La vid y el labrador

Prédica de Hoy: La vid y el labrador

© José R. Hernández, Pastor
El Nuevo Pacto, Hialeah, FL. (1999-2019)

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Lectura Bíblica: Juan 15:1-8

Introducción

En ocasiones Dios se mueve en nuestra vida de manera que nos causa dolor. Cuando confrontamos momentos difíciles o comenzamos a experimentar situaciones dolorosas, rara vez pensamos que es porque Dios está haciendo algo en nosotros.

Cuando comenzamos a experimentar momentos difíciles o comenzamos a atravesar situaciones dolorosas, in casi todo caso le echamos la culpa al diablo, y pensamos que son un ataque maligno que trata de destruirnos; sin embargo, como pronto verán, éste no siempre es el caso.

Digo que no es siempre al caso porque Dios en su infinita misericordia obra en nosotros de muchas diferentes maneras, y algo que nos puede causar dolor, en ocasiones es evidencia de que Dios se está manifestando en nosotros para purificarnos y santificarnos. ¿Cómo puede ser esto así? Pasemos ahora a la Palabra de Dios y veamos porque les digo esto.

Juan 15:1-8Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. 2Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto. 3Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado. 4Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. 5Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. 6El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden. 7Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho. 8En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos.

La vid y el labrador

Para tener un mejor entendimiento del mensaje de hoy, será necesario que examinemos la labor del labrador en el viñero. La responsabilidad de un labrador en el viñero es de asegurarse que la viña se mantenga saludable para que así pueda dar mucho fruto.

El labrador se levanta temprano en la mañana, e inspecciona la viña. Si ve que existe una rama que está enferma o seca, su responsabilidad es de cortarla de la vid, para de ésta forma evitar que se eche a perder el resto del árbol. El labrador también es responsable de podar las ramas que contengan fruto, ya que esto las mantiene saludables para que puedan producir aun más fruto.

Esto es algo que se hace día por día hasta que llegue el tiempo de la siega, es decir el tiempo de recoger todo el fruto. Manteniendo ésta breve descripción de la labor del labrador, continuemos ahora con nuestro estudio de hoy.

Jesús hablo estas palabras poco antes de ser crucificado; Él estaba a punto de morir en manos de los hombres, rodeado de aquellos que estaban a punto de traicionarle. Fíjense bien como sucedió todo. Judas le entregaría en las manos de los hombres por unas monedas de plata.

Publicaciones Similares