Cuando alguno es tentado…

Prédica de Hoy: La tentación  – Cuando alguno es tentado

© José R. Hernández, Pastor
El Nuevo Pacto, Hialeah, FL. (1999-2019)

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Lectura Bíblica: Santiago 1:13-18

Introducción

Una gran realidad es que la vida está llena de pruebas y tentaciones, y esto es algo que en ocasiones confunde a las personas. Digo esto porque en ocasiones a muchos se nos hace difícil diferenciar entre la tentación y la prueba. Pero la realidad es que existe una gran diferencia entre una cosa y otra. ¿Qué diferencia existe entre la prueba y la tentación?

La gran diferencia que existe entre la prueba y la tentación es que la prueba fortalece al creyente, y pone su fe en acción. El ejemplo primordial de esto lo encontramos en Génesis 22:1 cuando leemos: “…Aconteció después de estas cosas, que probó Dios a Abraham, y le dijo: Abraham. Y él respondió: Heme aquí…” En este capítulo encontramos que Dios ordeno a que Abraham sacrificase a su hijo Isaac. ¿Por qué probo Dios a Abraham de esta manera?

Dios le probo de esta manera porque Dios tenía un gran propósito con la vida de Abraham, y quería estar seguro de que él seria digno de recibir la bendición que Dios estaba a punto de derramar. ¿Qué bendición estaba Dios a punto de derramar, y qué propósito tenía Dios con la vida de Abraham?

La respuesta a esta pregunta la encontramos en Génesis 22:18 cuando leemos: “…En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz…”  Así que la prueba origina de Dios y produce que tu fe actué, te fortalece, y te permite reconocer tus debilidades y la necesidad que tienes del poder de Dios. Sin embargo, la tentación solo busca alejarte de la presencia de Dios. ¿Dónde origina la tentación?

Continuemos ahora con nuestro estudio para contestar esta pregunta. Analicemos ahora el origen de la tentación, y más importante de todo lo que tenemos que hacer para derrotarlas. Pasemos ahora a la Palabra de Dios para examinar este tópico.

La tentación

Lo primero que vemos aquí es una confirmación de lo que todos sabemos. Todos sabemos que las tentaciones abundan en esta vida. Fíjense bien que aquí vemos que se nos dice: “…cuando alguno es tentado…”

Y quizás algunos piensen, bueno aquí dice que algunos serán tentados y no todos, pero para que quede bien claro, la Traducción en Lenguaje Actual de la Biblia traduce esta porción de esta manera: “…cuando ustedes sean tentados…” Y cuando nos adelantamos un poco vemos que Santiago también dice: “…sino que cada uno es tentado…”

Publicaciones Similares