Más podremos nosotros que ellos

Prédica de Hoy: Más podremos nosotros que ellos

© José R. Hernández, Pastor
El Nuevo Pacto, Hialeah, FL. (1999-2019)

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Lectura Bíblica: Números 13:30-33

Introducción

En estas últimas semanas hemos examinado la profecía bíblica, y también hemos estudiado acerca del rapto de la iglesia. Para los que no se hayan dado cuenta, estos últimos mensajes han tenido un denominador en común.

El denominador en común que estos mensajes han tenido es que la iglesia, es decir, todo siervo fiel de Jesucristo, tiene que moverse del lugar donde se encuentra. En otras palabras, tenemos que dejar de hacer excusas, tenemos que dejar nuestra comodidad, tenemos que reprender la apatía, y tenemos que hacer un compromiso genuino con Dios. ¿Por qué les digo esto?

La razón por la que les digo esto es porque la iglesia ha llegado a un punto crítico, y los creyentes necesitamos tomar una decisión muy seria. Necesitamos decidir si vamos a enfrentarnos a la batalla y avanzar, o si vamos a darnos por vencidos y permanecer estancados.

Como fieles siervos de Jesucristo, nosotros debemos tener una visión firme; nuestra visión debe ser de cumplir con el mandato que el Señor nos encargo. Nuestra visión y misión debe, y tiene que ser, testificar la Palabra de Dios. Pero para poder convertir nuestra visión y misión en realidad, nuestras intenciones y pensamientos tienen que convertirse en acciones.

Pero lo que sucede con frecuencia es que nuestras intenciones y pensamientos no culminan en acciones porque permitimos que los poderes de las tinieblas detengan la obra que Dios ha iniciado en nosotros. Así que en el día de hoy deseo que analicemos lo que puede detener que hagamos un compromiso genuino con Dios. Pasemos ahora a la Palabra de Dios y veamos un ejemplo de lo que les hablo.

El pueblo de Israel

Como acostumbro a decir, para tener un mejor entendimiento del mensaje que Dios tiene para nosotros en el día de hoy, será necesario que conozcamos un poco de lo que esta aconteciendo en este punto de la historia. Aquí tenemos al pueblo de Israel que fue liberado de las manos del faraón después de aproximadamente 430 años de esclavitud [1]. Dios utilizo a Moisés para liberarles, y ellos todos vieron grandes señales de un Dios vivo.

Ellos fueron testigos de todas las plagas, vieron la presencia de Dios que les guiaba [2], y cruzaron el mar rojo sin tener que mojarse o usar una nave [3]. Ellos habían escuchado Palabra de Dios a través de Moisés y sabían que él les estaba guiando hacia la tierra prometida. Ellos sabían que Dios les había liberado y que les había prometido una tierra que fluía con leche y miel.

Publicaciones Similares