Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Texto Biblico: 2 Crónicas 7:14

Para escuchar esta predicación, haga clic aquí.

Anuncios

Introducción

Con solo prestar atención a los acontecimientos recientes, pronto nos damos cuenta de que el caos, producido por la pandemia del coronavirus, o como también se le conoce el covid-19, ha superado a nuestra sociedad. Los gobiernos alrededor del mundo han tomado medidas sin precedentes, en su intento de reducir la velocidad, o evitar la propagación del coronavirus (covid-19) que ha surgido.

Con solo prestar atención a las noticias, no es difícil apreciar que alrededor del mundo, las personas están en un estado de pánico, y muchos viven en incertidumbre. Muchas empresas y negocios han cerrado sus puertas, las escuelas y universidades han cerrado sus puertas, y la educación esta siendo proveída por medios electrónicos. A las personas se les ha pedido que se pongan en cuarentena en sus hogares, y para aquellos que les es imprescindible salir, se les ha pedido que mantengan un distanciamiento social. En otras palabras, que se mantengan a por lo menos seis pie (1.8 metros) de distancia los unos de los otros. 

Los suministros esenciales están volando de los estantes de los supermercados. E incluso, muchas iglesias han descontinuado los servicios debido al pánico que ha afectado al mundo. ¿Han sucedido estas cosas en tu comunidad? ¿Están sucediendo estas cosas en tu país ahora mismo?

Anuncios

¿Un mensaje profético?

En medio de todo este caos debemos preguntarnos, ¿nos está enviando Dios un mensaje profético de las cosas por venir? Digo esto porque como saben, el coronavirus (covid-19) es algo que se originó en China. Estamos hablando de un país que reprime y oprime la fe cristiana. Preguntémonos, ¿le está dando Dios una advertencia a Su pueblo de lo que vendrá cuando le damos la espalda? [1]

Como fieles siervos de Dios, es nuestra responsabilidad predicar la verdad de Dios a las naciones. Como cristianos fieles, debemos tomar estos tiempos de aislamiento, o cuarentena, como le quieran llamar, para intensificar nuestros esfuerzos predicando mensajes de esperanza y paz.

Anuncios

Nosotros somos su pueblo elegido [2], y como cristianos fieles y devotos, no podemos desmayar en medio del caos que ha vencido a las naciones. Debemos y tenemos que aprovechar esta oportunidad para asegurarnos de que Su palabra se escuche en todo el mundo. Especialmente en nuestros hogares.

Lo que el mundo necesita

Cuando tomamos el tiempo de mirar a nuestro alrededor, es decir, nos mantenemos informados de lo que esta sucediendo alrededor del mundo con esta pandemia, no es difícil llegar a la conclusión que lo que este mundo más necesita es un despertar a la verdad de Dios. En otras palabras, el mundo desesperadamente necesita que un avivamiento de la palabra de Dios se derrame sobre todos, y que la humanidad reconozca, y se vuelva a Su creador. Pero la realidad del caso es que este despertar que el mundo necesita tan desesperadamente nunca sucederá, sin que antes suceda en la iglesia.

Lo que la iglesia necesita hacer para combatir el coronavirus (covid-19)

Cuando me refiero a la iglesia, no me estoy refiriendo a alguna congregación en particular, sino que me estoy refiriendo al pueblo de Dios en su totalidad. Así que no quiero que nadie me vaya a mal interpretar. Pero si deseo que todos los cristianos despierten. ¿Por qué digo esto?

Anuncios

Digo esto porque la iglesia ha sido agredida, y en ocasiones invadida y ocupada por los poderes de las tinieblas. Y esto ha producido un concepto erróneo acerca del verdadero significado de un avivamiento. ¿Por qué digo esto? Lo digo porque cuando tomamos a un grupo de creyentes y le preguntamos el significado del avivamiento, la mayoría de ellos responderán que el avivamiento es algo que se aplica al mundo y no necesariamente a la iglesia.

Pero si piensas de esta manera, deseo informarte que estas en muy, pero muy mal camino. Con esto no quiero decir que el mundo no necesite reconocer, y volverse a Dios, sino que les digo que un avivamiento nunca llegara al mundo, sin que antes suceda en la iglesia. Así que este será el tema que estaremos explorando en el día de hoy. En medio de todo este pánico producido por la pandemia, hoy deseo que examinemos lo que significa el avivamiento, y aprendamos las condiciones a cumplir que existen antes de que suceda. Pasemos ahora a la palabra de Dios, hoy estaremos examinando el contenido de 2 Crónicas 7:14.

Trasfondo histórico

Como acostumbro a decir, para poder tener un mejor entendimiento del mensaje que Dios tiene para nosotros en el día de hoy, nos será necesario hacer un breve repaso de historia. El segundo libro de Crónicas nos ofrece una historia tópica del fin del reino unido, es decir, el Reino de Salomón, y del reino de Judá.

Aunque el segundo libro de Crónicas es una continuación del primero, en realidad se concentra más en el reino del sur, (Judá), que en el reino del norte, (Israel). La razón por esto es porque la mayoría de los reyes no habían llegado a la realización, de que apartados de su verdadera misión, como la nación del pacto. Es decir, como el pueblo escogido de Dios para llamar a otras naciones a servir a Jehová, Judá sola no tenía llamado, destino, y ninguna esperanza de ser una gran nación. Solamente todo lo que hicieran de acuerdo a la voluntad de Dios tendría un valor duradero.  Pero la creciente apostasía inevitablemente les condujo al juicio de Dios [3].

Anuncios

Esto es algo que queda bien resumido en las palabras del profeta Hananí cuando fue a hablar con Asá, rey de Judá, según encontramos en 2 Crónicas 16:7-9. Les invito a que lean esos versículos para que entiendan bien el mensaje de Dios para Su pueblo. ¿Por qué les he hecho este recuento?

La razón por la que les he expuesto este breve recuento de historia, es para que lleguemos a la conclusión que el Señor, a través de Su Palabra, nos enseña repetidamente que cuando nos olvidamos de Dios, Él retira sus bendiciones. Pero cuando nos mantenemos fiel y obedientes, el Señor nos entrega la victoria.  Así que manteniendo estos breves detalles históricos en mente, continuemos ahora con nuestro estudio de hoy.