¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive?

Prédica de Hoy: La resurrección – ¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive?

© José R. Hernández, Pastor
El Nuevo Pacto, Hialeah, FL. (1999-2019)

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Lectura Bíblica: Lucas 24:1-9

Introducción

Hoy es un día muy especial para todos los creyentes; es un día muy especial para todos aquellos que formamos parte de la iglesia de Cristo. Hoy es un día muy especial y de celebración porque hoy nosotros celebramos la resurrección de nuestro Señor; hoy celebramos la victoria que Él tuvo sobre la muerte.

Claro está en que no existe un creyente que no conozca acerca de este acontecimiento, ya que en él descansa nuestra fe, pero hoy deseo que analicemos juntos la resurrección de Cristo, y el gran significado que esto representa para nosotros.

Resurrección – El primer día de la semana

Como podemos apreciar, en el primer versículo encontramos que María Magdalena y otras mujeres que habían seguido a Jesús, se habían dirigido a la tumba del maestro con gran tristeza y llenas de dolor.

Digo que ellas se dirigieron a la tumba del Señor con gran tristeza y dolor porque en realidad ellas iban en busca del cadáver para ungirlo, según la tradición de ese entonces. Esto es algo que queda bien ilustrado aquí cuando leemos: “…trayendo las especias aromáticas que habían preparado…”

Ellas iban en busca del cadáver para ungirlo porque ellas no habían podido hacer esto debido a la ley del día del reposo; y es algo que podemos encontrar bien reflejado en Lucas 23:56 cuando leemos: “…Y vueltas, prepararon especias aromáticas y ungüentos; y descansaron el día de reposo, conforme al mandamiento…”

Así que a pesar de que ellas, al igual que el resto de los discípulos, habían escuchado como nos dice la Palabra en Marcos 8:31 cuando leemos: “…Y comenzó a enseñarles que le era necesario al Hijo del Hombre padecer mucho, y ser desechado por los ancianos, por los principales sacerdotes y por los escribas, y ser muerto, y resucitar después de tres días…”

Ellas en realidad no habían logrado un completo entendimiento de la verdadera identidad de Jesús, ya que si la hubieran logrado, ellas entonces no se hubieran dirigido a la tumba para ungir un cadáver, sino para encontrarse y gozarse en la presencia del Señor. Dile a la persona que tienes a tu lado: ¡Cristo vive!

Publicaciones Similares