Aunque veamos al injusto prosperar por un tiempo, recordemos que Dios lo juzgará. Aunque veamos al justo en tribulación, recordemos que no será para siempre, y el tiempo de la recompensa de Dios vendrá.

Todo cristiano fiel vera la gloria de Dios, y de esto podemos estar completamente seguros.  Pero les dije previamente, las cosas buenas, y las cosas malas les suceden a todos. Esto es algo que queda mejor ilustrado en las palabras del Señor encontradas en Mateo 5:45 cuando dijo: “para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos.”

Es probable que la situación actual de dos personas sea diferente. También puede ser que mañana la situación cambie de lugar, y quien fuera próspero venga a caer en ruina, y quien estaba en escasez prospere. Pero esto no debe afectar a un cristiano. No debe afectarnos porque las posesiones, o el estado económico y material, no son significativos en lo que realmente importa. Como nos dice el Señor en Marcos 8:36: “Porque ¿qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?

Anuncios

Hermanos, lo que realmente importa no son las posesiones material, y/o las posiciones que podamos alcanzar en la sociedad. Lo que realmente importa es la salvación de nuestra alma.  Es por eso que les digo en esta noche, que lo que define a un verdadero cristiano, es que a pesar de cualquier circunstancia que esté pasando, el verdadero cristiano estará confiando en Dios en todo momento.

Y los que estamos confiados en Dios en todo momento, Él nos considera como especial tesoro [12].  Dios cuida a Sus hijos, y nada que nos pueda causar un daño que nos separe de Su presencia podrá derrotarnos [13].  Repite ahora conmigo: “Ninguna arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se levante contra ti en juicio. Esta es la herencia de los siervos de Jehová, y su salvación de mí vendrá, dijo Jehová.” Recordemos siempre que para los que confían en Dios, todas las cosas nos ayudan para bien [14].

Hermanos, cuando depositamos toda nuestra confianza y fe en Dios, entonces no solo somos especial tesoro, sino que también somos llamados hijos de Dios. Y, ¿qué es lo que un padre hace por sus hijos? Un padre protege a sus hijos, los cuida y vela por ellos. Así es Dios con nosotros, nada nos faltará cuando estamos haciendo Su voluntad.

Por nuestra fe sabemos que las tribulaciones no son eternas. Sabemos, aunque no lo vemos en el momento, que Dios nos dará la salida y nos bendecirá. Debemos tener paciencia y mantener nuestra fe puesta en el Señor para que nuestros ojos vean su gloria. Pensemos en esto brevemente, si tenemos un tesoro lo guardamos y protegemos, así es Dios con sus hijos, su especial tesoro. Dios nos guarda y protege, para que siempre lo tengamos a Él.

Dios nos dice que la prosperidad de los impíos está siendo preparada para el día malo, y en el tiempo que Él designe seremos testigos de la diferencia [15]. En otras palabras, veremos lo que significa seguir a Dios o darle la espalda. Nuestros ojos verán como Dios exalta al humilde, y cómo mira de lejos al altivo [16]. Veremos cómo Él llenará de sobreabundantes bendiciones al justo, y veremos multiplicadas las maldiciones del pecador.

Anuncios

Pero recordemos que el tiempo es de Dios, y no podemos desesperarnos o atribularnos. Al igual que Job, en el tiempo perfecto de Dios veremos cómo las bendiciones empiezan a llegar una tras otra. Veremos cómo son multiplicados los ganados, restituido lo perdido y prosperada nuestra salud. Veremos cómo se llenan nuestros graneros y como nuestra familia es próspera en el nombre del Señor. Y para recibir todas estas bendiciones, Él solo nos pide que tengamos fe, y que confiemos en Él.

Para concluir. Siempre existirán personas (no creyentes, y cristianos que se han apartado), que piensan que su camino es mejor que el camino de Dios, pero esto no debe desalentarnos o robarnos el sueño. Recordemos que nuestra misión no es de convencer a nadie, sino que nuestra misión es predicar la palabra de Dios.

Dios nos envía a predicar Su palabra, y dar a conocer a toda persona el evangelio de Su hijo Jesucristo para que ellos también alcancen la salvación. Recordemos que Dios no obliga a nadie a que le siga. Así que si alguien no recibe ese mensaje de salvación, ese camino que Dios nos muestra a través de Su palabra, y sigue en el suyo, ese no es problema nuestro, ya que nosotros hemos cumplido con nuestra responsabilidad al predicar a Cristo.

Hermanos, a pesar de que puedan existir algunas aparentes injusticias, nuestra fe debe y tiene que ser inmovibles. Recordemos que a Dios no se le escapa nada. El pecado ciertamente recibirá su castigo, y la obediencia a Dios su recompensa. Recordemos siempre que ninguno de nosotros somos capaces de juzgar [17], ya que el único capaz de juzgar es Dios. Solo Dios tiene el control de todas las cosas, y a Su tiempo sabrá emitir la sentencia de cada uno.

Lo único que debe preocuparnos es si cada uno, en forma individual, está conduciendo una vida que agrada a Dios. Reflexionar en nuestra vida es algo que  debemos hacer constantemente; debemos y tenemos que acercarnos al Señor en reflexión interior, para que con Su luz nos permita ver las imperfecciones en nuestra vida, y podamos arrepentirnos de ellas.

Anuncios

Si te encuentras atravesando por una situación difícil en este momento, no te desesperes. Si te encuentras atravesando por una situación difícil en este momento, no te impacientes. Solo confía en Él, y en Su tiempo Él nos bendecirá con toda bendición en el cielo, y también en la tierra.

Nosotros seremos testigos de lo que Dios hará. Si alguien intenta juzgar lo que corresponde a Dios, no hay nada que podamos hacer. Pero le dejamos las cosas a Dios, el resultado es un juicio completamente justo.

Esperemos en Dios un poco de tiempo más, y nuestros ojos verán como prospera nuestra alma, pues ese es Su deseo. Él quiere que seamos prosperados en todo, así como nuestra alma prospera. Esperemos en Dios y veremos la diferencia entre los que desprecian a Dios, y los que confiamos en Él plenamente.

Predicas Cristianas Referencias Bíblicas

[1] Salmos 7:11; 2 Timoteo 4:8
[2] Salmos 23; Jeremías 29:11
[3] Apocalipsis 20:12
[4] Job 1:1-2
[5] Job 2:11
[6] Mateo 25:46; Apocalipsis 20:15
[7] Job 20:22
[8] Job 21:18-20
[9] Romanos 6:23
[10] Proverbios 16:4
[11] Romanos 8:35-39
[12] Malaquías 3:17
[13] Isaías 54:17
[14] Romanos 8:28
[15] Proverbios 29:16
[16] Santiago 4:6; Salmos 138:6; Proverbios 3:34; Mateo 23:12
[17] Mateo 7:4-5

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

El Nuevo Pacto… Predicas Cristianas Escritas

Páginas: 1 2