Predicas Cristianas

¿Quién es éste? – Predicacion

La presencia de Dios existe y es sentida en la vida de todo creyente fiel. Fíjense bien como esto es algo que el Señor nos dice claramente en Juan 14:15-17 cuando leemos: “…Si me amáis, guardad mis mandamientos. 16 Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: 17 el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros…” Despierta al que tienes a tu lado y dile: ¡la presencia de Dios mora en ti! ¿Cuántos pueden levantar un grito de júbilo conmigo ahora y decir Gloria a Dios?

Anuncios

“…¿Quién es éste, que aun a los vientos y a las aguas manda, y le obedecen?..” Éste es el Cristo, éste es hijo de Dios[7]. Éste es el Alfa y el Omega; Jesús es el principio y el fin. Antes de Él no existió nada, y después de Él no existirá nada.

Cuando Juan fue llevado ante la presencia de Dios para recibir el libro de Apocalipsis encontramos que el Señor nos dice: “…Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. Al que tuviere sed, yo le daré gratuitamente de la fuente del agua de la vida. El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo…” Apocalipsis 21:6-7.

¿Quieres recibir el agua de la vida? Entonces tienes que darte cuenta que existen muchas cosas que tendrás que vencer. Aquí vemos que se nos dice: “…El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo…”

Anuncios

¿Qué tenemos que vencer? Tenemos que vencer la duda, porque la duda en toda ocasión nos separara de la verdad de Dios. Tenemos que vencer la apatía, porque la apatía en toda ocasión causara que nos alejemos de los caminos de Dios.

Tenemos que vencer el desanimo, porque el desanimo en toda ocasión causara que menospreciemos las ricas y abundantes bendiciones que Dios nos da. Tenemos que vencer las supersticiones, porque las supersticiones en todo caso nos alejaran de la Palabra de Dios. Dile a la persona que tienes a tu lado, ¡tenemos que vencer!

¿Por qué es que las personas corren de un lado al otro en busca de señales y apariciones? Lo hacen porque no se han dado cuenta, o no logran entender la verdadera identidad de nuestro Rey y Salvador. Tenemos que darnos cuenta de que Dios es omnipresente, omnisciente, y omnipotente.

Anuncios

La presencia de Dios no puede ser sujetada a un lugar, y definitivamente no puede ser manipulada por los hombres o por nada.  Les puedo asegurar que la presencia de Cristo NO aparecerá en un pedazo de pan tostado, o en un espejo, o en una pared, o que solo será vista por un grupo de personas selectas. ¿Cómo les puedo decir esto con tanta seguridad?

Se los puedo decir: “…Porque como el relámpago que al fulgurar resplandece desde un extremo del cielo hasta el otro, así también será el Hijo del Hombre en su día…” Lucas 17:24. ¡Esta es la verdad de Dios! Dile a la persona que tienes a tu lado: ¡todos lo verán!

Para concluir. El Señor nos advierte y nos dice: “…Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos…” Existen numerosos pseudo cristos representados por las falsas religiones, sectas, y cultos.

Anuncios

Satanás y sus demonios hacen cosas que aparentan ser milagros, y es por eso que aquí en esta pequeña parte de las escrituras Jesús nos advierte que tengamos mucho cuidado. Tener cuidado de no caer en la trampa que el enemigo nos tiende, o en la emboscada que nos prepara a través de incidentes que han sido promocionado como manifestaciones sobrenaturales.

Yo te digo, no permitas ser engañado, y no te dejes llevar por lo que ves. Nunca dejemos de tener presente que no todos los que claman venir en nombre de Dios son de Dios. No toda voz que oímos clamando ser de Dios es de Dios.

El Señor lo dijo mejor cuando declaro lo que encontramos en Mateo 7:21-23 cuando leemos: “…No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. 22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? 23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.”

No busquemos señales y prodigios como la busca este mundo, si no busquemos la solución a nuestras dificultades y problemas en el único que las puede resolver.

Anuncios

No aceptes todo lo que veas, ya que todos aquí podemos ser engañados.

Recuerda que por muy lindo y bueno que aparente, si lo que escuchas y ves contradice la Palabra de Dios, entonces no es de Dios.

“…¿Quién es éste, que aun a los vientos y a las aguas manda, y le obedecen?..” La palabra nos responde esta pregunta claramente en Filipenses 2:9-11 cuando leemos: “…Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, 10 para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; 11y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre…” Éste es a quien servimos, y tenemos que proclamar.

[1] Lucas 4:31-37
[2] Lucas 4:38-39
[3] Lucas 4:40-41
[4] Lucas 5:12-16
[5] Lucas 5:17-26
[6] Lucas 6:6-11
[7] Mateo 3:17

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

Entradas Similares