Y apartarán de la verdad el oído

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Prédica de Hoy: Y apartarán de la verdad el oído

Predicas Cristianas Texto Bíblico: 2 Timoteo 4:1-4

Introducción

Estaba navegando los programas de televisión el otro día, cuando encontré un documental en el canal de historia que encontré muy interesante. El documental fue presentado como forma de estudio, y trataba acerca de la creación y los avances del hombre.

Después de hacer una breve investigación descubrí que los conceptos expuestos en este documental no eran completamente algo nuevo, pero definitivamente fueron algo nuevo para mí porque yo nunca había escuchado de ellos.

Bueno, resulta ser que existe un grupo de intelectuales que niegan la teoría de la evolución. Así que la teoría de evolución como afirmada por muchos intelectuales y científicos en el mundo, está siendo retada. ¿Qué teoría reta la teoría de evolución cuál fue introducida por Charles Darwin en el año 1859? [1]. La teoría que reta la teoría de evolución es que el hombre es un ser híbrido [2].

Según estas personas, el hombre es un ser híbrido entre el mono y extraterrestres, y este injerto de ADN fue lo que produjo al hombre de hoy. Estas personas explican, que la teoría del ser híbrido explica los avances del hombre en tan poco tiempo. En otras palabras, esta teoría explica como el hombre pasó de cavernícola, a constructores de pirámides, y todos los demás otros avances en un poco periodo de tiempo.

Es más, según estas personas los extraterrestres continúan visitando el planeta influyendo el destino de la humanidad. Y ellos advierten que la humanidad no debe aceptar que estos seres extraterrestres sean exclusivamente seres benignos. Ellos explicaron que la guerra entre los ángeles [3], es decir, cuando Satanás fue echado fuera del cielo, fue una batalla entre dos facciones de seres extraterrestres.

Según estos intelectuales, y supuestos expertos, una facción era de seres buenos y benignos (los que representan a Dios), y la otra era una facción mala (los que representan a Satanás). Y lo más lindo de todo esto es que en ocasiones trataban de justificar sus creencias y teorías, escuchen bien, citando pasajes de la Biblia, que supuestamente probaban lo que ellos decían. Claro está en que no se referían a la Biblia como la palabra de Dios, es decir como algo divino, sino como un libro de acontecimientos históricos. ¿Hacia dónde me dirijo con todo esto?

Hermanos, lo que estamos viendo suceder, es que el diablo está tratando de eliminar a Dios de la mente de las personas. En otras palabras, el diablo está tratando de convencer a la humanidad que él ni Dios existen. Satanás quiere que la humanidad crea que el hombre no fue creado por Dios a Su imagen y semejanza, sino que es una creación deliberadamente elegida por una raza de extraterrestres científicamente avanzada, y lamentablemente una buena porción de la humanidad está siendo convencida (70% del pueblo Americano cree que somos visitados por seres extraterrestres).

Y no sé cuántos de ustedes están atentos a los eventos recientes, pero existe un movimiento en estos días llamado: “Storm Area 51” (Asaltar Área 51), que está tratando de movilizar un grupo de personas, para asaltar esta zona restringida de la Fuerza Aérea norteamericana.

La razón por esto, es porque dicen que en esa zona el gobierno tiene encarcelado a extraterrestres, y tiene guardado platillos voladores y demás. Les puedo decir que este movimiento no es nada pequeño, ya que hasta el día de hoy cuentan con más de un millón de patrocinadores, que supuestamente asaltaran esta zona con la intención de exponer lo que supuestamente el gobierno tiene encubierto. Pero ahora debemos preguntarnos: ¿por qué está sucediendo esto?

Pasemos ahora a la palabra de Dios.

2 Timoteo 4:1-4Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, 2 que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina. 3 Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, 4 y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.

La carta a Timoteo

El apóstol Pablo le escribió esta carta a Timoteo para entregarle una gran misión; el apóstol Pablo le entregó la misión de predicar el evangelio en todo momento. Aunque esta carta fue dirigida a Timoteo en ese entonces, esta epístola también nos habla a nosotros hoy en día con el mismo metal.

Digo esto porque con solo meditar un poco en lo que acabamos de leer, y lo que les conté al inicio, no es difícil discernir que en esta pequeña porción de las escrituras encontramos una buena imagen de lo que estamos viendo acontecer hoy en día. En otras palabras, estamos viendo cómo el hombre está dispuesto a aceptar cualquier cosa excepto la verdad, es decir, la palabra de Dios. ¿Por qué ha sucedido esto?

La mayor razón por la que esto ha sucedido, y está sucediendo es porque muchos han quitado su mirada de Dios. Es por eso que a través de la historia, encontramos como hombres que profesaron ser creyentes, y que fueron directamente involucrados en la formación de esta nación, hicieron declaraciones en contra de la iglesia, Dios, y Jesucristo.

Estamos hablando acerca de hombres como Benjamin Franklin [4]; Thomas Jefferson [5], y John Adams [6]. Permítanme decirles lo que estos hombres declararon. Benjamin Franklin declaro: “Los faros son más útiles que las iglesias”. John Adams declaro: «Este sería el mejor de los mundos si no hubiera ninguna religión en él.» Thomas Jefferson declaro: «El cristianismo es el sistema más perverso que se le ha mostrado al hombre».

Y como si esto fuese poco, Jefferson edito la Biblia. Thomas Jefferson eliminó todos los milagros que Jesucristo hizo, y todas las declaraciones del Señor que clamaban la divinidad. Este libro se le conoce como: “La Biblia de Jefferson” o “La fe y enseñanzas morales de Jesús de Nazareno”.

¿Qué les quiero decir con todo esto? Lo que les estoy diciendo, es que el diablo ha inspirado, al hombre a cambiar la verdad de Dios por las fábulas. Digo esto porque a través de la historia, y en nuestro tiempo actual, han existido, y existen numerosas personas que han leído y estudiado la Biblia, pero que la han manipulado para justificar sus acciones.

Han modificado el verdadero evangelio

Existen numerosas personas que a través del tiempo, han modificado el verdadero evangelio, que han cambiado el verdadero valor de las enseñanzas de nuestro Rey y Salvador, cuales descansan en la supremacía de Cristo. Han cambiado la verdad de Dios por un evangelio modernista, un evangelio que no descansa en Dios sino en el hombre y su supuesta sabiduría y entendimiento, y las teorías de evolución y de seres híbridos son ejemplos primordiales.

La realidad es que si nos dejamos influenciar por estas teorías inspiradas por demonios, entonces ya no existe un creador, ya no existe nuestra salvación. Dios no existe, así que no existe la esperanza, no existe la fe. El futuro de la humanidad depende del hombre, y los extraterrestres serán quienes guiarán a la humanidad a vivir en paz. Pero como el pueblo de Cristo que somos, nosotros tenemos que pararnos y decir ¡NO!

Tenemos que pararnos y defender el Reino de Dios; tenemos que pararnos y reprender estas teorías y doctrinas con la autoridad que se nos ha dado. ¿Qué autoridad hemos recibido? La respuesta a esta pregunta queda bien clara en Marcos 16:17 cuando leemos: “…Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas…”

Tenemos que declarar que el futuro de la humanidad no depende de extraterrestres, nuestro futuro depende de Dios. Esto es algo que queda bien reflejado en Lucas 18:29-30 donde el Señor nos dice: “… De cierto os digo, que no hay nadie que haya dejado casa, o padres, o hermanos, o mujer, o hijos, por el reino de Dios, 30 que no haya de recibir mucho más en este tiempo, y en el siglo venidero la vida eterna…”

Algo que ayuda al demonio a convencer a la humanidad de que no existe, es que a través del tiempo, el hombre de cierta forma se ha endiosado. En otras palabras, los avances científicos, matemáticos, y literales han influenciado al hombre a rechazar la idea de que Dios existe. Y esto es algo que ha sucedido porque el hombre no se ha dado cuenta, o rehúsa aceptar que todos estos avances y sabiduría provienen de Dios.

Fíjense bien como esto es algo que queda bien reflejado en Eclesiastés 2:26 cuando leemos: “…En realidad, Dios da sabiduría, conocimientos y alegría a quien es de su agrado; en cambio, al pecador le impone la tarea de acumular más y más, para luego dárselo todo a quien es de su agrado. Y también esto es absurdo; ¡es correr tras el viento!…” (NVI). Ahora preguntémonos: ¿por qué quiere el diablo convencer al hombre de que él y Dios no existen? Para contestar esta pregunta, hagámonos otra.

Pregunto: ¿cuántos han visto cómo se derrumba un rascacielos? Estoy seguro que la mayoría de nosotros, sino todos, hemos visto los documentales de cómo derrumban los edificios. Todos hemos visto que nunca lo hacen desde arriba, siempre lo hacen plantando explosivos en la base, luego lo detonan, y una vez que la base explota, el edificio se derrumba por completo y cae en lugar. Esto mismo es lo que nuestro enemigo está tratando de hacer con estas cosas que vemos hoy en día.

El diablo está tratando de destruir la base, está tratando de destruir nuestra fe. El enemigo sabe que él no puede vencer a Dios. Esto es algo que queda claramente expuesto en Filipenses 2:9-11 cuando leemos: “…Por eso Dios lo exaltó hasta lo sumo y le otorgó el nombre que está sobre todo nombre, 10 para que ante el nombre de Jesús se doble toda rodilla en el cielo y en la tierra y debajo de la tierra, 11 y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre…” (NVI).

El diablo sabe que con toda su astucia, sabiduría, y poder, él no puede derrumbar los cielos, pero si puede tratar de derrumbar nuestra fe, la cual es similar a un rascacielos. Similar en el sentido de que comienza aquí en la tierra y se extiende a los cielos.

Es por eso que tenemos que estar muy seguros que nuestra fe esté construida sobre una base sólida. Tenemos que asegurarnos que nuestra fe esté construida sobre la roca que es Cristo Jesús. Nuestra fe tiene que ser inmovible, constante, y vencedora. En otras palabras saber que: “…Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó…” (Romanos 8:37).

¿Por qué tiene el diablo tanto interés en convencer a la humanidad de que él no existe?

La respuesta a esta pregunta es fácil. Si el diablo puede lograr convencer a la humanidad de que él ni Dios existen, entonces no existirá nada que detenga al hombre, de actuar en completa oposición a lo que la palabra de Dios nos enseña y revela.

En otras palabras, no existirá nada que detenga al hombre de hacer lo abominable a Dios en todo momento. Y lamentablemente esto es algo que el diablo está logrando con eficacia; creo que la violencia, la inmoralidad, la perversión sexual, y la desfachatez que existe en este mundo son prueba de esto.

Y es por eso que no podemos dejarnos influenciar por la corriente de maldad que arrastra al mundo, sino que tenemos que declarar la verdad de Dios. ¿Cuál es la verdad de Dios? La verdad de Dios es que Jesús ascendió al cielo y está sentado a la diestra del Padre.

Esto es algo que encontramos bien claro en Mateo 26:64 cuando leemos: “…Jesús le dijo: Tú lo has dicho; y además os digo, que desde ahora veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo…” Y también en Marcos 16:19 donde encontramos que se nos dice: “…Y el Señor, después que les habló, fue recibido arriba en el cielo, y se sentó a la diestra de Dios.”

Tenemos que proclamar que Jesús ascendió al cielo, para preparar un lugar para todos aquellos que perseveren en Él. Es como nos dice la palabra en Juan 14:2-3 cuando leemos: “…En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. 3 Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis…”

Tenemos que declarar que existe un Dios todopoderoso y justo, y que algún día todo ser humano será juzgado. Esto es algo que encontramos claramente declarado en Apocalipsis 20:11-12 cuando leemos: “…Vi un gran trono blanco y al que estaba sentado sobre él, de cuya presencia huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar fue hallado para ellos. 12 Vi también a los muertos, grandes y pequeños, que estaban de pie delante del trono, y los libros fueron abiertos. Y otro libro fue abierto, que es el libro de la vida. Y los muertos fueron juzgados a base de las cosas escritas en los libros, de acuerdo a sus obras…” (RVA-2015)

Para concluir.

A través del tiempo, el hombre ha permitido que su manera de pensar sea influenciada por muchas cosas. Entre ellas está la filosofía y los mitos Griegos, que trataban de explicar los orígenes del mundo. También encontramos la filosofía Romana, que buscaba conseguir paz a través del poder militar.

En los medios tiempos fue la iglesia Católica, cual enseñaba, y continúa enseñando, que por obras y a través de los santos es posible alcanzar el favor de Dios. Pero como todo cristiano fiel sabe, la palabra de Dios nos dice algo muy diferente. La palabra de Dios nos dice que: “…en ningún otro hay salvación, porque no hay otro nombre debajo del cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos…” Hechos 4:12 (RVA-2015).

Hermanos, el papa (título que significa el vice Cristo), un sacerdote, una iglesia, una institución religiosa, o ningún hombre puede perdonar tus pecados, y salvar tu alma. Solo existe un salvador, y Su nombre es Cristo Jesús. Dile a la persona que tienes a tu lado: solo Jesús salva.

En nuestra propia época podemos decir con bastante certeza, que la ciencia domina una gran porción de nuestra cultura. La ciencia ha dicho que el mundo fue creado a causa de una explosión; la ciencia ha dicho que el hombre es descendiente del mono, o como mejor se entiende, un producto de la evolución.

Estamos hablando de dos teorías que nosotros, y toda persona con un poco de inteligencia puede descartar, ya que algunos científicos han declarado que esto es algo imposible de haber ocurrido así, incluyendo al mismo Darwin [7].

Pero ahora en nuestros tiempos surge esta nueva teoría; surge la teoría que no fuimos creados por Dios, sino que somos un producto híbrido creados por seres extraterrestres.

Como hijos de Dios, y como la iglesia de Cristo aquí en la tierra, dejemos que nuestras voces sean escuchadas. Dios y solo Dios es el creador de los cielos y la tierra: “…En el principio creó Dios los cielos y la tierra….” (Génesis 1:1).

Dios y solo Dios creó al hombre tal como somos: “…Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. 27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó…” (Génesis 1:26-27).

Dios y solo Dios tiene el poder para hacer las cosas mejorar, pero existe algo que tenemos que hacer. ¿Qué tenemos que hacer? La respuesta esta pregunta es fácilmente encontrada en la palabra de Dios que nos dice: “…si se humilla mi pueblo sobre el cual es invocado mi nombre, si oran y buscan mi rostro y se vuelven de sus malos caminos, entonces yo oiré desde los cielos, perdonaré sus pecados y sanaré su tierra.15 “Ahora mis ojos estarán abiertos y mis oídos atentos a la oración hecha en este lugar….” 2 Crónicas 7:14-15 (RVA-2015).

Las doctrinas de los espíritus seductores tienen a las personas engañadas, no te dejes engañar. Busca de Él, y Él te responderá. Recuerda siempre lo que Él te dice: “…He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo…” (Apocalipsis 3:20).

Nunca nos olvidemos la advertencia de Pablo a Timoteo cuando le dijo: “…Porque llegará el tiempo en que no van a tolerar la sana doctrina, sino que, llevados de sus propios deseos, se rodearán de maestros que les digan las novelerías que quieren oír. 4 Dejarán de escuchar la verdad y se volverán a los mitos…” (verss. 3-4) (NVI). Nunca nos olvidemos de esto porque ¡el tiempo ha llegado!

Así que te digo en el día de hoy: “…Predica la palabra; mantente dispuesto a tiempo y fuera de tiempo; convence, reprende y exhorta con toda paciencia y enseñanza…” (vers. 2) (RVA-2015).

No permitas que la palabra de Dios sea ahogada en ti por la corriente de maldad que arrastra al mundo.

[1] On The Origin Of Species – Published November 1859 – Charles Darwin
[2] The 12th Planet – Published 1976 – Zecharia Sitchin
[3] Apocalipsis 12:7-9
[4] Letter from Benjamin Franklin to Ezra Stiles – Benjamin Franklin – March 9, 1790
[5] April 21, 1803 letter to Benjamin Rush in Bergh, ed., Writings of Thomas Jefferson 10:379
[6] Unitarian Universalist Historical Society Biography – John Adams
[7] The Origin of Species – Charles Darwin – p. 348

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

El Nuevo Pacto .. Predicas Cristianas

Publicaciones Similares