Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

Estaba viendo el televisor unas noches atrás, y salió un comercial bastante interesante. Es un comercial que anuncia un libro titulado “Love God” (Ama a Dios). Tiene un titulo bastante bueno, ¿verdad?

Pero el asunto es que con solo escuchar lo que el comercial dice, y a la misma vez recordar las predicas cristianas y estudios bíblicos que hemos escuchado a través del tiempo, no es difícil discernir que el libro no tiene nada que ver con Dios, ya que el comercial indica que debes comprar el libro para descubrir y aprender de las vidas pasadas (reencarnación), conocer tu futuro a través de sueños y viajes del alma (adivinación), contactarte con poderes celestiales (espiritismo), etc. etc.

Demás está decir que el libro debe estar teniendo algún tipo de aceptación, ya que un comercial en el televisor no es nada barato. El hecho de que se vea el comercial significa que el libro se está vendiendo, y que la compañía que lo imprime y el autor están obteniendo ganancia.

Ahora debemos preguntarnos, ¿cómo puede ser que un libro de esta índole tenga mercado alguno en una nación donde la mayoría de las personas se identifican como cristianas?

Anuncios

Claro está en que cuando digo que la mayoría de las personas se identifican como cristianas, ese número también incluye a todos aquellos que se encuentran enredados en las falsas doctrinas. Pero hasta la mayoría de las sectas también condenan estas cosas.

¿Qué está sucediendo? ¿Por qué es que un libro como este está teniendo aceptación? Este será el tema de la predicación de hoy.

Deuteronomio 18:9-14Cuando entres a la tierra que Jehová tu Dios te da, no aprenderás a hacer según las abominaciones de aquellas naciones. 10 No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, 11 ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos. 12 Porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios echa estas naciones de delante de ti. 13 Perfecto serás delante de Jehová tu Dios. 14 Porque estas naciones que vas a heredar, a agoreros y a adivinos oyen; mas a ti no te ha permitido esto Jehová tu Dios.

Lo primero que podemos observar es que estos versículos son una gran advertencia de Dios, que a pesar de que fue escrita años atrás, continúa vigente. En este punto de la historia Moisés estaba guiando al pueblo de Dios hacia la Tierra Prometida.

Pero porque Dios sabía exactamente lo que ellos encontrarían en su camino, y Él deseaba que ellos no se contaminaran con las tradiciones, y las abominaciones que verían, Él les dijo: “…Cuando entres a la tierra que Jehová tu Dios te da, no aprenderás a hacer según las abominaciones de aquellas naciones…” Como les mencione, esta advertencia continua vigente.

Claro está en que nosotros no estamos atravesando un desierto físico. Claro está en que no estamos a punto de pelear una guerra física para conquistar un territorio.

Anuncios

Pero si les digo que toda persona que genuinamente ha aceptado a Cristo como su Rey y Salvador se encuentra en camino hacia la Tierra Prometida [1]. Y al igual que Dios le advierte a este pueblo, Dios nos advierte a todos nosotros que como fieles cristianos, nosotros no podemos hacer o aceptar las abominaciones que hace el mundo.

Como les dije, todo cristiano fiel se encuentra en camino a la morada que Cristo ha preparado para nosotros. La promesa de que Cristo fue a preparar morada para que donde Él este, también estemos nosotros, es la promesa que nos fortalece, nos ayuda a perseverar, y a vencer. Dile a la persona que tienes a tu lado, estamos en camino.

El problema es que en nuestro camino a la Tierra Prometida, en otras palabras, en este mundo en que vivimos, existen muchas cosas que tratan de contaminarnos, y separarnos de la presencia de Dios. La realidad es que existen muchas cosas que tratan de desviarnos del camino que nos conduce a la presencia de Dios.

Existe un incontable número de obstáculos y de trampas que evitar, y ataques que tenemos que vencer. Y es por eso que siempre debemos pedirle a Dios que nos guarde del mal que existe en este mundo [2].

Los poderes de las tinieblas siguen un plan bien elaborado que solo busca apartar al hombre de Dios [3]. Y en nuestros días este plan está siendo ejecutado con gran eficacia a través de los medios de entretenimiento y comunicación.

Un gran ejemplo de esto es este libro del que les hablo, y las películas y programas de televisión que se han convertido de entretenimiento a perversión. Ahora debemos preguntarnos, ¿están sucediendo estas cosas por casualidad, o es un plan del enemigo?

Anuncios

Para contestar esta pregunta nos será necesario examinar lo que este libro que les mencione, y las tantísimas otras formas de supuesto entretenimiento y educación promueven, comparándolo todo con lo que nos dice la biblia.

Lo que este libro y otros medios de comunicación y entretenimiento en si promueven es el paganismo (definición según Diccionario de la Real Academia Española: Aplícase a los idólatras y politeístas, especialmente a los antiguos griegos y romanos).

En otras palabras, promueven lo que Dios llama abominación. Ahora pregunto, ¿cuantos han visto los comerciales en la televisión anunciando amuletos de buena suerte y demás? ¿Cuántos han visto programas de televisión pervertidos, e inmorales? ¿Cuántos ha visto películas sea en el cine o en Videos Digital (DVD), donde casi todas las escenas contienen conductas obscenas, groseras, y depravadas?

Mi familia y yo siempre alquilamos películas basado en los avances que aparentan interesantes, y las vemos juntos. Y les puedo decir que en más de una ocasión yo he tenido que apagar el DVD, porque me abochorno de lo aparece en pantalla.

El respeto se ha perdido. El respeto hacia la mujer ha desparecido, el respeto de la intimidad ha desaparecido, el respeto hacia el matrimonio ha desaparecido. ¿Por qué han desaparecido todas estas, y muchísimas otras cosas de la sociedad de hoy?