Acciones de gracias

Una de las razones principales por la que esto sucede es el materialismo, es decir: “Tendencia a dar importancia primordial a los intereses materiales” [4].  ¿Por qué digo esto? Digo esto porque tal parece que los políticos y gobernantes solo están interesados en una cosa, tal parece que los políticos y gobernantes solo están interesados en retener, y/o aumentar su poder.

Anuncios

La gran realidad es que el materialismo es un problema que sobreabunda en países como el nuestro. Y este amor por las cosas del mundo y por el poderío ha causado que muchos dejen de confiar en Dios, para confiar en cosas no duraderas; cosas cómo el dinero, las posesiones, y el poder.

En otras palabras, esto es algo que ha conducido a muchos a pasar una vida entera persiguiendo lo material, y que se aparten de lo espiritual. En otras palabras, que ignoren o no le den importancia a una relación genuina con nuestro Dios y salvador.   A muchos se les ha olvidado, o simplemente rehúsan reconocer que cuando buscamos de Dios, Él intercederá y restaurara el bienestar del país. Dile a la persona que tienes a tu lado: “…si se humillare mi pueblo…” [5].

¿Qué tenemos nosotros que agradecerle a Dios?

Ahora preguntémonos, ¿qué tenemos nosotros que agradecerle a Dios? Sé que lo que les voy a decir es algo que he repetido en numerosas ocasiones, pero el hecho de que estemos aquí reunidos es una razón para darle gracias a Dios. ¿Por qué digo esto? Lo digo porque la realidad es que alrededor del mundo existe un incontable número de personas, que anhelan poder reunirse en un lugar para alabar a Dios pero que no pueden.  Así que digamos: ¡Gracias a ti mi Dios por este lugar!

Anuncios

El hecho de que podamos escuchar estas alabanzas que acabamos de escuchar, es una razón más por la que tenemos que darle gracias a Dios. Digo esto porque la realidad de todo es que alrededor del mundo existe un incontable número de personas, que darían lo que no tienen por poder escuchar alabanzas, pero que no pueden oír. Así que digamos: ¡Gracias mi Dios porque puedo oír!

El hecho de que podamos expresarnos, cantar y alabar libremente es una razón por la que tenemos que darle gracias a Dios. Digo esto porque la realidad de todo es que alrededor del mundo existe un incontable número de personas, que viven en países donde la libertad que nosotros tenemos no existe. Así que digamos: ¡Gracias a ti mi Dios por la libertad que tu nos has dado!

El hecho de que hayamos abiertos nuestros ojos hoy es una razón por la que tenemos que darle gracias a Dios; porque esto quiere decir que Dios nos ha bendecido con un día más de vida. Así que digamos: ¡Gracias a ti mi Dios por un día mas de vida!

Anuncios

El hecho de que el próximo jueves nos reuniremos en nuestros hogares con nuestros familiares y seres queridos para compartir de una cena, es una razón más por la que tenemos que darle gracias a Dios, porque esto quiere decir que Dios nos ha bendecido, no solo con los alimentos, sino que también con nuestras familias, amistades, y seres queridos. Así que digamos todos: ¡Gracias a ti mi Dios por los alimentos y las bendiciones que tu nos has proporcionado! Dile a la persona que tienes a tu lado lo que encontramos en el Salmos 105:5 “…Acordaos de las maravillas que él ha hecho…”

La misericordia y el amor de Dios es algo que muchos menosprecian. Pero la realidad del caso es que sin ella, ninguno de nosotros estuviéramos aquí. Ninguno de nosotros por muy bueno que pensemos que somos, somos dignos de pararnos ante la presencia de Dios.

Esto es algo que queda bien claro en Romanos 3:23 cuando leemos: “…por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios…». Pero por Su gran misericordia y amor, ahora podemos llegar ante Su presencia. Fíjense como nos dice Tito 3:4-6 cuando leemos: “…Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, 5 nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo, 6 el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador…” Así que digamos todos ahora: ¡Gracias mi Dios por tu misericordia!

Anuncios

La misericordia de Dios es la única razón por la que ahora nosotros podemos acercarnos a Él confiadamente, y hallar la solución a nuestras aflicciones o dificultades. Esto es algo que queda claramente declarado en Hebreos 4:16 cuando leemos: “…Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro…” Yo no sé ustedes, pero yo digo ¡gracias Señor por tu misericordia!

En 1 Crónicas 16:10 encontramos que se nos dice: “…Gloriaos en su santo nombre;    Alégrese el corazón de los que buscan a Jehová…”. Y es exactamente así como debemos celebrar este día, y todos los días de nuestra vida; gloriándonos y gozándonos en Su nombre. Dile a la persona que tienes a tu lado: gloríate en Su nombre.

Para concluir

Éste día de Thanksgiving, celebración tan bella, lentamente, pero de manera segura, ha ido perdiendo su verdadero significado. Lentamente, pero de manera segura, Dios está siendo borrado de la mente de las personas. Te digo hoy, no permitas que esto suceda en tu hogar.

No permitas que éste Día de Acción de Gracias tengas una casa llena de familiares e invitados, pero que falte Dios. Existen innumerables razones por la que debemos darle gracias a Dios; cómo he dicho en más de una ocasión, existe una bendición de Dios en todo. Cuando reflexionamos en nuestra vida, creo que todos nos daremos cuenta de que porque tenemos todo a nuestro alcance, en ocasiones se nos olvida darle gracias a Dios.

Anuncios

Es triste pensar que en este mismo momento, en el mundo existe un incontable número de personas que mueren de hambre. Es triste pensar que en este mismo momento, en el mundo existe un incontable número de niños que morirán debido a enfermedades curables, porque no podrán recibir las medicinas y la atención médica que necesitan. Es triste pensar que a diario mueren miles de personas sin tener a Cristo en su corazón.

Es triste pensar en todo esto, y a muchos no nos gusta hacerlo, pero lamentablemente esta es la triste y dura realidad. Son por esas mismas razones que no podemos decir que no tenemos nada porque darle gracias a Dios, sino tenemos que darle gracias a Dios por todo y en todo. Esto es algo que queda bien declarado en 1 Tesalonicenses 5:18 cuando leemos: “…Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús…”

La realidad es que en solo unos días esta nación celebrara el Día de Acción de Gracias, pero para el verdadero creyente, el Día de Acción de Gracia (Thanksgiving) son todos los días. Será muy lindo reunirnos con nuestra familia, será muy lindo compartir con nuestras amistades, pero nosotros debemos darle gracias a nuestro Padre celestial por Su bondad y misericordia cada día de nuestra vida.

No te olvides de ser el ejemplo a seguir, no te olvides de la bella herencia que le estarás dejando a tus hijos y familiares cuando celebres este día por lo que es. Recordemos que el Día de Acción de Gracias (Thanksgiving) es un día dedicado a Dios. Un día dedicado a la oración, y a darle gracias a Dios por todo lo que ha hecho, hace, y hará en nuestra vida.

Así que cuando te sientes a cenar y a compartir con tus seres queridos no te olvides decir: “…Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo…” [6]. Cuando te sientes a cenar y a compartir con tus seres queridos no te olvides decir: “amado Padre, hoy te agradecemos todo lo que has hecho por nosotros; Señor hoy te agradecemos todas las bendiciones que Tú has derramado sobre nosotros”.

Démosle gracias a Dios por todas las bendiciones en este día tan especial que se aproxima, pero recordemos que esto es algo que no solo haremos ése día, sino que es algo que debemos hacer a diario [7].

El mundo ha tratado de eliminar a Dios de la mente de las personas, y es exactamente por eso que el mundo se encuentra en las condiciones que esta. Escucha pueblo de Dios lo que te digo en el día de hoy; en este día tan especial de celebración, no te olvides de invitar al invitado de honor.

Invita a Dios a tu hogar, y sobre tu hogar reinara la paz, amor, y la misericordia de Dios por siempre. En este día tan especial no olvides hacer como nos dice el salmista: “…Alabad a Jehová, invocad su nombre; Dad a conocer sus obras en los pueblos…” [8]. Recordemos que el Día de Acción de Gracias no es el día del pavo, sino que es el día cuando todo cristiano debe unirse en oración, para reconocer y agradecerle a Dios su amor y misericordia.

[1] Thanksgiving History “From fall feast to national holiday” by: Damon Goldsmith.
[2] Proclamation Establishing Thanksgiving Day October 3, 1863 by: Abraham Lincoln.
[3] Juan 3:16
[4] Diccionario de la Real Academia Española
[5] 2 Crónicas 7:14
[6] 1 Corintios 15:57
[7] 1 Tesalonicenses 5:16-18
[8] Salmos 105:1

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

Para escuchar esta predicación has clic aquí

Publicaciones Similares