¿Traicionamos a Jesús?

Prédica de Hoy: ¿Traicionamos a Jesús?

© José R. Hernández, Pastor
El Nuevo Pacto, Hialeah, FL. (1999-2019)

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Lectura Bíblica: Mateo 26:14-16

Introducción

Si se acuerdan, la semana pasada toque brevemente el punto de las traiciones que Jesús sufrió durante sus últimas horas aquí en la tierra.  El problema que existe es que esas mismas traiciones que hirieron el corazón de Jesús en ese momento, continúan sucediendo hoy en día.

Es por ésta razón que hoy estaremos estudiando la motivación y las acciones de los discípulos durante éstas ultimas horas; haremos esto porque en las acciones de estos hombres encontraremos revelado tres diferentes razones por las que muchos traicionan a Jesús hoy en día. Pasemos ahora a la Palabra de Dios, y hagamos un estudio cronológico de lo que sucedió poco antes de la crucifixión de nuestro Señor.

Mateo 26:14-16Entonces uno de los doce, que se llamaba Judas Iscariote, fue a los principales sacerdotes, 15 y les dijo: ¿Qué me queréis dar, y yo os lo entregaré? Y ellos le asignaron treinta piezas de plata. 16 Y desde entonces buscaba oportunidad para entregarle.

Cuando tomamos el tiempo de analizar la vida de éste discípulo con detalle, pronto encontraremos que no existe mucha diferencia entre como él comenzó siguiendo a Jesús, y como nosotros hemos comenzado a seguir al Señor. Digo esto porque Judas comenzó a seguir al Señor con muy buenas intenciones y de todo corazón. Ésta entrega total al Señor le condujo a que tuviese grandes privilegios.

Entre estos privilegios tenemos el hecho de que él pudo escuchar las enseñanzas de Jesús directamente, y que él fue testigo de los milagros que el Señor hizo. Pero no obstante todo esto, algo grave sucedió en la vida de Judas, y algo grave sucede en la vida de muchos creyentes.

Lo grave es que Judas traiciono a Jesús por amor al dinero. Judas traiciono a Jesús porque lo que le motivaba eran las cosas no duraderas, lo que motivaba a Judas era el dinero.

Fíjense bien como esto es algo que queda bien reflejado en Juan 12:4-6 cuando leemos: “Y dijo uno de sus discípulos, Judas Iscariote hijo de Simón, el que le había de entregar: 5 ¿Por qué no fue este perfume vendido por trescientos denarios, y dado a los pobres? 6 Pero dijo esto, no porque se cuidara de los pobres, sino porque era ladrón, y teniendo la bolsa, sustraía de lo que se echaba en ella.” Lo grave de todo esto es que hoy en día existe un buen número de creyentes que traicionan al Señor de la misma manera.

Y es por esa misma razón que en 1 Timoteo 6:10 encontramos una gran advertencia acerca de esto cuando leemos: “…porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.”

Publicaciones Similares