Mañana puede ser demasiado tarde. El día y la hora nadie lo sabe, así que mañana puede ser muy tarde para muchos que no han conocido del Señor. Dios nos llama para que en este mismo momento, en cualquier lugar donde estemos, podamos ser de ayuda a alguien. Rompamos los planes del enemigo, y demos a conocer el nombre de Cristo a toda persona. Anunciemos el evangelio de Cristo, y su mensaje de salvación.

Anuncios

Dios quiere usarnos para que rescatemos a las personas del fuego eterno. Como fieles cristianos, nosotros podemos dar aliento al necesitado. Podemos partir el pan con el hambriento. Podemos, en el nombre del Señor, ser luz a las naciones. Solo debemos despertar, levantarnos y actuar ahora mismo.

Recuerda que el llamado a actuar, predicar, y/o testificar no es solamente para los pastores, ministros, y líderes de las iglesias.  El llamado a actuar es tuyo [13]. Hermano, hermana, no has llegado a esta predicación por casualidad, no estás escuchando o leyendo este mensaje por casualidad. Dios ha escogido este momento y lugar para que despiertes, y actúes.

En muchas ocasiones Dios nos habla, y cerramos nuestros oídos. Pero no podemos permitir que esto suceda, sino que debemos prestar atención. Así que oremos a nuestro Padre celestial, pidiéndole que nos ayude a estar atentos a Su voz y Sus mandamientos.

Anuncios

Recordemos que hay un llamado específico para cada uno. Así como Pablo dio su primer mensaje, dejándole saber a los presentes que la bendición del Espíritu Santo es para todos los que creyeran, así también, en este tiempo, Dios nos dice que el llamado es para los que estén preparados.

No cerremos nuestros oídos espirituales al llamado de Dios, no tengamos miedo del qué dirán, o de la incertidumbre que si podremos o no. Recuerda que Dios quien te está llamando, y Él te dará todas las herramientas necesarias para que Su nombre sea glorificado.

No esperemos para última hora como las cinco vírgenes insensatas, sino que seamos sensibles al llamado de Dios ahora mismo, y actuemos según Él nos indique. Dejemos de ver con nuestros ojos naturales, y comencemos a ver con los ojos espirituales que Dios quiere darnos, para que veamos claramente lo que Él quiere de nosotros.

Anuncios

Para concluir. Este es el tiempo en el que el Señor está buscando obreros para enviarlos a su mies. El llamado que estás escuchando no es para tu vecino. No es para los que están lejos. No es para alguien más preparado, con más recursos o mejor parecido. El llamado que escuchas es para ti.

Dios mismo es quien hace el llamado, y pide que actúes conforme a ese llamado. Despreocúpate de todo, y cumple Su llamado, en el camino Él te dará la fortaleza y las armas necesarias para que pelees. Él te dará los recursos que necesites, pues todo está en Su poder.  No te preocupes si en este momento no lo ves, pero nunca te olvides de que más son los que pelean por nosotros, que los que están en contra de nosotros [14].

No tengas ningún temor de lo que vendrá, solo debes ser valiente, como le pidió Dios a Josué antes de entrar en la Tierra Prometida [15]. Josué sabía a lo que iba, sabía que habría conflicto, que había batallas que pelear, pero Dios le pidió que se esforzara y fuera valiente. Y si Josué hacía esto, Dios mismo estaría con él.

Anuncios

Dios quiere estar a tu lado mientras enfrentes gigantes. Dios quiere ver como en Su nombre conquistas reinos. Dios quiere darte la victoria en todas las cosas, y solo pide que lo pongas a Él primero. Y cuando Él vaya delante, no habrá enemigo que pueda levantarse. No habrá gigante, por más grande que sea, que se pueda mantener en pie.

El llamado es tuyo, y es para ahora. Estate atento a Su voz y actúa inmediatamente. Este es el tiempo que el Señor ha preparado. Se prudente, despiértate de tu sueño y acepta el llamado. Dios te está llamando, y Él estará siempre a tu lado para darte la victoria.

[1] Filipenses 4:6-8
[2] Juan 8:12
[3] Juan 1:5
[4] Juan 14:6
[5] Mateo 24:3-14
[6] 1 Corintios 15:50-52; 1 Tesalonicenses 4:17
[7] Mateo 24:20-22
[8] Apocalipsis 21:4
[9] Apocalipsis 22:5
[10] 1 Pedro 5:8
[11] 1 Timoteo 6:12
[12] Santiago 4:13-14
[13] Hechos 2:39
[14] 2 Reyes 6:16-17
[15] Josué 1:6-7

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

Anuncios

Ministerio El Nuevo Pacto.. Predicas Cristianas