Como he dicho a través de todo el tiempo que llevo ministrando, el Señor no nos dio una fecha exacta de cuándo sería Su regreso, y todo aquel que trate de decir que sucederá en una fecha determinada es un mentiroso y falso profeta. Y no esto no es algo que yo he inventado, sino que el mismo Señor nos lo dice claramente en Mateo 24:36 cuando leemos: “Pero acerca de aquel día y aquella hora, nadie sabe; ni siquiera los ángeles de los cielos, ni aun el Hijo, sino solo el Padre.” (RVA-2015) ¿Qué es el punto que deseo hacer con esto que les he dicho?

El punto que deseo hacer, es de que a pesar de que Él no nos dio la fecha exacta de Su regreso, Él nos motiva a que entendamos, y que como las cinco vírgenes prudentes estemos preparados para cuando suceda.

Como les dije, yo no pretendo conocer cuando será el regreso del Señor, ni tampoco trato de adivinarlo, pero los acontecimientos mundiales nos demuestran que quizás este tiempo esté más cerca de los que muchos piensan. Así que como fieles cristianos no podemos bajar nuestra guardia, sino que al igual que las cinco vírgenes prudentes, debemos estar atentos y velar. Velar en Su palabra, en Sus mandamientos y en Su voluntad.

Anuncios

Como fieles cristianos, y conocedores de Su palabra, no podemos permitir que los últimos tiempos nos tomen desprevenidos, sino que encuentren a un pueblo preparado para todo. Un pueblo que vele en la palabra de Dios y se prepare noche y día. Un pueblo que esté al pendiente de su Maestro, para poder entrar con Él en Su fiesta celestial.

Algo que siempre debemos tener muy en mente, es que a través de la historia, las señales encontradas en la biblia se han cumplido. ¿Qué significa esto? Esto significa que el Señor puede regresar en cualquier momento para llevarse a Su pueblo [6]. Todos aquellos que hayan creído en Su nombre serán tomados (Rapto).

Pero quienes hayan rechazado Su nombre serán dejados, y los turbulentos tiempos actuales, serán solo una antesala de la gran tribulación que se viene sobre el mundo entero [7]. Pero quienes se hayan ido con el Señor gozaran de Su presencia para siempre. En aquel lugar no habrá más llanto, tristeza, enfermedad, ni dolor [8]. Dios mismo será nuestro sol y en Su luz nos gozaremos [9].

Hermanos, la realidad de todo es que en estos tiempos en los que estamos viviendo no solo existe la muerte física de muchos alrededor del mundo, sino que también existe la muerte espiritual de muchos creyentes. Es por eso que les digo en esta noche, que ahora más que nunca, debemos y tenemos que estar atentos a Su palabra.

En Juan 5:25 encontramos que el Señor nos dice: “De cierto, de cierto les digo que viene la hora, y ahora es, cuando los muertos oirán la voz del Hijo de Dios, y los que oyen vivirán.” (RVA-2015). ¿Por qué nos dice esto el Señor?

Anuncios

El Señor nos dice esto porque como fieles cristianos, tenemos que levantarnos del sueño tan profundo en que hemos caído. Dios quiere que velemos [10], y nos lo repite en Su palabra. El Señor nos llama a estar atentos a Su voz, y a Su llamado. Estamos viviendo durante un momento crucial en la historia, donde las hordas del enemigo están atacando a la iglesia del Señor de una forma muy fuerte. Y les digo en esta noche que es tiempo que la iglesia de Cristo se levante en el poder de Dios.

El enemigo sabe que el tiempo está cercano, y ha aumentado sus ataques para que nadie pueda ser salvo. Y es por eso que como iglesia, tenemos que despertar del sueño tan profundo que hemos caído, levantarnos, y pelear la buena batalla de la fe [11]. Es tiempo de armarse de valor, y pelear esta guerra.

Quitemos de nosotros la pereza, y echemos a un lado nuestras inseguridades y comodidad. No es tiempo de estar cómodos viendo cómo suceden las cosas y nosotros sin actuar. Es tiempo de armarse de valor y pelear. Es tiempo de resplandecer, es tiempo de brillar con la luz de Cristo sobre nosotros. Es tiempo de ser luz a las naciones, y predicar la palabra de verdad por todos los medios posibles.

Hermanos, el tiempo de luchar en contra de los poderes de las tinieblas es ahora. Como nos dice el Salmo 118:24, “Este es el día que hizo el SEÑOR; nos gozaremos y nos alegraremos en él.” (RVA-2015).  Hoy es el día que el Señor ha escogido para que despiertes a la realidad, y comiences a obrar para Dios.

Todos estamos cansados de las situaciones difíciles que se han presentado en el mundo. Todos estamos cansados de las injusticias, malas noticias, enfermedad y muerte. Tal parece que con cada día que pasa las cosas empeoran, en vez de mejorar. Y les digo en esta noche que como cristianos fieles es hora de cansarnos de ver estas cosas suceder, y actuar para que las cosas sean diferentes.

Anuncios

Pero este llamado a la acción no es para hacerlo el año que viene, ni el mes que viene, cuando quizás mejoren las cosas. Este llamado es para ahora, el tiempo de actuar es ahora. Hermanos, las cosas no mejorarán si el pueblo de Dios sigue dormido. No dejes el obrar para Dios para mañana, sino que recuerda lo que nos dice la palabra de Dios en Proverbios 3:28No dejes para mañana la ayuda que puedas dar hoy.” (DHH).

Comienza ahora mismo, levanta ese teléfono y llama a ese hermano o hermana que se encuentra sufriendo. Levanta ese teléfono y llama ahora mismo a ese hermano o hermana que se encuentra débil en su fe. Levanta ese teléfono y llama ahora mismo a ese hermano o hermana que necesita escuchar un mensaje de esperanza y aliento. No dejes nada para mañana, ya que recuerda que el mañana no se le promete a nadie [12].

Presta atención, el tiempo es ahora, en este mismo momento. Este es el tiempo que Dios destino, y nosotros estamos en Él.  En este preciso momento hay necesidad de la palabra de Dios, de una palabra de aliento, de un regalo de fe. No mañana, hoy mismo, es tiempo de orar con fervor. No mañana, hoy mismo, debemos doblar rodillas ante el Señor e interceder por nuestros hermanos y hermanas, las naciones, y los gobernantes de las naciones.

Páginas: 1 2 3