Estaba viendo el televisor el otro día, y vi un programa titulado “Ancient Aliens” que encontré bastante interesante. Lo encontré interesante porque evidentemente, el enemigo de las almas [1], ha encontrado una nueva forma de confundir aun más al mundo, y trata de poner en duda la fe de todo cristiano. ¿Por qué digo esto?

Lo digo porque según lo que he podido apreciar, estos supuestos “científicos” están proponiendo que el hombre, y la creación, fueron por obra de extraterrestres en la antigüedad.

Para todo cristiano fiel, esta propuesta es algo completamente absurda; sin embargo, existen muchas personas que no están firmes en su fe, y enseñanzas o filosofías como estas pueden causar duda, confusión, y en los casos más extremos, una separación total del cristianismo.

Otra cosa que también vi durante esta semana es que a partir del 6 de enero del 2015, el estado de la Florida probablemente comenzará a expedir licencias de matrimonio para homosexuales [2].

Anuncios

Esto es a pesar de que cuando los ciudadanos de este estado tuvieron la oportunidad de votar acerca de este tema en noviembre del 2008, los votantes aprobaron la Enmienda 2, que prohíbe el matrimonio entre personas del mismo sexo, y las uniones civiles en la Florida.

Para que esta enmienda fuese aprobada, se requería la aprobación de un 60% de los votantes, pero no obtuvo el 60%, sino que obtuvo el 62%. Creo que en este caso la oposición del pueblo fue expresada claramente; la gran mayoría de los votantes en este estado, tanto cristianos como no cristianos, están completamente opuestos a los matrimonios y uniones civiles de personas del mismo sexo.

Y como si todo esto fuese poco, los legisladores y gobernantes del estado de la Florida, aprobaron que en la rotunda de la capital, el Templo Satánico puede exhibir una imagen al lado de la imagen de la natividad este año. Esta imagen consiste de un ángel cayendo del cielo a un pozo de fuego, y tiene un versículo bíblico a cada lado, que se unirán a expresiones religiosas para desearles a las personas felices fiestas [3].

¿Hasta dónde vamos a llegar? Y la mejor pregunta es, ¿por qué están sucediendo estas cosas? Este será el tema principal de la predicación de hoy. Pasemos ahora a la palabra de Dios.

2 Timoteo 3:1-8También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. 2 Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, 3 sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, 4 traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, 5 que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita. 6 Porque de éstos son los que se meten en las casas y llevan cautivas a las mujercillas cargadas de pecados, arrastradas por diversas concupiscencias. 7 Estas siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad. 8 Y de la manera que Janes y Jambres resistieron a Moisés, así también éstos resisten a la verdad; hombres corruptos de entendimiento, réprobos en cuanto a la fe.

¿Por qué están sucediendo las cosas que les mencione? La repuesta a esta pregunta es muy fácil; la razón por la que estamos viendo estas cosas suceder es porque estamos viviendo en “tiempos peligrosos”.

Anuncios

Con solo fijarnos en los recientes acontecimientos, no solo aquí, sino también alrededor del mundo, no es difícil discernir que el mundo no esta caminando lentamente hacia el infierno, sino que esta corriendo hacia él. Con cada día que pasa el hombre se aleja más y más de la verdad de Dios, y escoge seguir doctrinas de demonios.

Con cada día que pasa el enemigo de las almas abarca más territorio, y la razón principal por esto es porque los cristianos no estamos cumpliendo nuestra misión al 100%, sino que cumplimos cuando nos conviene. Es como la cita Famosa de Albert Einstein, quien no creía en Dios, sino que creía que Dios solo existía filosóficamente y que era abstracto e impersonal [4], y que dijo: “El mundo es un lugar peligroso, no por aquellos que hacen el mal, sino por aquellos que lo ven y no hacen nada”.

Ahora debemos preguntarnos, ¿qué estamos haciendo para combatir el mal? ¿Estamos guardando la palabra de Dios? ¿Estamos testificando la palabra de Dios? ¿Estamos demostrando a través de nuestra actitud y comportamiento la gracia, poder y misericordia de Dios?

Como nos dice el apóstol Pablo aquí, estamos viviendo en tiempos peligrosos, y como cristianos fieles tenemos que afirmarnos en nuestra fe. Ahora bien, los versículos que estamos examinando en la predicación de hoy consisten de las señales de los últimos tiempos.

Deseo aclarar que yo no estoy diciendo que estamos viviendo en los últimos tiempos, yo no sé, ni me toca saber cuándo será el tiempo del fin [5]; pero lo que si estoy diciendo, y quiero que quede bien claro, es que estamos viviendo en tiempos peligrosos. Dile a la persona que tienes a tu lado: estamos viviendo en tiempos peligrosos.

Anuncios

Estamos viviendo en tiempos cuando el enemigo ha intensificado su ataque en contra de la humanidad, especialmente los cristianos, tratando de desviar nuestra atención de lo que la palabra de Dios claramente nos enseña. Y lo está haciendo a través de huecas filosofías y frases populares como: “políticamente correcto”.

Pero como he repetido en numerosas ocasiones, los cristianos no estamos llamados a ser políticamente correctos, sino que estamos llamados a predicar la verdad de Dios al mundo. ¿Qué tenemos que predicarle al mundo?

Tenemos que predicar con convicción de que Dios creó el cielo, la tierra, el universo, y todo lo que existe. Dios creó al hombre [6], y no fue el hombre quien creó a Dios. Tenemos que predicar que Dios creó al hombre y la mujer con un propósito puro y natural [7], y todo otro tipo de comportamiento es abominación condenada por Dios [8].

Tenemos que predicar que Satanás es un ángel caído [9], mentiroso, ladrón y asesino [10]. Estas son las verdades de Dios; sin embargo, la verdad de Dios no es siempre articulada por los cristianos. Ahora debemos preguntarnos, ¿por qué no? ¿Por qué se nos hace tan difícil predicar la palabra de Dios?

La razón principal es porque los “…amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella…”, están cumpliendo su misión mejor que los cristianos cumplen la suya.

En otras palabras, estas personas malvadas están lentamente destruyendo la obra de Dios, están haciendo lo malo aparentar bueno, y lo bueno aparentar malo. Pero todas estas personas deben saber que sus acciones tendrán su pago [11].

Pages: 1 2