Predicas Cristianas

Para escuchar esta prédica cristiana haga clic: aquí

Para ver esta predicacion cristiana haga clic: aquí

Introducción

Como todos sabemos, existe una guerra entre las cosas que son del espíritu y las cosas que son de la carne [1]. Es una guerra por el alma de la humanidad. Y la realidad es que todos aquellos que sean rescatados del reino material, entrarán a un lugar especial en donde podrán ser felices por la eternidad. Pero quienes permanezcan en la carne y sus frutos, pasarán una eternidad de tormento [2]. 

En esta guerra no se pelea con armas materiales, sino con armas espirituales que Dios nos da [3]. Las batallas son sangrientas, y nuestro enemigo no está jugando. Nuestro enemigo busca destruirnos completamente, y apartarnos de la presencia de Dios. ¿Cómo podemos alcanzar esa victoria que Jesús murió en la cruz para entregarnos? Pasemos ahora a la palabra de Dios para descubrir la respuesta a esta pregunta.

Anuncios

Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe1 Juan 5:4

Hermanos, nuestro enemigo busca derrotarnos espiritualmente, para que no gocemos de la vida que nuestro Señor nos entrego con Su sacrificio en la cruz [4]. Así que, si realmente deseamos tener una vida victoriosa; tener esa vida que Jesús desea entregarnos, entonces como buenos soldados [5] en el ejército de Dios, tenemos que permanecer con nuestro comandante, y estar atentos a Sus ordenes.  Recordemos que: “Ningún soldado en servicio activo se enreda en los negocios de la vida diaria, a fin de poder agradar al que lo reclutó como soldado2 Timoteo 2:4 (LBLA).

La victoria no es una posibilidad

En Dios la victoria no es una opción o posibilidad. En Dios la victoria es una realidad, para Él, y sus hijos. Fijense bien en la primera parte del versículo que estamos examinando hoy. Aquí la palabra nos dice que: “todo lo que es nacido de Dios vence al mundo“.  Dios es quien da la victoria, así que debemos estar seguros que estamos de Su lado, para que el enemigo no pueda vencernos.  Pues ¿quién puede vencer a Dios? No hay nadie que pueda hacerle frente [6].

Los que viven en el mundo presentan argumentos acerca de la existencia de Dios, conducen una vida de pecado, y básicamente predican falsedades y herejías. Pero los cristianos debemos predicar la palabra de Dios. Debemos y tenemos que hablarle a otros acerca de esa vida que obtenemos al estar en Dios.

No podemos temer de lo que puedan pensar o decir de nosotros, sino que tenemos que fortalecernos en Dios, y depositar tida nuestra fe en Él. ¿Por que digo esto? Lo digo porque: “esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe”. Hermanos, la victoria que Dios da es definitiva, sin posibilidad de que el enemigo vuelva a atacar. Así que debemos y tenemos que buscar refugio en Él. Él es nuestra fortaleza y Su poder actúa en nosotros [7].

Anuncios

Abramos nuestro ojos espirituales

Esto me hace recordar de un evento histórico grabado en la biblia acerca del profeta Eliseo y los sirios [8].  Para que entiendan bien lo que les quiero decir, permítanme hacerles un breve recuento de lo que sucedió. Eliseo era un fiel profeta de Dios, y el rey de Siria se encontraba en guerra contra Israel.

Lo que estaba sucediendo es que cada vez que el ejército Sirio trataba de emplear una táctica militar para vencer el ejército israelita, Dios le revelaba todo a Eliseo, y él se lo comunicaba al rey, evitando así derrotas militar.

Debido a esto, el rey de Siria hasta llegó a pensar que algunos de sus propios oficiales eran espías del rey de Israel.  Pero cuando sus oficiales le informaron que lo que estaba sucediendo era porque Eliseo le advertía al rey de Israel, el rey Sirio mando a que lo buscasen y capturaran. Eventualmente ellos encontraron a Eliseo en Dotán, y es aquí donde se pone bien interesante la cosa.

Digo que es aquí donde se pone interesante la cosa, porque Dotán, (ciudad donde se encontraba Eliseo), fue rodeado por el ejército enviado por el rey de Siria para prenderle. Y el siervo de Eliseo al ver la gran cantidad de soldados que rodeaban la ciudad tuvo miedo. Sin embargo, Eliseo se mantuvo tranquilo. 

¿Por qué pudo Eliseo mantenerse tranquilo en medio de esta grave situación? Hermanos la respuesta a esta pregunta es simple. El profeta pudo mantenerse tranquilo, porque él estaba completamente confiado en Dios, y él no estaba viendo las cosas por sus ojos naturales, sino que las veía con sus ojos espirituales.

Anuncios

Eliseo no estaba viendo al ejército invasor de  Siria, sino que veía al ejército celestial de Dios que los rodeaba. Hermanos, cuando estamos del lado de Dios, entonces no importa la situación, o circunstancia en que nos podamos encontrar. Cuando estamos del lado de Dios, podemos estar tranquilos como el profeta, ya que sabemos que para Dios todo es posible [9]. 

Hermanos, Dios puede abrir el mar [10], detener el sol [11], resucitar muertos [12], hacer vivir los huesos secos [13]. Dios puede alimentar a miles con solo unos panes y peces [14], y puede darnos la victoria en todo momento y todo lugar. Para nuestro Padre no hay nada imposible, absolutamente nada. 

Al encontrarse rodeado por un gran ejército las palabras de Eliseo fueron: “No tengas miedo, porque más son los que están con nosotros que los que están con ellos.” Porque Eliseo se mantuvo fiel a Dios, Él envió guerreros alrededor del profeta para que lo defendiese.

Páginas: 1 2