Esta noche será una noche muy especial para todos nosotros, porque hoy celebraremos la victoria de nuestro Señor Jesucristo en la cruz. Hoy celebraremos el evento más impactante y maravilloso que este mundo ha experimentado, hoy celebraremos la resurrección de Jesucristo.

Lo que ha sucedido es que a través del tiempo, este maravilloso acontecimiento ha sido víctima de los ataques del enemigo, y lenta pero deliberadamente ha ido perdiendo su verdadero significado.  Es exactamente por esta razón, que no es fuera de lo común ver como este acontecimiento es asociado con rituales paganos de fertilidad, y tradiciones inventadas por el hombre.

En otras palabras, costumbres y conceptos anti bíblicos, que han lentamente penetrado las paredes de la iglesia cristiana. Es por esta razón que esta noche deseo que enfoquemos nuestro estudio bíblico en el verdadero significado de esta fecha tan especial, y deseo dedicar esta predicación para aclarar ciertos puntos acerca de la resurrección del Señor, y lo que significa para todo cristiano. Abramos ahora nuestra biblia para iniciar nuestro estudio bíblico.

Mateo 12:40Porque así como Jonás estuvo tres días y tres noches en el vientre del gran pez, así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches. (RVA-2015)

Anuncios

Como pueden apreciar, este versículo no es un versículo tradicionalmente usado para introducir o explorar el tema de la resurrección.  La mayoría de los pastores usualmente usan los versículos que directamente describen cuando las mujeres encontraron la tumba vacía el “primer día de la semana” [1]. 

Y me detengo aquí para hacer una aclaración.  No existe nada mal en usar los versículos que directamente describen cuando las mujeres encontraron la tumba vacía, para explicar el tema de la resurrección.  Es más, nosotros los hemos usado en más de una ocasión como base en las predicaciones acerca de la resurrección.

Una de las razones principales por las que hemos usados esos versículos, ha sido para demostrar como la duda puede penetrar e influenciar la vida de los cristianos.  Digo esto porque a pesar de que los versículos que narran la historia de cuando las mujeres que se dirigieron a la tumba varían de cierta forma, pero lo que todos tienen en común, es que este grupo de mujeres se dirigió al sepulcro con tristeza y dolor.  Y los sentimientos que ellas sintieron de tristeza y dolor, sirven para enseñarnos como la duda puede penetrar aun en el corazón de los cristianos más fuertes.  Después de todo,  no estamos hablando acerca de cualquier grupo de mujeres, estamos hablando del grupo de mujeres que personalmente conocían a Jesús.

Estamos hablando acerca de un grupo de mujeres, que habían escuchado las enseñanzas del Señor, directamente del Señor.  No estamos hablando acerca de un grupo de personas que habían escuchado acerca de las enseñanzas del Señor por mediación de un pastor, o de un profeta, o de hombre alguno, ellas físicamente escucharon la voz del Señor; sin embargo, no lograron entender, o no tuvieron la fe necesaria para creer, en lo que al hombre le aparenta imposible.  Y esto es un problema que continúa aun.  Muchos dudan o no logran completamente entender lo que el Señor nos enseña y revela en la biblia.

Muchos no logran completamente entender lo que la biblia nos revela, y esto es exactamente lo que le da cabida, o le abre camino al enemigo para introducir herejías en la fe cristiana.  Y las herejías son las que la abren camino a las enseñanzas, tradiciones, rituales, y costumbres anti bíblicas.

La gran realidad es que el enemigo tratará de desacreditar la obra de nuestro Señor Jesucristo, por todos los medios habidos y por haber. En el tiempo que Jesús estuvo en la tierra, el enemigo trató de destruir la obra que Él había venido a cumplir por mediación de los supuestos hombres de Dios; es decir, los escribas, los saduceos, los fariseos, y los maestros de la ley [2].

Anuncios

El ataque de Satanás en contra de la obra redentora de Jesucristo nunca se ha detenido, y nada le daría más placer que poder eliminar por completo el verdadero significado de Su resurrección. ¿Cómo ha tratado y continúa tratando de hacer esto? Lo ha tratado y continúa tratando de hacer a través de tradiciones, filosofías, y enseñanzas falsas.

La realidad es que me sería imposible presentarles un estudio bíblico detallando todas las costumbres, tradiciones, filosofías, y herejías que buscan socavar la obra redentora del Señor, pero sí deseo que exploremos una tradición muy popular que existe en el pueblo cristiano alrededor del mundo.

Como les explique anteriormente, los versículos tradicionales que narran la historia de las mujeres que se dirigieron al sepulcro tienen algo en común.  Lo que tienen en común es que ellas se dirigieron a la tumba “el primer día de la semana”.  Y al igual que existe algo en común en los versículos que narran lo que sucedió en ese entonces, existe algo que un gran por ciento de los cristianos de hoy tienen en común.  ¿Qué es lo que tantos cristianos tienen en común?

Lo que un gran por ciento de cristianos tiene en común, es que este domingo asistirán a la iglesia, solo por el simple hecho de que le llaman el “domingo de resurrección”.  Y es por eso que en ese día, la mayoría de las congregaciones cristianas experimentaran mejor audiencia que en cualquier otro domingo o servicio.  Y esto es debido a que la mentalidad de muchos cristianos y cristianas, es que tienen que asistir a la iglesia porque es domingo de resurrección. Pero ahora debemos preguntarnos, ¿resucito Jesús un domingo? ¿Es el domingo el día de resurrección?  La respuesta a ambas preguntas es ¡NO!

La razón principal por la que un gran por ciento de los cristianos creen que el domingo es el día de resurrección, es porque han remplazado la verdad de Dios por la herejía.  Digo esto porque  la creencia popular es que Cristo fue crucificado un viernes, y que resucitó el domingo en la mañana; por lo tanto, “domingo de resurrección”.  Pero la realidad es que esto no es cierto, y definitivamente no tiene respaldo bíblico alguno. Permítanme explicarles bien lo que la biblia nos enseña, pero que muchos no logran entender.

En el versículo inicial que leímos hoy encontramos que el Señor nos dice: “…Porque así como Jonás estuvo tres días y tres noches en el vientre del gran pez, así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches.…”  Ahora vamos a analizar lo que el Señor nos dice aquí un poco más de cerca, para determinar si el domingo es el día de resurrección.  Según la palabra de Dios, un día tiene 24 horas; 12 horas de día, y 12 de noche [3]; así que tres días y tres noches representan 72 horas.  Y aquí vemos claramente que Jesús dijo: “…así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches…”

Anuncios

Adicionalmente, algo que podemos encontrar en la biblia con facilidad es que Jesús murió alrededor de las tres de la tarde [4]. Esto es algo que podemos confirmar bíblicamente en Mateo 27:46-50 cuando leemos: “….Como a las tres de la tarde Jesús exclamó a gran voz diciendo: “—¡Elí, Elí! ¿Lama sabactani?, (esto es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?). 47 Cuando algunos de los que estaban allí le oyeron, decían: —Este hombre llama a Elías. 48 Y de inmediato uno de ellos corrió, tomó una esponja, la llenó de vinagre y, poniéndola en una caña, le daba de beber. 49 Pero otros decían: —Deja, veamos si viene Elías a salvarlo. 50 Pero Jesús clamó otra vez a gran voz y entregó el espíritu.…” (RVA-2015). Así que manteniendo este detalle en mente, hagamos ahora un poco de matemática.

La biblia aquí nos dice: “…Como a las tres de la tarde…”  Y la tradición seguida por muchos, es que el Señor fue crucificado un viernes, pero aquí existe un gran problema.  Digo esto porque esto quiere decir que si Jesús murió un viernes en la tarde, y resucitó un domingo en la mañana, lo más que pudo estar en el corazón de la tierra fueron un día y medio. Así que cuando hacemos la matemática, pronto descubrimos la herejía.  Hagámosla juntos para determinar si lo que les digo tiene sentido.