No sé cuántos se han dado cuenta de los eventos que están sucediendo alrededor del mundo, pero hoy en día ya casi no se puede encontrar un canal de televisión, la radio, o artículo en la prensa, que no sea relacionado a la violencia inhumana, que esta ocurriendo por parte de religiosos fanáticos, en el nombre de Dios [1]; y por criminales que solo buscan más y más riquezas. La realidad es que para estas personas la vida no tiene valor, así que asesinar a inocentes, es tan fácil como tomar un vaso de agua.

Otra cosa que también estamos viendo suceder, y que ahora es que están sonando la voz de alarma, es el brote de ébola. Como seguramente muchos de ustedes saben, aquí en los EE.UU una persona murió de esta terrible enfermedad, y hasta el momento dos otras personas han sido infectadas. Ambas personas infectadas son enfermeras que atendieron al paciente en Texas Health Presbyterian Hospital, Dallas.

Lo más alarmante de todo esto, es que la segunda enfermera infectada de ébola, después de comenzar a exhibir síntomas, (fiebre), viajó en una aerolínea comercial de Dallas a Cleveland, y después regresó a Dallas; el avión en el que viajó continuó dando vuelos normales, y uno de ellos fue de Cleveland a Fort Lauderdale.

Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), esto fue un gran error por parte de ellos, ya que la enfermera les había contactado para identificarse, y dejarles saber que tenía fiebre, pero a pesar de esto un representante del CDC le dijo que podía viajar.

Anuncios

El problema que existe en todo esto, es que en realidad no se sabe cuántas otras personas han sido expuestas a este terrible virus, ya que ahora están reportando que la enfermera exhibía síntomas días antes de lo que pensaban [2]. ¿Cuantos han sido expuestos y/o infectados? Solo el tiempo lo dirá.

El 14 de octubre, La Organización Mundial de la Salud (WHO) informó que el número de nuevos casos de ébola podría alcanzar 10.000 infecciones semanal en diciembre. El CDC había previamente estimado que en el peor de los casos, el número total de casos podría alcanzar 1,4 millones en cuatro meses [3]. Algunos han estipulado que entre ahora y enero, cerca de 1 millón de personas morirán debido a esta enfermedad.

Claro esta en que estos números no se aplican a EE.UU por el momento, pero la posibilidad de que estos números se puedan aplicar, y completamente multiplicar a nivel mundial existe, y se convierte en realidad con cada minuto que pasa.

Bueno, ya que he despertado a algunos, preguntémonos, ¿qué podemos estar presenciando con todo esto que esta aconteciendo? Esta pregunta será el tema principal del estudio bíblico de hoy. Pasemos ahora a la palabra de Dios.

Apocalipsis 6:8Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra.

Ahora, antes de proceder deseo aclarar que yo no soy profeta, y que definitivamente no estoy tratando de asustar o amedrentar a nadie. También deseo que quede bien claro que el versículo principal de esta predicación, es parte de los siete sellos encontrado en el libro de Apocalipsis, y este en particular es el cuarto.

Anuncios

Pero porque la predicación de hoy este basada en este versículo, yo no estoy diciendo ni implicando que los siete sellos han sido abiertos. Existen otras cosas que tienen que suceder, antes de que el Señor comience a abrir los sellos [4].

Pero este versículo en particular describe muy bien lo que estamos viendo suceder en el mundo. Los eventos mundiales y locales recientes, indican que la muerte y el infierno (Hades), están reinando en la tierra.

Yo no sé cuantos de ustedes han prestado atención a otros estudios bíblicos y/o predicaciones, donde les he hablado acerca de la Nueva Orden Mundial, pero si han prestado atención a lo que les he expuesto, y a los acontecimientos históricos y actuales, creo que todos han llegado a la misma conclusión que yo; la Nueva Orden Mundial esta siendo establecida mientras les predico.

Claro esta en que si lo que proponen hacer lo tratan de hacer de golpe, la mayoría de las personas, tanto cristianos como no creyentes, o personas que practiquen otros tipos de religiones, se opondrían y no pudieran lograr su objetivo, y es por eso que los cambios están sucediendo gradualmente. Así que un cambio hoy, esperamos a que se acostumbren a eso; otro cambio mañana, y esperamos que se acostumbren a eso; y así sucesivamente, hasta que finalmente las personas cambien por completo, y lleguen a admitir y abrazar al mismísimo diablo [5]. ¿Hacia dónde me dirijo con todo esto?

Bueno, una de las cosas que tiene que suceder antes de que la Nueva Orden Mundial sea establecida, es la reducción de la población en la tierra.

Según la Naciones Unidas, a partir del 31 de octubre 2011, en el mundo hay más de 7 billones de habitantes [6]. Esto es un número inmenso de personas, y es por eso que según lo que he podido encontrar, los patrocinadores de la Nueva Orden Mundial buscan reducir esta cantidad a un número más manejable, es decir, de entre 2 billones a 500 millones de personas. ¿Cómo podrán alcanzar esta meta?

Anuncios

Un buen inicio de este plan malvado sería crear una pandemia mundial. Y causar una pandemia mundial de ébola, el cual tiene una tasa de mortalidad de un 70%, sería un buen inicio. ¿Creen que he perdido la mente, o que me he convertido en un teórico de conspiración?

Bueno, para aclarar sus mentes ahora permítanme hacer otra pregunta; ¿cuántos sabían que el CDC patentizo (Patente No. CA2741523A1) el virus de ébola en el 2010?

Permítanme otra pregunta ahora, ¿por qué patentizar un virus mortal? La realidad es que no existe otra razón, que no sea que el virus no es más que un arma biológica. No sueno tan loco ahora, ¿verdad?

¿Creen que lo que les he dicho no puede suceder? Les digo que no solamente puede suceder, sino que ha sucedido en el pasado, y sucederá en el futuro. ¿No me pueden creer?

Fíjense bien como es todo; en la primera guerra mundial 8.5 millones de soldados murieron debido a heridas y/o enfermedades. Se estima que el número de muertes de civiles atribuibles a la guerra supero las bajas militares, o alrededor de 13 millones de personas [7].