso genuino con Dios.

Pero lo más interesante de todo esto es que en casi toda ocasión, estas personas están al frente de congregaciones numerosas. Es decir, no es fuera de lo común ver como estas congregaciones tienen una membresía de 500, 600, y hasta miles de personas.

Ahora me detengo aquí por un breve momento para aclarar algo. No existe nada malo en querer que una congregación crezca, es más, como fieles cristianos esta debe ser la meta de todos nosotros, y es por eso que he hecho tanto énfasis en estas últimas predicaciones acerca del evangelizar.

Anuncios

Tampoco existe nada malo en estar a cargo de una congregación grande, y creo que este es el sueño de casi todo pastor.  Pero si existe algo bien grave, cuando esto sucede porque los pastores y líderes comprometen su fe para agradar al mundo.

Si existe algo bien grave cuando se adoptan métodos o prácticas, con el fin de complacer y agradar a las personas, en vez de mantenerse fiel a la palabra de Dios, y buscar agradarle solo a Él.  Así que con esto en mente, pasemos ahora a la palabra de Dios para estudiar el mensaje de hoy.

2 Timoteo 3:1-5También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. 2 Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, 3 sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, 4 traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, 5que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita

Como siempre digo, para tener un mejor entendimiento del mensaje que Dios tiene para nosotros, nos será necesario hacer un breve repaso de historia.  Esta carta fue escrita alrededor del 67 d.C, y en este punto de la historia, Pablo se encontraba en una prisión romana sin esperanza de ser liberado.  Pablo estaba preso porque el imperio romano consideraba el cristianismo como una religión ilícita.

Pablo fue arrestado como un criminal común, y todo solo por el hecho de predicar el evangelio [1].  Debido a la intensa persecución que existía en ese tiempo, y debido a su conocimiento de las leyes romanas, Pablo sabia muy bien que pronto se le celebraría un juicio y después seria ejecutado, esto queda bien claro en 2 Timoteo 4:6, cuando leemos: “…Porque yo ya estoy para ser sacrificado, y el tiempo de mi partida está cercano…”

Anuncios

Ahora, cuando estudiamos esta epístola de Pablo a Timoteo desde el inicio, no es difícil entender que Pablo le encargo tres cosas a Timoteo.  Primero le encargó que resistiera el abuso que le sobrevendría por mantener su fe [2].  Segundo le encargó que guardara la verdadera doctrina en este mundo de maldad [3]. Y tercero, Pablo le encargó que se esforzara y no permitiera que nada le desanimara [4].

¿Por qué le encargo Pablo estas tres cosas a Timoteo? La razón por la que Pablo le encargo estas tres cosas a Timoteo, fue porque él no quería que el ministerio fuera interrumpido después de su muerte.

Así que lo que tenemos aquí en esencia, es que Pablo le escribió encargándole que continuara la obra de Dios.  ¿Por qué es tan importante que sepamos estas cosas?  La razón por la que es tan importante que estemos conscientes de estos detalles, es porque en esencia, todo cristiano ha recibido las mismas instrucciones.

En otras palabras, a todo cristiano fiel se le ha encargado obrar para el reino de Dios, perseverar en la santidad, no desanimarse, y siempre guardar la sana doctrina. Así que manteniendo estas cosas en mente, continuemos ahora con nuestro estudio de hoy.

Cuando abrimos nuestros ojos espirituales, y tomamos el tiempo de mirar a nuestro alrededor, no es difícil determinar, que la descripción que Pablo utiliza en los versículos que estamos analizando hoy, describe muy bien a muchos hoy en día.  Es más, yo me atrevo a decir que todos nosotros aquí, podemos pensar de por lo menos una persona que queda bien descrito con las palabras de Pablo.

Anuncios

En otras palabras, estoy seguro que la mayoría de nosotros, si no todos,  conocemos a personas dentro y afuera del cuerpo de Cristo que aparentan ser una cosa, pero que en realidad son otra tal como lo dijo Pablo aquí cuando leemos: “…que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella…”

Lamentablemente, la hipocresía es algo que sobreabunda en este mundo.  El mundo esta lleno de personas que tal como lo describe Pablo, aparentan ser una cosa, pero en realidad son completamente otra.  Y lamentablemente, esto no es algo que se limita al mundo, es decir a los no creyentes.  Lamentablemente, la hipocresía es algo que ha tomado raíz dentro del cuerpo de Cristo.

Digo esto porque no es fuera de lo común encontrar personas que profesan ser creyentes, que profesan ser hombres y mujeres de Dios, pero que en realidad se encuentran bien lejos de Dios.  Digo que se encuentran lejos de Dios porque existen muchos que han adoptado doctrinas y enseñanzas que a primera vista lucen bellas, y buenas, pero que en realidad son inspiradas por el diablo.

 Y esto es algo que no nos debe sorprender, ya que el Señor nos dejo una muy clara advertencia acerca de ellos, como encontramos en Marcos 13:22-23 cuando leemos: “…Porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y harán señales y prodigios, para engañar, si fuese posible, aun a los escogidos. 23 Mas vosotros mirad; os lo he dicho todo antes…

Como les dije existen muchas personas en este mundo que aparentan ser una cosa, pero no lo son, que aparentan ser de Dios, pero no lo son.  Personas que se disfrazan con mascaras de religión, y se arman con palabras seductoras.  Personas que no obran para Dios sino en contra de Dios, es como nos dice el Señor en Mateo 7:15 cuando leemos: “…Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces…”  Ahora, deseo detenerme aquí por un breve momento y hacer una aclaración.  No quiero que nadie mal interprete lo que les he dicho hasta ahora.

Pages: 1 2