Así que cuando te encuentres atravesando por situaciones difíciles, cuando te encuentres en algún tipo de situación que te roba tu paz, y que busca derrotar tu fe, recuerda que más son los que Dios puede enviar a defendernos que los que el enemigo envía. Más y más poderosos son los ejércitos del Dios vivo. Dios puede enviar terremotos, plagas, ángeles y cualquier cosa para defender a Su pueblo.

Es por eso que debemos estar siempre cerca de Él. Sus recursos son para siempre. Cuando Jesus fue capturado, uno de los discípulos intentó defenderlo, pero Jesús se lo impidió y le dijo al discípulo que si  Él quisiera había legiones defendiendole, pero era necesario que así pasara. Hermanos, Dios tiene todos los recursos a Su disposición, son para Él y para los que están con Dios.

Para concluir

Seamos valientes y prediquemos la palabra de Dios. No tengamos miedo del enemigo, sino que recordemos que somos más que vencedores en Cristo [15]. Así como se le pidió a Josué que fuera valiente, y que enfrentara a naciones más grandes y poderosas que ellos. Debemos ser valientes y a nada tenerle miedo.

Anuncios

A lo único que debemos temer es a fallarle a Dios. Es lo único sobre lo cual debemos tener terror de hacer. Pues Dios es quien da la victoria, y si le fallamos no podremos vencer. Recordemos que Dios es santo, y no está con los pecadores.

Entre muchos de los eventos históricos encontrado en la biblia, encontramos que llegó un momento cuando el pueblo de Israel peleó en contra de los Amacelitas, y que Moisés en un monte mantenía sus manos arriba. “Y sucedía que cuando alzaba Moisés su mano, Israel prevalecía“. Pero que cuando Moisés bajaba sus manos, debido al cansancio, Amalec prevalecía.

En otras palabras, el pueblo de Israel comenzaba a perder la batalla [16]. ¿Qué les estoy diciendo con esto? Lo que les estoy diciendo, es que para ser vencedores tenemos que mantener nuestra vida elevada a Dios.

Ni la muerte puede dañarnos más, pues si vivimos, para Dios vivimos, y si morimos, para Dios morimos [17]. Al morir estando en obediencia a Dios inmediatamente somos llamados a Su presencia. Entonces somos galardonados con la vida eterna. No hay forma en el que la muerte sea una derrota para aquellos que hemos creído en Jesucristo.

Si hemos nacido de nuevo podemos vencer al mundo. Podemos vencer las doctrinas de maldad que buscan alejar a los hombres de Dios. Podemos vencer los huestes de maldad que buscan condenar a la humanidad. Podemos vencer todo esto en el nombre de Dios.

Anuncios

Él ya nos dio la victoria, permanezcamos a Su lado manteniendo nuestra fe hasta el final. Esa fe en Dios es la que vence al mundo entero. Mantengamos esa fe en el Dios vivo, en el Dios Todopoderoso, en nuestro rey y Dios. Si nacimos de Dios somos más que vencedores. 

[1] Santiago 4:4
[2] 2 Tesalonicenses 1:7-9
[3] Efesios 6:10-20
[4] Juan 10:9-11
[5] 2 Timoteo 2:3
[6] Filipenses 2:9-11
[7] 2 Samuel 22:3
[8] 2 Reyes 6:8-23
[9] Mateo 19:26; Marcos 10:27
[10] Éxodo 14:21
[11] Josué 10:13
[12] Mateo 27:50-52; Lucas 8:40-56; 7:11-17; Juan 11:17-44
[13] Ezequiel 37:1-10
[14] Mateo 14:13-21; Marcos 6:30-44; Lucas 9:10-17; Juan 6:1-14
[15] Romanos 8:37
[16] Éxodo 17:10-13
[17] Romanos 14:8-10

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

El Nuevo Pacto.. Predicas Cristianas