En Jehová Dios de Israel puso su esperanza

Prédica de Hoy: En Jehová Dios de Israel puso su esperanza

© José R. Hernández, Pastor
El Nuevo Pacto, Hialeah, FL. (1999-2019)

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Lectura Bíblica: 2 Reyes 18:1-6

Introducción

Una de las muchas cosas que le sucede a un gran número de creyentes es que pierden su esperanza en Dios. Esto es algo que sucede porque a través de nuestra vida suceden o surgen situaciones que en ocasiones nos hacen sentir derrotados.

En ocasiones podemos sentirnos como que Dios nos ha abandonado, esto en casi toda ocasión causa que las personas comiencen a buscar la solución o las respuestas a sus problemas e inquietudes en lugares indebidos.

En otras palabras, al sentirnos como que Dios nos ha abandonado buscamos, y en muchas ocasiones depositamos nuestra esperanza en prácticas y rituales que solo sirven para establecer o edificar una barrera entre nosotros y Dios.

Es por esa razón que en el día de hoy deseo que examinemos unos acontecimientos históricos que nos revelaran lo que tenemos que hacer para evitar que esto suceda en nuestra vida,   ya que la realidad del caso es que Dios no abandona al creyente, sino que el creyente es quien abandona a Dios. Pasemos ahora a la Palabra de Dios.

Comenzó a reinar Ezequías

Para obtener un entendimiento de lo que estaba sucediendo en este punto de la historia, y conocer un poco mejor a este hombre llamado Ezequías, nos será necesario hacer un breve repaso de historia. Lo primero que debemos saber es que el rey Ezequías fue uno de los reyes más buenos en la historia del reino de Judá. Como podemos apreciar en los versículos que estamos explorando hoy, él asumió el trono después de la muerte de  su padre Acaz.

Esto significa que Ezequías asumió el trono de Judá en los momentos más difíciles que afrontaba esa nación, ya que Acaz había sido un hombre que se había apartado completamente de Dios, y había instituido y seguido las prácticas de las naciones paganas que rodeaban a Judá y había profanado el Templo.

No solamente esto sino que Acaz también cerró el templo para evitar que las personas asistieran para adorar a Dios. Él tomo los elementos y utensilios que estaban dentro del templo y los rompió, e hizo construir altares y santuarios a dioses paganos por todo el país para que la gente pudiera hacer sacrificios.

Publicaciones Similares