Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

Permítanme hacer una pregunta: ¿cuántos desean ser liberados de alguna atadura? Desafortunadamente, existe un gran número de cristianos que sufren debido a la depresión, problemas matrimoniales, y todas las demás cosas que existen que pueden causar dolor y sufrimiento en nuestra vida.

Cuando las personas sufren de estos tipos de problemas, lo primero que muchos hacen es consultar con los doctores especialistas en estos asuntos.

Ahora bien, quiero que quede bien claro, que con lo que les voy a decir yo no estoy diciendo ni implicando que las personas no acudan a los médicos. Después de todo, Dios ha escogido a estos tipos de personas muy especiales para atendernos, y en numerosas ocasiones sanarnos de una gran variedad de padecimientos.

Así que yo no tengo nada en contra de la medicina, ni en contra de los médicos, pero por experiencia propia si les puedo decir que en ocasiones, los doctores tratan de solucionar todo con medicinas, que en muchas ocasiones causan efectos secundarios que son casi peor que la enfermedad.

Anuncios

También como todos sabemos, no todas las medicinas funcionan de la misma manera en una persona, y debido a esto, en la mayoría de los casos los médicos tienen que experimentar con varios medicamentos, hasta encontrar el que realmente funciona en la persona, especialmente en cuanto a los problemas nerviosos, como la depresión.

Así que espero que haya quedado bien claro que yo no he dicho, ni he implicado, que alguien deje de tomar una medicina recetada por su médico, ni he dicho o implicado que no se confíe y acuda a los médicos.

Pero lo que si les estoy diciendo es que todo creyente fiel tiene otra opción, o medicina que puede usar en adición a cualquier tratamiento científico.

Todo cristiano fiel tiene a su disposición la mejor medicina que existe en el universo, capaz de vencer todo tipo de enfermedad. Y es por eso que deseo enfocar el estudio bíblico de hoy en esta medicina tan poderosa.

Hoy vamos a explorar el poder de liberación que existe en la alabanza. No creo que exista un cristiano que no se goce en las alabanzas. Mirando a mi alrededor cuando juntos alabamos a Dios, yo he observado como la cara de muchos cambia una vez que comenzamos.

El ceño (frown) se torna al revés, y se convierte en una sonrisa; las expresiones de las caras cambian por completo, y los problemas o sentimientos negativos desaparecen. Y esto es algo que hacemos domingo tras domingo, y siempre con el mismo resultado.

Anuncios

Siempre somos liberados de esas cosas que nos atan al mundo, y el único efecto secundario que produce es ¡alegría y gozo! Así que pasemos ahora a la lectura de la palabra de Dios, para encontrar el poder que existe en la alabanza.

Hechos 16:25-33Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían. 26 Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel se sacudían; y al instante se abrieron todas las puertas, y las cadenas de todos se soltaron. 27 Despertando el carcelero, y viendo abiertas las puertas de la cárcel, sacó la espada y se iba a matar, pensando que los presos habían huido. 28 Mas Pablo clamó a gran voz, diciendo: No te hagas ningún mal, pues todos estamos aquí. 29 El entonces, pidiendo luz, se precipitó adentro, y temblando, se postró a los pies de Pablo y de Silas; 30 y sacándolos, les dijo: Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo? 31 Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa. 32 Y le hablaron la palabra del Señor a él y a todos los que estaban en su casa. 33 Y él, tomándolos en aquella misma hora de la noche, les lavó las heridas; y en seguida se bautizó él con todos los suyos.

Como he repetido en numerosas ocasiones, para mejor entender el estudio bíblico de hoy, nos será necesario hacer un breve repaso de historia. Creo que todos aquí conocemos muy bien la historia del apóstol Pablo, y como él fue llamado a los caminos del Señor [1].

En este momento en la historia, Pablo y Silas se encontraban en camino a Macedonia, y tuvieron que atravesar por la ciudad de Filipos, que era una de las ciudades principales de Macedonia y una colonia romana.

Cuando tomamos el tiempo de analizar este acontecimiento histórico [2], vemos que estos dos hombres caminaban cerca del río buscando un lugar para orar. Pero lo que les sucedió fue que una muchacha, poseída por un espíritu de adivinación, les seguía dando voces diciendo (vs. 17): “…Estos hombres son siervos del Dios Altísimo, quienes os anuncian el camino de salvación…”, y esto fue algo que sucedió por varios días.

Esto sucedió tantas veces que los estudios bíblicos claramente nos enseñan que llegó el momento cuando Pablo se enfado, reprendió al espíritu que le poseía, y ella quedo completamente liberada en ese momento.

Anuncios

A primera vista esto aparenta ser algo grandioso, algo bueno; después de todo, la mujer fue liberada de un demonio. Sin embargo, esta liberación no fue reconocida como algo bueno, sino que produjo un gran problema en la vida de estos hombres.

Los estudios bíblicos nos revelan, que la razón por la que ellos cayeron en gran problema es porque los amos de esta muchacha, obtenían ganancia de los poderes de adivinación que ella poseía. Y debido a que cuando Pablo reprendió el espíritu ella quedó completamente liberada, los dueños de esta sierva ahora no tendrían más ganancia.

Esto produjo que los dueños de la muchacha se enfadaran y denunciarán a Pablo y a Silas a las autoridades. Las consecuencias no fueron nada agradable, los magistrados ordenaron que ambos hombres sufrieran un fuerte castigo (fueron azotados vs. 22), y además de eso que fueran encarcelados. Todo esto nos conduce a este momento en la historia del estaremos desarrollando nuestro estudio bíblico de hoy.

Como les dije, ambos hombres sufrieron un fuerte castigo y fueron encarcelados, pero como si todo esto fuese poco, ahora ellos también se encontraban encadenados. Si analizamos un poco la situación en la que ellos se encontraban, creo que todos nos daremos cuenta de que es muy similar a las situaciones en la vida de muchas personas hoy en día.

Tanto las personas que viven en el mundo y los cristianos, en ocasiones sufrimos de opresión, depresión, y nos toca atravesar por momentos difíciles. Y todo esto sucede a pesar de que estemos haciendo lo correcto, como en el caso de Pablo en este momento.

Pero hoy no deseo concentrarme en los que aun viven en el mundo, sino que hoy deseo concentrarme en los cristianos. Deseo concentrarme en los cristianos, porque quiero que todos salgamos de aquí con un buen entendimiento del poder que existe en la alabanza y oración.